DOBLE TAREA DE PEPE SUAREZ EN LA UAT

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

*El autor es Premio Nacional de Periodismo 2016

El líder magisterial Rigoberto Guevara Vázquez está en la obligación de atender las quejas y demandas de los maestros jubilados quienes de alguna manera se sienten manipulados (y hasta engañados) con las frecuentes promesas relativas al pago del retroactivo que abarca varios años. Ahora mismo se muestran confundidos toda vez que además de no recibir el dichoso pago nadie les informa al respecto. Recordad que antes de las vacaciones el asunto se publicitó como un “triunfo sindicalista”. Lo malo es que en el SNTE las vacaciones siguen pero alguien debe avisar a Rigo de lo que sucede…en fin.

¿Toca al Ine?
Tras los problemas hacia el interior del IETAM algunos partidos solicitan al INE se haga cargo del proceso en Tamaulipas lo cual sería remoto, siempre y cuando bajen de tono las presiones que al parecer provienen de las dirigencias nacionales del PRI, PT y MORENA

Ya sabéis que ahora mismo Tania Gisela Contreras ocupa el lugar de Jesús Eduardo Hernández Anguiano en la presidencia del IETAM y aunque no lo será por mucho tiempo es de esperar que las aguas se calmen cuando sea preciso nombrar al sustituto definitivo (que ha de ser en febrero) para enfilar hacia las elecciones del primero de julio.

Lo cierto es que existe inquietud por lo que pueda suceder en julio y esto lo ratifica el INE y la Fepade (Fiscalía Especializada Para Delitos Electorales), al incluir a Tamaulipas en zona de riesgo al lado de Guerrero, Michoacán y Veracruz. La alerta tiene que ver con la inseguridad para votantes y candidatos pero se entiende que la misma puede tener diversos orígenes e intereses…incluso provocaciones cuando así convenga a tal o cual partido.

Lo ideal es que no suceda nada que no sea producto del libre ejercicio del voto pero a como se las gastan los políticos no creemos que su condición humana cambie y menos cuando está en juego el poder que por estos andurriales es un asunto de supervivencia más que de honor.

En el caso del tricolor ni como ignorar que se enfrenta a una situación inédita al presentarse como oposición en un escenario hostil como reflejo de la errática política social y económica del gobierno federal. Agreguemos que en esta ocasión no cuenta con los recursos ni los apoyos de otros tiempos por lo que se augura dificultades para
obtener triunfos importantes.

En el PRI estatal solo queda una burocracia sin iniciativa ni interés real por rescatar espacios y por consecuencia sin capacidad de movilización. En estas circunstancias el PRI pasó a ser forjador de sus propios fracasos. Y ni modo que sea invento.

Mientras tanto y de acuerdo a las evidencias, el IETAM se convierte en “la joya de la corona” por todo lo que significaría en el transcurso del proceso ya en marcha, sin embargo ojo, que la confrontación de los grupos locales podría originar la intervención del INE…improbable hasta ahora pero no ajena si las condiciones lo ameritan, digo yo.

Huellas en la UAT
Es público que en la UAT hay nueva autoridad en la persona del ingeniero José Andrés Suárez Fernández, mismo al que tocará modelar la institución acorde a las nuevas perspectivas sociales y políticas de la entidad.

Esto es una realidad, otra es la necesidad de responder a la demanda de una juventud que en Tamaulipas no puede esperar más…doble tarea que ha de permanecer abierta y transparente al juicio de la sociedad civil.

No puede ser de otra manera cuando la república se inquieta y convulsiona ante la posibilidad de un cambio drástico en la forma y manera de concebir y ejercer el poder. En este sentido la UAT no debe quedar al margen.

No será fácil para Pepe Suárez si entendemos que la máxima casa de estudios aun conserva rasgos, evidencias, incluso cicatrices producidas durante su peregrinar por lograr identidad y fuerza que le otorgue calidad moral.

La misión del nuevo rector inicia en la institución de la que siendo auténtico patrimonio social, siempre se espera mucho más.

De manera que Pepe Suárez habrá de borrar huellas y viejas cicatrices que en ocasiones enrarecieron la obligación principal de nuestra universidad. Esperamos que así sea por el bien de Tamaulipas.

Y hasta la próxima.