Sin categoría

CO reta a Gobierno Federal; al Estatal lo somete

mili

Alguien deberia explicar porque dejaron fuera del “plan integral de seguridad” a Nuevo Laredo.

Miguel Osorio Chong, secretario de gobernación dijo que el Plan “integral” de seguridad para Tamaulipas comenzaría a dar frutos en seis meses. Desde otra instancia del gobierno ya enmiendan la declaración, y el alcance de “integral” también. Medio año para ver resultados es mucho.

En Michoacán presumen cambios sustanciales en poco más de 100 días de trabajo del Comisionado Federal Alfredo Castillo. Con sus asegunes, el arresto del ex secretario general de gobierno, de los alcaldes de Lázaro Cárdenas y Aguililla, de otros funcionarios, el desmantelamiento parcial de algunas autodefensas, la reinterpretación que ahora se tiene de los Indiana Jones ciudadanos, las investigaciones en curso y el cerco o abatimiento de líderes templarios son hechos que pesan más que los discursos.

En Tamaulipas, tras el anuncio de la presentación de la estrategia de seguridad, en la víspera de que llegará el gabinete de seguridad en pleno, los Zetas y el Cartel del Golfo intensificaron su disputa por la plaza con más balaceras y ejecuciones en abierto desafío al poder federal, (al estatal no lo retan, lo someten).

La intensidad y amplitud en la guerra por controlar territorios, puertos, aduanas, fronteras y caminos desconoce temor alguno a policía o fuerza militar.

Algo que deja más preguntas que certezas es la exclusión del plan “integral”, que divide en 4 regiones al estado, de la franja fronteriza que va de Nuevo Laredo hasta Díaz Ordaz. Sería acaso este corredor uno de los objetivos más ambicionado para el control de las bandas delictivas. La decisión debe ser explicada.

El Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido rectifica; los resultados para Tamaulipas serán inmediatos y con mayor profundidad en 6 meses. Una reedición de “lo que el señor quiso decir…”. Lo de Osorio Chong no fue un buen encabezado. Lo de Rubido endereza el mensaje que urgentemente demanda la entidad: “La fuerza del Estado mexicano es muy superior a la fuerza de cualquier grupo delincuencial”. El reto es que se note.

– Dos clases de maestros. Hace décadas que el festejo del 15 de mayo tiene dos dimensiones. La mayor y más próxima es la de millones de estudiantes que felicitan a su maestra o maestro con afecto sincero; que reconocen el valor de su trabajo y verdadera vocación.

La otra es la política, la del sindicalismo grillo y alineado, la del disidente, la que lleva ceremonias a lo oscurito de Los Pinos para evitar disgustos y mentadas de los rijosos. De aquellos que han hecho del secuestro (literal y figurado) modus operandi, los que bloquean y desquician mentes y ciudades, los que han convertido el membrete en pretexto para la corrupción al amparo del poder. De Elba Esther, de Carlos Jongitud, de la sección 22 o de la 18, de aviadores y fantasmas, de los mil 440 “Lupitos” (12/12/12) de Hidalgo, de los que ganan decenas de miles y que juntos, son los campeones de todo lo opuesto a la educación cívica, formativa, de excelencia.

El presidente dice que la Reforma Educativa no se detiene. El secretario de educación afirma que avanza. Lo que vemos es lo opuesto. Lo que informa el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en su mapa de maestros (www.mejoratuescuela.org/base), hace dudar hasta de la reforma misma. ¿En qué momento el sindicalismo adquirió este impune fuero?

Los hijos de la Coordinadora Nacional disidentes del SNTE y todas sus derivaciones vienen de lo mismo. Del incentivo político-económico que desde el poder les obsequian por ser funcionales y rentables electoralmente.

Elba Esther tras las rejas es una estampa simbólica como lo fue la partida de Carlos Jongitud Barrios abriendo paso a la entonces joven líder apoyada desde Los Pinos. Ellos los crean; ellos los destruyen, pero su impacto erosiona la imagen y percepción de millones respecto al eslabón básico de cualquier cadena social que aspira a crecer: el maestr@.

– Cínicos. A pesar de la polémica e “indignación”, los ministros que integran el Tribunal Electoral de la Federación lograron una envidiable pensión vitalicia cortesía de los mismos partidos políticos a los que pronto habrán de juzgar.

La expectativa a una jubilación no debería molestar a nadie, pero en la circunstancia del país con una economía que no genera empleos ni mejora la realidad de la mayoría; saber de estos esquemas dorados con cargo al erario lastima y enoja.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar