AnálisisPrincipal

Muñoz Ledo (El Santo) Vence Por Descalificación Al ( Cavernario) Fernández Noroña En San Lázaro

Por: Oscar R. Castañeda Montemayor.

No obstante esta época que ya dejo históricamente registrado un cambio profundo en la acción democrática de los mexicanos, no pueden los principales actores políticos congresistas traicionar su naturaleza primaria, la real. El protagonismo y la emboscada oportunista afloraron en su máxima expresión.

Los leones mas jóvenes se ven tentados a arrebatarle el mando o vencer al gran león líder de la manada. La experiencia se impuso esta vez apabullantemente, la manada respaldo unanimente al macho alfa y acabaron con los rugidos del retador.

Desgraciadamente los políticos que aun sobreviven en el poder siguen insistiendo en hacer un show de la política, sea pues entonces narrare el primer espectáculo vergonzoso del estreno de la nueva legislatura nacional.

El poder Legislativo había anunciado para inaugurar la recientemente formada nueva promotora de representación social a su primer espectáculo: La primera sesión ordinaria de la 64 legislatura.

Para Despedir al mas odiado de la lucha del poder Enrique (El Copetes) Peña Nieto (Sexto Informe De Desgobierno)

Ante un lleno total de La arena México (San Lázaro) el ambiente de especulación crecía y la emoción provocada por el «Encuentro» y la enorme incógnita del resultado (Contenido del Sexto y Ultimo Informe De Gobierno del Presidente Peña Nieto ) envolvían el ambiente, clamaban por que comenzara el show ( La primera sesión ordinaria).

De pronto se escucha la melodía insignia del grupo Afrika (Una libertad extravagante de su servidor para enriquecer la narrativa en contexto): Música (recuérdenla imaginariamente) y letra:

La arena estaba de bote en bote la gente loca de la emoción

en el ring luchaban los cuatro rudos, ídolos de la afición.

El santo, el cavernario, blue demon y el bulldog.

Y la gente comenzaba a gritar se sentía enardecida sin cesar.

Metele la wilson, metele la nelson, la quebradora y el tira buzón,

quitale el candado, picale los ojos, jalale los pelos, sacalo del ring.

Metele la wilson, metele la nelson, la quebradora y el tira buzón, quitale el candado, picale los ojos, jalale los pelos, sacalo del ring.

Se llego el momento esperado, el anuncio al respetable publico a presenciar el evento especial, todos se sentaron en sus butacas (Curules) y escucharon el anuncio oficial, presentados los estrellas y conociendo las reglas ( suposición) el la presentación dio comienzo…

En dos ocasiones, El Cavernario Fernández Noroña utilizó el micrófono del cuadrilátero (la tribuna» para «arrebatar» la palabra, que tenía la «anunciadora»( secretaria de la Mesa Directiva, Ana Gabriela Guevara Espinoza) a la cual no le dio chance de correr, por lo que El santo Muñoz Ledo Ídolo de la AA intento devolverle el uso de la palabra a la dama pero lo ataca y el cavernario y entonces El Santo ordenó que se le quitara el sonido al Microfono con que lo estaba golpeando, Muñoz Ledo le recordó (acusó) a Fernández Noroña de faltarle el respeto y golpearlo por la espalda (agredirlo físicamente durante un evento en Palacio Nacional), y le recordó que el Ídolo de la Afición Representativa (presidente de la Mesa Directiva) – o sea…El, no puede ser invocado por alusiones personales. Cavernario Noroña lo  faulea (contesta que el señalamiento era una mentira) y exigió de nuevo el uso de la palabra (que le aplicaran la cuenta de tres y le dieran el triunfo de la lucha), ignorando los llamados a que se mantuviera en su esquina (curul). El Santo reclama y afirma que fue faul y se le descalifique (Usted fue el agresor. No le voy a conceder el uso de la palabra. No permitiremos que ganes con trampas (que usted ponga desorden en este Congreso”) y se dirigió a la multitud pidiéndoles que ellos decidieran si fue faul , si le daban el gane o lo descalificaban por golpe prohibido a El Cavernario (Muñoz Ledo pidió al pleno decidir a través de votación con mano alzada si le daban la palabra al diputado Fernández Noroña, lo que fue rechazado con una mayoría abrumadora).

Pero vean y escuchen mejor

 

jcp

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar