VIRAL

ALCALDESAS EN EL CADALSO POLITICO;  UNA DEL NORTE Y OTRA DEL SUR

“Solo los alcaldes que trabajan y dan resultados pueden aspirar a reelegirse”, advierte Francisco Elizondo Salazar

Por: Mauricio Fernández Díaz.

Para el dirigente Estatal del PAN, partido en el Gobierno en Tamaulipas, la opción de reelección que tendrán los ediles que ahora gobiernan bajo las siglas del blanquiazul pasara por una rigurosa  selección que tendrá como elemento fundamental el trabajo presentado en su gestión, la atención a la población en general, así como la percepción que la ciudadanía tenga del trabajo realizado; los señalamientos que realicen los medios de comunicación de probables fraudes y corrupción serán investigados y valorados por el Comité Estatal, pero la carta que en realidad definirá las candidaturas se centrara en las posibilidades reales que tenga de obtener una votación que le sea útil al partido, que garantice el triunfo, ya que en juego está la elección presidencial así como la de Diputados Federales y Senadores.

Francisco Elizondo adelantó que “pintará de azul” al estado, sin darle la mínima oportunidad al PRI o a otro partido de ganarle a sus abanderados, todo esto cimentado precisamente en el trabajo que cada alcalde y cada comité municipal hayan desarrollado desde el inicio de la administración.

El dirigente panista tamaulipeco señalo que las auscultaciones entre la base militante y sobre todo entre la ciudadanía ya empezó y se le dará seguimiento de manera permanente.

“Kiko” Elizondo acepta que varios ediles no están correspondiendo a la confianza que se les brindo y el trabajo que han realizado es de muy baja calidad por lo que se encuentran casi fuera de la posibilidad de ser considerados viables para la reelección.

Es claro que, aun sin nombrarlos, la referencia recae principalmente en dos de ellos, dado que en ambos casos se han generado escándalos y suscitado fuertes críticas, inclusive desde el seno del Congreso del Estado.

Ambas son damas, una del norte y la otra del Sur, una panista de abolengo, política de amplia carrera y experiencia y la otra una ama de casa esposa de un ex alcalde conocido por sus marrullerías y proclividad al saqueo del erario público, afición a la que dio rienda suelta durante su administración y continua satisfaciendo a través de su esposa.

Alma Laura Amparan y Maki Ortiz están en el cadalso político por diferentes razones.

Una, la norteña, ha querido jugar a las vencidas políticas con oponentes de mucho peso y, en su egocentrismo ha caído en un juego perverso que afecta no solo a los reynosenses sino a la figura misma del Gobernador.

Su destino esta sellado y ella lo sabe, pero parece no interesarle.

La otra, cedió el mando a su corrupto esposo, quien es en realidad el que manda y maneja el dinero del Ayuntamiento a través de un especialista en maquillaje de cifras, quien se encarga de realizar millonarias tranzas supuestamente sin que se noten los desvíos de fondos, mismos que ya han sido detectados por la Contraloría del Estado.

En el Norte es una panista víctima de su egolatría y  petulancia; en el Sur una priista manejada por un esposo corrupto y señalado como beneficiario y protector de bandas de “ordeñadores” de ductos, un Coordinador de la presidencia panista enmarañado ya en la red de corrupción, un representante del Gobernador íntimo amigo  de la pareja presidencial al que una diputada exigió desde tribuna con pruebas en mano su destitución por tener antecedentes penales. Ni como ayudarles a soñar con la reelección.

 

 

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar