Sin categoría

2016 ¿un Gobernador de oposición por dos años en Tamaulipas?

image

Por:Mauricio Fernández Díaz

De los aspirantes a cargos de elección popular en los comicios del 2016 (gobernador, diputados y presidentes) ninguno previo que el escenario político cambiaría drásticamente con la Reforma Electoral aprobada en las Cámaras, dentro de la cual se mandata para que las elecciones federales sean en junio del 2018.

La Reforma electoral ordena que haya una elección general, por lo que el calendario electoral en los estados sufrirá dramáticas modificaciones con la finalidad de poder empatar nacionalmente las elecciones presidenciales con las locales ( al menos una de las tres que estarán en juego)

En este marco, los diputados presididos por Ramiro Ramos Salinas tendrán que decidir, teniendo como fecha fatal el 31 de Mayo del 2015 cual de las 3 elecciones (gobernador, diputados o presidentes) tendrá un periodo de solo dos años.

Ramos Salinas, entrevistado, expreso que serán cuidadosos y evaluaran el impacto que tendría la reducción del tiempo en cada uno, consultando a los grupos, fuerzas políticas y representantes populares para tomar una decisión.

Tamaulipas ¿Gobernador por 2 años?

Con estas reformas a la ley electoral, el próximo gobernador constitucional de Tamaulipas podría desempeñarse en su cargo por única vez en un periodo de 2 años, por lo que resulta altamente improbable que el Congreso se incliné por esta opción.

Solamente dos considerandos podrían obligar al gobierno vía congreso a tomar esta decisión . Una, que por acuerdo cúpulas, a nivel federal se hubiera pactado entregarle al PAN la gubernatura a cambio del apoyo a las reformas peñistas.

Así, se cumpliría con el compromiso sin riesgos para el PRI, confiando en que tan corto periodo de tiempo quien llegara a la gubernatura no podría consolidar un grupo fuerte de poder que significará riesgo para el PRI en la sigiuiente elección.

Tomando en cuenta que tradicionalmente el primero y segundo año de un nuevo gobernador son para organizar la administración, ese breve tiempo el estado carecería de obras lo que jugaría en contra del mandatario y su partido, y a favor del PRI, quien podría aprovecharlo para recuperar el prestigio tan maltrecho que hoy posee.

En dos años, el daño ocasionado por la actual administración puede ser se minimizado y jugar a ganar sin el esfuerzo que deberá hacer en esta elección, la cual no le pinta ni fácil ni bien ante una muy amplia irritación social, fuertes prospectos en el PAN y muchas debilidades en los aspirantes priistas, a quienes no han dejado moverse libremente.

Además…¿quien de los actuales aspirantes le entraría a una campaña tan costosa sabiendo que no podría recuperarse económicamente, y en lo político muy poco podría hacer?

Así, quien quedara sería sólo un gobernador de transición, como han habido varios en la historia de México.

Si esta fuera la desicion del Congreso, Paloma Guillén encabezaría la lista de los priistas, quedando como la primer mujer que llegaria a la gubernatura del estado de Tamaulipas, dando con esto un barniz de modernidad y equidad de género, además de que sería la encargada de realizar una transición tersa en la siguiente elección, contando con todo el apoyo de Peña Nieto para lograr este objetivo.

En la misma tesitura estarían Marco Antonio Bernal y Adrián Gallardo Landeros.
Por parte de los panistas, quien encabezaría este proyecto de transición sería sin duda Carlos Canturosas, ya que ni Cabeza de Vaca o Leticia Salazar se arriesgarían a jugársela.

Presidencias de dos años;si tres no les alcanza, dos sería tiempo perdido.

Por otra parte, dejar una administración municipal por 2 años es algo parecido. De por si se quejan de que tres son pocos años, dos sería inaceptable, además de que estas elecciones locales despiertan grandes pasiones y serían de pronóstico reservado, por lo que el PRI arriesgaría demasiado.

Queda el Congreso. Creemos que la desicion iría por ahí, por dos motivos. Uno, que el gobernador electo en el 2016 se sacudiría a los diputados elegidos e impuestos por el grupo de Egidio Torre.

Históricamente se ha dejado al gobernador el palomeo de los diputados, por lo que la bancada llevaría el sello egidista.

Así, el gobernador ya en su segundo año aprovecharia la coyuntura para poner a los suyos.
Algo que pesaría mucho al momento de tomar la desicion sería que si bien la tarea legislativa es importante, el truncarla a los dos años no representaría daño alguno.

Marco legal

De acuerdo a la Constitución, a cada elección Federal debe corresponder una local
la fracción IV del artículo 116 constitucional dice:

De conformidad con las bases establecidas en esta Constitución y las leyes generales en la materia, las Constituciones y leyes de los Estados en materia electoral, garantizarán que:

n) Se verifique, al menos, una elección local en la misma fecha en que tenga lugar alguna de las elecciones federales;

El licenciado experto constitucionalista Armando Charles: «para saber cuando se debe verificar una elección local en la misma fecha de una federal se tiene que saber cuando es la elección federal es decir, si hay por lo menos una elección federal cada tres años, entonces debe haber una elección local cada vez que se celebre una federal salvo que haya otra interpretación en contrario por la Suprema Corte»

Esto viene sin duda a trastocar las estrategias de quienes hoy están deseosos por llegar a ocupar la silla embrujada de tercer piso de palacio de gobierno.

¿Con esta reforma, y estando en manos del congreso decidir a sólo un año de los comicios del 2016 cual elección será de dos años…¿qué harán los prospectos panistas más fuertes como Lety Salazar y Cabeza de Vaca? Seguirían empeñados en ser candidatos o se replegarían hasta saber la desicion del Congreso?

Como sea, esto vendrá a cambiar las estrategias y meterá en la agenda política electoral una duda que se despejará sin duda hasta el límite de la fecha que tienen los legisladores para tomar esta desicion.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar