CASO NIÑO AZTECA REFUERZAN HIPÓTESIS DE AHORCAMIENTO

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas continúa investigando el caso de un niño de seis años que en circunstancias hasta el momento no claras murió en su casa con unas cintas para zapato amarradas al cuello.

“La investigación se toma como base las declaraciones de la madre porque ella lo encontró muerto”, dijo Alberto Rodríguez, responsable del Grupo Coordinación Tamaulipas.

“Las Periciales que se han llevado hasta el momento indican que el menor de 6 años falleció por Cianosis” (coloración azulada en la piel debido a la falta de oxígeno en la sangre).

Y agregó: “ésta pudo ser causada por el ahorcamiento con unas cintas (agujetas) para calzado”.

Rodríguez descartó que el cuerpo del niño presentara alguna otra lesión que los llevara reaformular la hipótesis de su muerte.

“No hay indicios de alguna otra lesión más que los surcos causados por las cintas (agujetas)”.

“El ahorcamiento causó la Cianosis. La investigación está abierta, no se puede adelantar ninguna conjetura hasta no reunir más elementos que se están analizando”, aseguró.

Dijo que aparte de la autopsia la policía también está realizando investigaciones sobre el entorno familiar que el niño tenía”.

La mamá ha dado las declaraciones de que ella le dio unas agujetas y que después salió a hacer una compra a la tienda. Cuando regresó lo encontró tirado en el cuarto sin vida.

El caso que ha llamado la atención a la ciudadanía ocurrió el miércoles en la mañana en la colonia Azteca.

La dama había llegado a Ciudad Victoria, procedente de Reynosa, donde labora y su intención era visitar a su hijo (el ahora occiso).

Según las primeras investigaciones el niño estaba viviendo con su padre tras el divorcio de los adultos.

Ya en una ocasión su mamá le había manifestado su deseo de llevárselo a su lado pero éste se negaba.

El miércoles lo invitó a la tienda de abarrotes que hay a una cuadra de la casa a lo que el menor se rehusó.

Antes de que marchara le pidió que le diera unas agujetas para zapato ya que tenía la idea de amarrar un juguete y divertirse con él.

Luego de 15 minutos la señora regresó encontrando a su hijo sin vida y con las agujetas amarradas al cuello.

 

 

ALFREDO PEÑA

Deja un comentario