Asesinatos en 2017 marcan a Reynosa

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El año 2017, por fenecer, fue para Reynosa uno de los más difíciles por la serie de eventos sangrientos que se generaron y que dejaron centenas de muertos y numerosas familias enlutadas.

Cualquier estadística que se presente resultará alejada de  la realidad que se vivió en una de  las ciudades más importantes de la frontera norte del País.

Por su posición geográfica Reynosa es una de las zonas más peleadas por los cárteles de las drogas y se ha convertido en zona de guerra; el registro de enfrentamientos y ejecuciones en el año llegaron a ser el tema de mayor frecuencia en redes sociales de internet y en la prensa.

Las autoridades no tienen una estadística confiable de los saldos de la lucha que han desatado contra el crimen organizado, como tampoco tienen cifra exacta de las vidas que ha costado las luchas intestinas por el control de “la plaza”.

Y sólo han registrado a los muertos que han tenido a la vista, más no los que sus paraderos aún son un enigma.

Las autoridades de todos los  niveles de gobierno trataon de garantizar la seguridad y reducir la violencia en las calles; llevaron a cabo persecuciones y con frecuencia se enfrentaron con miembros de los grupos delincuenciales, dando origen a batallas tanto en el área urbana, como en la rural; en carreteras, brechas y caminos vecinales.

Los grupos en pugna se enfrascaron en una lucha interna en las que las formas por tratar de ganar supremacía en el terreno en disputa, fueron desde las ejecuciones a tiros, y el destazar y calcinar los cuerpos de sus enemigos.

 

 

 

 

ANTONIO RAMÍREZ