YARRINGTON PODRIA ENFRENTAR JUICIO BAJO ARRESTO DOMICILIARIO EN ITALIA.

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

FLORENCIA, Italia (apro).- El tribunal de Apelaciones de Florencia ha suspendido este martes alrededor de las 10:25 horas —horario local, 3:25 de la madrugada en México— el procedimiento judicial sobre la extradición de Tomás Yarrington, el exgobernador de Tamaulipas capturado en abril en un operativo realizado por las autoridades italianas y estadunidenses.

La siguiente audiencia fijada por la Sección Primera Penal, encargada del caso, se celebrará el próximo 21 de septiembre, que será cuando el procedimiento contra el antiguo político mexicano volverá a discutirse.

La Corte ha tomado la decisión después de que la defensa presentara la semana pasada un alegato de más de 50 páginas y alrededor de 100 documentos para exculpar a Yarrington de los cargos en los que se basan las peticiones de extradición presentadas por México y Estados Unidos.

“La representante de la Procuraduría General (de Florencia, Luciana Singlitico) pidió un aplazamiento para analizar con mayor atención nuestra documentación”, ha indicado el italiano Luca Marafioti, el abogado jefe de la defensa.

Como adelantó Proceso en su edición en circulación, en los alegatos de la defensa presentados ante el tribunal florentino, los abogados de Yarrington han rechazado “casi todo” lo contenido en las dos solicitudes de extracción, incluso haciendo hincapié en que algunas acusaciones esgrimidas incumplen con el principio de la doble incriminación.

“De todo esto discutiremos con el tribunal en las próximas audiencias. […] Hay hechos que no son delitos en Italia, hay hechos que ya podemos demostrar que son falsos, otros que no son creíbles”, ha argumentado Marafioti.

“Además, el caso mexicano es muy poco sólido, aunque también el de Estados Unidos no sea sólido”, ha añadido. “No hay hechos concretos, testigos directos”, ha insistido.

“La petición de México, que he leído, se basa en la orden de aprensión que existe hoy sobre [su presunta responsabilidad en delitos contra la salud en la modalidad de colaboración al]fomento [del narcotráfico]”, ha dicho por su parte José Luis Nassar, del bufete Nassar Nassar de Ciudad de México, quien recientemente se ha incorporado a la defensa de Yarrington.

“Eso es lo único que remitieron, copia de la orden de aprensión con documentos del señor Yarrington. No hay más que eso”, ha afirmado Nassar, quien se encarga de las acusaciones formuladas desde México.

En la audiencia también participó el cónsul de México en Roma, Gustavo Martínez.

Petición de arresto domiciliario

A pesar de ello, la defensa no ha desperdiciado la oportunidad y ha pedido a la Corte florentina sustituir la cárcel por el arresto domiciliario.

“Yarrington se encuentra bien. Está en buena salud. Pero quiere salir de prisión. Por eso hemos hecho esta petición”, ha puntualizado el estadunidense Joel Androphy, quien visitó el pasado lunes al exgobernador en la prisión florentina de Solliciano.

Según ambos letrados, la decisión del tribunal llegará en los próximos días y, de concederse, Yarrington fijaría residencia en una casa en Florencia de la cual no podría salir mientras dure el procedimiento en su contra.

‘Fe en la Justicia italiana’

La audiencia sobre la extradición del antiguo político mexicano inició a puerta cerrada con una media hora de retraso en la sala 32 de Palacio de Justicia de Florencia y duró poco más de veinte minutos, ante un juzgado integrado por tres jueces liderados por Salvatore Giardina, un juez con experiencia en delicados casos sobre el crimen organizado.

Yarrington, quien llegó proveniente de la cárcel de Sollicinano, fue resguardado en todo momento. Se le hizo entrar al tribunal por una puerta secundaria y se prohibió todo contacto con el pequeño grupo de periodistas que asistieron a cubrir el evento.

Con todo, según sus abogados, el exgobernador de Tamaulipas ha hecho una breve declaración durante la audiencia.

“[Yarrington] dijo que tiene fe en la Justicia italiana, que es su primera verdadera ocasión para demostrar su inocencia y negó todos los cargos”, contó el abogado Marafioti.

“Él está muy tranquilo y confía en su equipo jurídico. Se está enterando de muchas cosas”, ha añadido Nassar.

Nassar afirmó no haber hablado con Yarrington sobre las acusaciones que le han hecho excompañeros de su antiguo partido, el PRI, desde México.

“No. Estamos concentrados en la estrategia jurídica”, afirmó, respondiendo a una pregunta de Apro.

Un procedimiento complicado

El aplazamiento del procedimiento da así frenazo en seco para un caso que todas las partes ven ahora “más complicado de lo esperado”, después de que la extradición se activara el pasado 9 de abril, día en el que Yarrington fue arrestado mientras cenaba en un restaurante del centro de Florencia.

A continuación, el 22 de mayo, Estados Unidos formalizó su petición, argumentando que Yarrington había sido acusado de delitos como tráfico de estupefacientes, lavado de dinero y fraude bancario. Posteriormente, el día 31 de ese mes, México presentó su solicitud, alegando el delito de tráfico de drogas.

La perseverancia de ambos países, que presentaron los documentos en los tiempos requeridos, llevó el día 22 de junio al fiscal Marcello Viola a presentar un alegato en el que desestimaba grandes obstáculos para la extradición y se expresaba favorable a la realización de dicho procedimiento.

No obstante, estos tiempos relativamente rápidos para la justicia italiana ahora podrían extenderse, sugiriendo que el caso de Yarrington en Italia no se resolverá antes de finales de año.