´Llueve´ muerte: ocho abatidos

Comparte esta noticia:
  • 53
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    53
    Shares

Tras la tregua de la narcoguerra el martes por la tromba que azotó Reynosa, este miércoles de nuevo “llovió” plomo, sangre…y muerte.

Por lo menos tres balaceras y persecuciones dejaron ocho muertos y por lo menos una persona herida de gravedad.

Poco antes de las 16:00 horas en el boulevard Oriente, una balacera y enfrentamiento se extendió por las colonia Las Delicias, Revolución Verde, Azteca y terminó en el cruce del boulevard Naranjos y la calle Panuco, de la colonia Petrolera.

Seis personas sin vida quedaron ahí, confirmó una fuente oficial, y el herido de gravedad, a quien paramédicos de la Cruz Roja lo llevaron al Hospital General donde sería intervenido quirúrgicamente.

Sujetos armados habían realizado un ataque a balazos contra elementos de la Policía Ministerial. En el cruce de las calles Espuelas del Ferrocarril y Reforma Urbana, de la colonia Revolución Verde, policías federales aseguraron de un vehículo Buick, negro, de reciente modelo, abandonado por los sicarios.

Agentes Investigadores acompañados de Peritos Criminólogos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, en calles de la colonia Petrolera realizaron las pesquisas y recolectaron indicios.

Personal del Servicio Médico Forense levantó los cuerpos y los llevó a sus instalaciones para realizarles la autopsia de ley.

Horas antes, elementos de la Policía Estatal Acreditable inició en las colonias San José y Los Muros la persecución de por lo menos tres individuos armados quienes viajaban en un automóvil Jetta, blanco, con placas texanas, la cual concluyó con uno de los delincuentes muerto y dos detenidos.

El intenso intercambio de balazos alarmó a los habitantes de un amplio sector del lado suroeste del Municipio.

Los sospechosos atravesaron un área verde, llevándose de encuentro árboles y plantas de ornato. Sólo pudieron avanzar unos 40 metros por la privada Villas de San Diego, en la colonia San José, porque el automóvil se impactó contra uno de los muros de un domicilio.

Los ocupantes del vehículo pudieron salir apresuradamente, pero sólo para morir uno y quedar arrestados los otros dos.

El área fue “tomada” por Fuerza Tamaulipas, policías ministeriales (investigadores y operativos), federales, elementos del Ejército y de la Marina.

Los vecinos se refugiaronn sus domicilios hasta que, horas después, desalojaron el área, tras concluir las diligencias y el levantamiento del cadáver, evidencias y vehículo siniestrado.

No hubo víctimas colaterales, pero sí  incertidumbre, zozobra entre habitantes, quienes desde el interior de sus domicilios escuchaban el tableteo de metralletas.

A las 11:30 horas,  al fondo del bulevar Prolongación Loma Real, con calle Colina de los Robles, se había registrado la primera batalla y baja.

Policías federales abatieron a un sujeto armado y aseguraron al menos seis vehículos, entre ellas uno blindado y armamento, en una brecha al fondo de la colonia Loma Real.

Las autoridades dijeron que fuerzas federales atendieron un llamado que reportó gente armada y que al llegar fueron agredidos a balazos por sicarios a bordo de camionetas.

Los oficiales respondieron y se registró una persecución y balacera la cual se extendió para unas brechas al norte de la colonia Loma Real.

Uno de los delincuentes perdió la vida a bordo de una camioneta Dodge Durango, color negro, la cual terminó volcándose en la persecución.

Las autoridades aseguraron una Chevrolet Silverado, blindada, doble cabina, modelo reciente, la cual terminó atascada y abandonada en un charco de lodo.

La Policía Federal aseguró una camioneta tipo Cadillac, color negro y una Ford Expedition, color blanco.

También otras dos unidades, además de armamento y otros objetos ilícitos.

Tras la persecución y balacera quedaron cientos de cartucho percutidos regados entre las brechas.

El sitio fue vigilado desde el aire por dos helicópteros de las fuerzas federales y por tierra por decenas de patrullas de distintas corporaciones policiales.

Algunas personas sospechosas fueron revisadas por efectivos de la Marina y Policía Estatal cuando trataban de salir del sector a bordo de sus automóviles.

Seis grúas de empresas privadas llegaron y se presume que eran para remolcar los vehículos asegurados.

 

 

 

ANTONIO RAMÍREZ