CDMX para Tamaulipas

Y la Seguridad en la ciudad ¿Cuando?

Por: Esperanza Barajas

El principal problema de la Ciudad de México es la inseguridad, sin embargo, la próxima jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sigue guardando los nombres de quienes serán los responsables de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia (PGJCDMX). En el interior de Morena, el comentario es que aún no tiene cuadros ideales para esa responsabilidad.

Durante la campaña, Sheinbaum Pardo fue demoledora en sus críticas hacia el gobierno perredista de la capital del país, por haber perdido el control de la seguridad; pero una vez declarada jefa de Gobierno electa, evade hacer compromisos concretos en la materia y deja a la deriva el cuándo podrían definir a los responsables de este tema tan importante.

Hasta el momento, la propuesta de seguridad del próximo gobierno se pule en el papel, hay un documento denominado Gobierno, Seguridad y Justicia, que para el combate a la delincuencia, considera una fórmula con tres factores: modelo de seguridad + territorio + modelo policial.

Su modelo pasa por los siguientes factores: fortalecimiento institucional, reducción de la incidencia delictiva, desintegración de grupos delictivos y promoción de valores cívicos. Suena lógico, pero esa argumentación falta aterrizarla en la realidad.

La organización que se propone el gobierno morenista partirá de gabinetes de seguridad centrales, coordinaciones territoriales, policía de proximidad, ubicación de zonas por incidencia y una coordinación de protocolos de información.

Dentro de Morena comentan que la ruta no es nada sencilla, porque Claudia Sheinbaum se ha inclinado por perfiles académicos para integrar su gabinete, pocos son los cuadros políticos como Rosa Icela Rodríguez y Alfonso Suárez del Real; no pueden ser los responsables de la seguridad personajes de cubículo, pero también saben que los conocedores cercanos tienen una historia y expedientes abiertos.

A diferencia de lo que ocurre en el terreno federal, a Alfonso Durazo se le dio un margen para que se preparara, le acercaron expertos y documentos, aún así ha salido mal librado de los foros de seguridad con los familiares de las víctimas. Entonces, no se ve nada fácil el escenario con tan poco tiempo de preparación.

A pesar de que hay mesas de transición para el cambio de gobierno en las instalaciones del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el tema de la seguridad sigue en el limbo. Nadie del equipo de Claudia Sheinbaum se ha acercado a la Secretaría de Seguridad Pública o a la Procuraduría capitalina para ver los temas de entrega–recepción, como sí lo están haciendo en otras dependencias.

Mientras el tema de la delincuencia en las calles, en el transporte público, en los vehículos privados, comercios y restaurantes vive un incremento descomunal, ahora asaltos, balaceras y ajusticiamientos se están volviendo algo cotidiano.

El rostro de la Ciudad de México se está modificando.

Fuente: El Heraldo de Mexico

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar