Principal

LA SANGRIA DEL PAN; ¿CUANTOS SE FUERON, CUANTOS SE AGREGARON?

Comparte esta noticia:
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

La adrenalina por la candidatura de Ricardo Anaya como abanderado del Frente por México -que incluye al PAN, al PRD y a Movimiento Ciudadano- creó una neblina que está generando una profunda ceguera azul.

Una pregunta lo define todo: ¿Cuántos panistas de los grandes ya le renunciaron al partido y se fueron a buscar mejores horizontes políticos en otros partidos o como independientes?

O quizás la mejor pregunta deba ser: ¿Cuántos personajes de otros partidos decidieron cambiarse al PAN? Ninguno.

La fuga de Germán Martínez, quien fuera secretario de la Función Pública y presidente nacional del PAN en el sexenio de Felipe Calderón, es el más reciente episodio de la hemorragia azul.

Sin que alguien se lo esperara, ni con un aviso alertando que renunciaba al PAN, el ex dirigente aparece ya como candidato de Morena en la lista de plurinominales al Senado.

Y Roberto Gil Zuarth, el presidente de la mesa directiva del Senado, ex secretario particular de Felipe Calderón y coordinador de la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota, anuncia que deja el escaño panista, inconforme por lo que considera manipulaciones de la dirigencia partido.

Martínez y Gil Zuarth son solo los dos más recientes y emblemáticos casos de una fallida estrategia de Anaya, a quienes sus detractores consideran un manipulador, falto de palabra y traidor.

Vicente Fox y Felipe Calderón, los dos expresidentes azules, no lo apoyan. Ya lo declararon. Van a apoyar con José Antonio Meade…

Margarita Zavala, la que le disputaba la candidatura presidencial a Anaya, busca las últimas firmas para garantizar su candidatura independiente…

Tres presidentes nacionales de Acción Nacional -Felipe Calderón, Manuel Espino y Germán Martínez- ya le dieron la espalda y los últimos dos ya se aquerenciaron en Morena.

Javier Lozano Alarcón, quien fuera el secretario de Comunicaciones y Transportes en el gobierno calderonista, ya está entre los estrategas y voceros del candidato priista Meade.

Gabriela Cuevas, considerada uno de los jóvenes rostros con más futuro dentro del PAN, también ya despacha con Andrés Manuel y va con Morena por una diputación plurinominal.

Y otra senadora, Luisa María Calderón, mejor conocida como La Cocoa, también dejó atrás sus más de 40 años de militancia panista para salir a buscar una candidatura independiente.

Ni qué decir del último discurso de Javier Corral que tantas pasiones despertó, y en el que el gobernador de Chihuahua censuró severamente el liderazgo de Anaya, aunque al final del día acabó sentado negociando con él. Y al igual que con el Gobierno Federal, ya está limando asperezas.

Y de ahí para adelante, se ensancha la catarata de exiliados, conversos o adversos, que prefieren solos o con alguien más, antes que hacerle el juego del candidato presidencial del Frente por México.

Por eso no hay que echar demasiadas campanas al vuelo con el segundo lugar de Anaya en las encuestas. Porque hay quienes advierten que si no se cuida, su ascenso podría estar prendido con alfileres.

Si por su inteligencia, astucia y tozudez le arrebató a Gustavo Madero el partido, provocando una sangría de militantes clave que crece día con día, ¿podrá el Joven Maravilla mantener la cohesión en el Frente Ciudadano?

Dante Delgado y Alejandra Barrales serán los sinodales de esa prueba de fuego. Por lo pronto la canción tema del Frente Ciudadano no es de cuño azul…. es naranja. Nana nananá.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar