Nacional

SE HUNDE CADA VEZ MAS LA ALCALDESA MAKI ORTIZ; CONGRESO ADVIERTE PUEDE SER SUJETA A SANCIONES

Por: Mauricio Fernández Díaz

La alcaldesa de Reynosa Maki Ortiz se encuentra metida en un grave problema que puede llevarla a ser sancionada por el Congreso del Estado.

Todo inició con la rebelión de regidores de su mismo partido, el PAN, quienes protestaron y le echaron abajo con la intervención del Congreso de mayoría panista varios nombramiento que había realizado sin ceñirse a lo que dispone el Código Municipal, el cual exige que funcionarios con responsabilidades de director comprueben cuando menos un año de residencia efectiva en el municipio, requisito que varios de los propuestos por Maki, entre ellos la ex alcaidesa Lázara Nelly, así como el Gerente de Comapa Juan López no cumplían.

El Congreso le hizo un exhorto dándole diez días para que presentara ante este órgano legislativo los documentos probatorios exigidos por el Código Municipal, a lo cual la alcaldesa, si bien contestó el requerimiento lo hizo de manera vaga y elusiva, de acuerdo a lo expresado por el Presidente de la Junta de Coordinación Política, el Diputado Carlos García.

En rueda de prensa efectuada este martes en las instalaciones del Congreso, el Diputado señalo que no iba a permitir ese cuerpo colegiado que se tratara de jugar al estira y afloja, ya que todos los ayuntamientos sin excepción, aun y cuando fueran del mismo partido debían cumplir con la ley, apercibiendo a la alcaldesa de posibles sanciones que podrían ir desde la amonestación hasta penas mayores.

Con enérgica voz, el Diputado exigió respeto para la legislatura y dijo sentirse agraviado por la actitud de la presidenta, ya que confeso haberle dado risa la respuesta emitida por Maki Ortiz en el sentido de que desconocía los tiempos en los que debería haber respondido al exorto girado por la Legislatura, ya que tenía 7 años de experiencia como legisladora y era imposible que no lo supiera.

En cuanto a la ley de ingresos presentada por la sub tesorera del Ayuntamiento reynosense, estableció que veía algunos puntos en los que no estaban de acuerdo, como la renta de camiones de basura a precios elevados y el alza a los comerciantes ambulantes al doble de lo que pagan ahora en días festivos.

Esto recrudece el clima de tensión que ha venido sucitándose entre el municipio y el Congreso y que amenaza con desembocar en u serio problema legal para Maki Ortiz quien desde el inicio de su administración se ha venido metiendo en un remolino de problemas que amenaza con destruirla de perseverar con su actitud retadora y de confrontación con el poder legislativo.

 

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar