Sin categoría

Altamirenses sin servicios de emergencias

Sigue desprotegida la población de Altamira, ante la falta de una corporación de emergencias
Sigue desprotegida la población de Altamira, ante la falta de una corporación de emergencias

Cada que un ciudadano sufre alguna contingencia personal, no hay quien acuda en su auxilio lo más rápidamente posible

Por/Gilberto Zapata/Reportero

Altamira Tamaulipas.- Desprecio de las instituciones, tortuguez de los funcionarios, cualquiera que sea el caso, deja en evidencia que la ciudadanía de Altamira no cuenta con un servicio eficaz y seguro, de una corporación de emergencia que este en guardia permanente para atenderlos, al momento que sea requerido, además de no contar con elementos capaces de brindar una adecuada atención de emergencias en el lugar de la contingencia.
Lo anterior fue evidenciado el día de ayer por la tarde precisamente frente a la casa del pueblo, cuando un conocido comerciante informal el cual es conocido como “El Fantasmita”, sufrió un repentino desmayo cayendo de su propia altura, teniendo como consecuencia golpes contundentes en la región occipital además de la pérdida del conocimiento por algunos 5 minutos, generando desesperación por quienes lo asistieron de manera inmediata en el lugar del incidente, ante la imposibilidad de solicitar ayuda a alguna corporación de emergencias.
Por fortuna, entre las personas que dialogaban a las afueras de la presidencia, se encontraba un médico y algunas personas con conocimientos de emergencias, además de que los guardias de seguridad de la presidencia, solicitaron apoyo de inmediato al personal médico del sistema DIF que se encuentra a dos cuadras de la presidencia, acudiendo un médico y una enfermera, quienes trasladaron una silla de ruedas pesando que era un caso leve.
Al ver que el caso era un poco más delicado y necesitaba de traslado al hospital general, se solicitó la ambulancia de sistema DIF, la cual mostro las carencias con las que cuenta, desde la falta del mas mínimo conocimiento de emergencias del chofer asignado a la unidad, hasta la falta de equipo para atender, asegurar y levantar para su traslado a los pacientes, entrando al quite la doctora que atiende las emergencias, ya que ni collarín había en la ambulancia.
Ante lo presenciado el día de ayer, solo queda la reflexión del gran problema que tiene el alcalde Armando López Flores, ya que es urgente crear una corporación de emergencias, o en su caso, apurar el regreso de la benemérita CRUZ ROJA, la cual tuvo que desaparecer del municipio por la tacañería de la ciudadanía en las colectas, además del nulo apoyo de las empresas ahí instaladas ocasionado por los malos manejos del voluntariado que manejaba los recursos económicos.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar