Sin categoría

Víctima o victimario…

Maremágnum
Mario Vargas Suárez

Uno de los dos adjetivos -como el título de esta columna- bien pudiera adaptarse al defeño Luis Videgaray Caso, porque en el ámbito de los mexicanos y de los extranjeros fue el responsable de la invitación aceptada y consumada de Donald Trump a la entrevista presidencial con EPN.

El economista, egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Luis Videgaray, resultó para algunos, quien ‘pagó los platos rotos’ por la visita a Los Pinos del candidato republicano a la presidencia de EU, Donald Trump.

Víctima o victimario escoja usted, pero el caso es que a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público parece que renunció el ‘delfín’ de EPN. Pareciera que renunció a la candidatura del PRI para vencer a Margarita Zavala del PAN y López Obrador de MORENA.

Es innegable que pocos se explican el ascenso vertiginoso en la política nacional del economista Videgaray Caso, puesto que apenas se le ubica en una diputación plurinominal del PRI, que por cierto, pidió licencia para dirigir la campaña a la gubernatura de Eruviel Ávila Villegas al gobierno de EDOMEX.

También su currículum dice que Luis Videgaray fue delegado especial en el PRI de EDOMEX y coordinador general de la campaña de Enrique Peña Nieto rumbo a la elección presidencial de 2012.

La carrera política del ‘chilango Videgaray’ lo llevó como coordinador de políticas públicas, del presidente electo Peña Nieto y más tarde, recibió el nombramiento de coordinador general para la Transición Gubernamental.

A partir del 1 de diciembre del 2012 ingresó al gabinete presidencial como Secretario de Hacienda y Crédito Público.

Las especulaciones dicen que Luis Videgaray fue el ideólogo del cúmulo de reformas que el extranjero vitoreó a EPN, pero que en la práctica han señalado un inmenso marasmo en la población y en las organizaciones nacionales.

La prensa nacional lo relacionan con la empresa TELEVISA, cuando identifican a Luis, como hermano mayor de Eduardo Videgaray, conductor de la cadena de televisión de Emilio Azcárraga.

La renuncia de Luis Videgaray a la titularidad de la SHyCP se dice fue por la fuerte presión ciudadana a EPN, el rechazo evidente de políticos, intelectuales, empresarios y la ciudadanía en general, particularmente por la visita incómoda del candidato del partido republicano.
Lo cierto es que ahora, Videgaray es un político mexicano desempleado.

Aunque no se crea mucho, porque las especulaciones giran en torno a su futuro y no faltaron las hipótesis de que la renuncia se dio porque que será nombrado candidato del PRI a EDOMEX.

Otros cerebros mexicanos están sugiriendo que Luis Videgaray fue retirado del escenario público porque deberá dedicarse a preparar su campaña presidencial para ser el abanderado tricolor en el 2018.

Los nacionales pesimistas, simpatizantes del defeño economista, exclaman que Luis Videgaray ya es un muerto político y que el camino a la presidencia está borrado del todo para él y sus seguidores.

No han faltado los especuladores que afirman haberlo visto en el aeropuerto internacional Benito Juárez, abordando un avión a Nueva York porque bajo el brazo llevaba una invitación para sumarse a la campaña de Donald Trump.

Los optimistas aseguran que el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong, se ve beneficiado porque es un candidato menos en el escenario político nacional rumbo a la presidencia de la república.
Hay quienes siguen especulando que el ‘bueno’ para ser el inquilino de Los Pinos será Antonio Meade Kuribreña, quien por cierto es abogado y economista, con estudios en
el Instituto Tecnológico Autónomo de México, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad de Yale. Pero ésa, es otra historia.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar