MEDIO AÑO; DE LA EXPECTACION A LA DESILUSION

0

Mauricio Fernández Díaz

Si como dice el tango de Gardel “Volver” en uno de sus sonetos “Que 20 años no es nada”, seis meses serían una fracción insignificante de tiempo; solo que las circunstancias marcan la diferencia.

Levantar expectativas en campaña ante una población desilusionada y engañada, ávida de creer, de tener fe en un hombre, en un gobierno, en un sistema es plausible, inclusive indispensable para poder ganar la contienda electoral.

Lo malo es que el efecto “boomerang” que se viene encima después es directamente proporcional pero en sentido inverso a las expectativas levantadas y le pega de lleno a quien las genera, haciendo que caiga a plomo su popularidad en caso de no cumplirlas.

Los primeros meses, la luna de miel entre gobernantes, gobernados y medios de comunicación dura aproximadamente 4 meses; Después de este tiempo la ciudadanía empieza a exigir resultados de acuerdo a las expectativas levantadas y a los más fuertes reclamos realizados.

EGIDIO TORRE, SU GABINETE Y ALCALDES, GOZAN FELICES SU IMPUNIDAD

En el caso de Tamaulipas, la investigación a Egidio Torre Cantú y su Gabinete por enriquecimiento ilícito y presunto peculado, a los alcaldes que sin rubor alguno robaron y se volvieron millonarios en un trienio, a funcionarios como Guillermo Martinez, Ex jefe Director de Prensa de Egidio, Karla Cabrera, los ex Tesoreros Estatales, el ex Director de Adquisiciones, Al Ex Auditor Superior del Estado y muchos mas funcionarios que gozaron del presupuesto, se volvieron millonarios y hoy disfrutan tranquilamente de su mal habida fortuna, sin olvidar a la mayoría de los 43 presidentes municipales que dejaron en ruinas sus Ayuntamientos.

Ellos gozan de impunidad hasta ahora; no se les ha molestado ni con la leve brisa de una denuncia, de una investigación, mucho menos de una sanción aunque sea administrativa.

Hoy se puede ver a Egidio Torre disfrutando con toda tranquilidad de la boda de su hijo putativo, en una residencia en San Pedro Garza García, Nuevo León, valuada en aproximadamente  340 millones de pesos y lo  más indignante, paseando por el estado que dejó en ruinas en complicidad con muchos funcionarios que se dan el lujo de seguir viviendo y medrando en las nóminas oficiales.

Con una deuda documentada de 17 mil millones de pesos, que el mismo Gobernador entrante Cabeza de Vaca dijo no haber quedado constancias en que fueron utilizados, Tamaulipas se encuentra desde Octubre 1 en quiebra técnica, sin dinero para echar a andar los programas más urgentes de asistencia social, salud, educación; todas las Secretarias a medio año de haber iniciado sus gestiones se encuentran paralizadas por falta de financiamiento y por ende, sus proyectos no pueden aterrizarse causando una fuerte conmoción entre la población que esperó pacientemente los primeros meses y ahora se encuentra al filo de la desilusión al ver que la delincuencia en lugar de disminuir se dispara sin que el Secretario de Seguridad Pública haya presentado un plan, un proyecto integral de Seguridad para Tamaulipas.

Y en tanto, los causantes de esta quiebra financiera, los saqueadores, los criminales, los aliados al Crimen Organizado, los vendepatrias gozan de cabal salud física, emocional y sobre todo, económica.

“PACIENCIA” PIDE EL GOBERNADOR

Tamaulipas escuchó y acato durante meses la petición de paciencia que realizó en diversas ocasiones el mandatario tamaulipeco; entendió que 86 años de corrupción y descomposición social no se borran en unos meses y le brindo el beneficio de la duda.

Sin embargo, al paso de los meses el gobernador  ha venido sufriendo el natural desgaste de una administración que si bien no tiene dinero para obras publicas ni sociales, si lo posee cuando de ir al oriente se trata, o bien para que su Secretario de Desarrollo Económico este de visita “buscando inversionistas” en Corea del Sur durante más de dos semanas.

Lo peor tal vez que está resintiendo el pueblo es la opacidad, la falta de transparencia, un tema sumamente delicado dado que las administraciones anteriores hacían lo que querían sin dar información a los tamaulipecos.

De acuerdo a la página de transparencia del gobierno del estado, el

PRESUPUESTO DE EGRESOS

PARA EL EJERCICIO FISCAL 2017 FUE DE:

 

Los recursos presupuestales se ejercen para cumplir con las funciones que le corresponde desempeñar al gobierno estatal, tal es el caso de la presentación de los servicios de educación, salud, seguridad pública, impartición de justicia, construcción de infraestructura pública, apoyos a los municipios, y apoyos al desarrollo social, económico y cultural de la población en el estado.

Dicho presupuesto es asignado por la Federación mediante ministraciones mensuales, mismas que no pueden ser adelantadas en ningún caso.

¿EN QUE SE HAN EJERCIDO EN ESTOS MESES CASI 20 MIL MILLONES DE PESOS?

Lo anterior quiere decir que, si bien el anterior gobierno pudo echar mano del presupuesto que le correspondía en Octubre, dado que las ministraciones se reciben el día 20 de cada mes, no pudo hacerlo así con los subsecuentes meses, o sea desde Noviembre hasta Marzo.

Estamos hablando de 5 meses en los cuales ha habido despidos a granel de personal en todo el Estado, congelamiento de plazas, disminución de un 10% en los sueldos de los Funcionarios de Primer Nivel, recortes en todas las Secretarias, cero obras públicas, cero programas de asistencia social, cero gasto en medios.

5 Meses en los que el Estado ha recibido mensualmente una cantidad aproximada de 3 mil millones 860 millones, 868 mil 75 pesos.

En global el Estado debió haber recibido y ejercido ya la nada despreciable suma de 19 mil millones 303 millones, 949 mil 343 pesos tan solo en estos 5 meses, de Noviembre a Marzo.

Sería muy saludable para el proyecto político del Gobierno en turno, antes de echar a andar la tan aplaudida Fiscalía anticorrupción que generará más gastos burocráticos y materiales en una entidad en la que se presume existe programa de austeridad, hiciera cumplir a los que se suponen deben vigilar el escrupuloso uso del dinero público como son los contralores municipales, los contralores de cada secretaria, el Auditor Superior del Estado y demás entes fiscalizadores.

No sería mala idea tampoco que el gobernador nos diera una agradable sorpresa y publicitara, aunque fuera por redes sociales en que se han gastado los recursos de estos últimos 6 meses, cumpliendo con el compromiso de cuentas claras y transparentes.

Tal vez así la curva descendente de su nivel de aceptación y popularidad pudiera detenerse y por qué no, estabilizarse

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor