VIRAL

¡CUIDADO! LOS «FEAK NEWS» O PORTALES FALSOS DE NOTICIAS INVADEN REDES SOCIALES

Alberto Carrazco

“Corea del Norte acaba de lanzar misiles contra Estados Unidos”, “Una niña de nombre Frida Sofía se encuentra bajo los escombros de la escuela Rebsamen”; ¿Que tienen en común estas publicaciones?, son “Fake News” que llegan a permearse entre la opinión pública como si fuera verídica, y se ha convertido en una problemática que ya jugó un papel destacado durante el sismo del 19 de septiembre en México, el referéndum del Brexit o en las elecciones presidenciales francesas y han vuelto a cobrar protagonismo en la crisis catalana.

Nuevo Laredo no es ajeno a esta problemática, pues tanto de personajes políticos como de diversos organismos existen cuentas de Facebook falsas que simulan dar comunicados o posturas controversiales con presumibles intenciones de generar fricciones políticas.

Fake News no es un término nuevo, se atribuía a portales que parodiaban noticias como el caso de El Deforma en México y otros tantos a nivel nacional e internacional, pero cobró una particular relevancia a raíz de las elecciones presidenciales estadounidenses donde el actual mandatario norteamericano Donald Trump comenzó a calificar a diversas agencias y/o portales noticiosas con esa terminología.

Recientemente el mismo Trump aseguró haber declinado el reconocimiento de “Persona del Año” de la prestigiada revista Time, la cual negó en sus cuentas oficiales haberlo considerado.

Algunos factores que contribuyen de forma negativa a la problemática son las cuentas falsas que se le atribuyen a reconocidos periodistas.

El distintivo logotipo azul de una ‘palomita’ en Facebook es el certificado de que la identidad de los periodistas o personajes en cuestión ha sido corroborada, por lo tanto son sus cuentas oficiales y son responsables de los contenidos que publican, tomando en cuenta que su prestigio los avala, y en su defecto es necesario considerar la cantidad de seguidores que dicha cuenta pueda tener, aunque no hay que tomar ese dato como una garantía.

Durante el sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre, las Fake News cobraron mucha fuerza pues aprovechando el pánico generalizado, la buena voluntad de ayudar y otros factores, la desinformación se volvió un grave problema a nivel nacional al grado de que diversas instituciones debieron realizar campañas en todos los medios para alertar sobre las noticias falsas y educar sobre la forma de detectarlas.

“La ONU predice un sismo de 10.5 grados” fue una de las noticias que se viralizaron con gran fuerza, como reacción a ello, la cuenta oficial de la ONU Noticias México publicó: “¡Atención! NADIE puede predecir un terremoto. La alerta que la ONU predijo otro fuerte temblor en México es FALSA. ¡No la propagues!”, reveló.

En algunos portales se informó que los rescatistas nipones se habían ido de la Ciudad de México por recibir malos tratos del gobierno mexicano, esto fue desmentido por la Embajada de Japón en México, que en twitter informó que la brigada seguía trabajando en los edificios derrumbados.

RECOMENDACIONES

Investigaciones de The New York Times y Poynter recomendaron a los cibernautas comprobar la veracidad de la información mediante los siguientes métodos:

Investigar el dominio

Los portales de Fake News son creados con la intención de confundirse con los verdaderos, pues tienen usualmente nombres realistas, que por fortuna ya han sido señalados como falsos. Al buscar el nombre en Google se puede detectar rápidamente si este sitio ya fue tachado de “Fake”.

Corroborar la dirección web

Conocido también como el URL, su explorador de internet debe detectar cuando el portal sea sospechoso, es decir, cuando tenga una terminación aparte, además del usual “.com”. Un claro ejemplo internacional es abcnews.com, que representa la versión correcta, mientras que la versión cuestionable por las agencias noticiosas antes mencionadas es abcnews.go.com.

Desconfiar de demasiados anuncios

Si el portal de noticias tiene demasiados anuncios publicitarios, es decir, pop-ups o banners intermitentes, el sitio podrá no ser “Fake News”, pero no es un sitio de información seria, ya que los propietarios del sitio web buscan tener ganancias de la publicidad.

Fechas de publicación

Una agencia o portal de noticioso genera información minuto a minuto, por el contrario los Fake News publican información atrasada en días y en ocasiones hasta años, usualmente información sensacionalista.

Fuentes

Es importante encontrar los hipervínculos de la nota o información que se lee, pues si carece de fuentes, es probable que la información sea ficticia.

Verificar el registro del dominio

Algunos buscadores están diseñados específicamente para detectar la procedencia del portal. Sitios como who.is y whois.icann.org tienen la opción de brindar fechas de creación y registro de los portales ingresando la dirección. Si la información indica que este es de reciente creación, puede ser Fake News que surge a raíz de algún evento noticioso.

Pistas alternas

Estos sitios usan logotipos y diseños muy similares a las originales para engañar y atraer lectores. Lo recomendable es revisar cuidadosamente estos aspectos y tratar de encontrar un diseño deficiente o imágenes borrosas, porque en ocasiones las Fake News usan logotipos que se asemejan, pero al final son falsos.

Encontrar los marcadores de los sitios de noticias establecidos

Cuando un portal noticioso no ostenta este aspecto, su información puede ser sospechosa.

Concordancia

En este punto es vital corroborar si el título coincide con el texto, pues es común que cibernautas compartan artículos sin leerlos, este es un nicho que aprovechan los creadores de Fake News quienes se enfocan en crear cabezas llamativas, e inclusive imágen con diseño, pero información poco convincente.

“Googlear” la imágen

Una opción recomendable consiste en copiar la dirección URL buscar Google imágenes y realizar una nueva búsqueda.

En caso de que esta sea una imagen atrasada o manipulada de alguna manera, los resultados de la búsqueda mostrarán todos los sitios de donde proviene la imagen.

Finalmente, cuando el portal contiene información de cierto país, pero su servidor indica la procedencia de naciones considerados paraísos fiscales como las Islas Caimán, Macedonia, entre otras, hay una razón más para dudar de su veracidad. Con información de The New York Times, Poynter y Merca2.0

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar