Sin categoría

Empresarios, analistas y ONGs coinciden: México no crecerá con Reforma Fiscal de EPN; se hizo sin sustento, dicen


“Una reforma terrible están a punto de aprobar, y amenaza todo lo que hoy puedes comprar. Y lo peor es que de tu bolsillo la mantienen, y aún peor, será la clase media a quien se frieguen…”, reza la letra de una canción incluida en un video clip que circula en Youtube titulado “Peña Thriller: Reforma Hacendaria”.

Expertos y críticos de la iniciativa coinciden en que el sector que será mayormente afectado es la clase media, a pesar de que en el discurso oficial se alude al término “rico”, refiriendo que pagarán más impuestos los que más ganen. Ayer, Empresarios de España, Suiza, Francia, Finlandia, Italia, Alemania, Estados Unidos y Reino Unido agremiados a la Cámara de Comercio Internacional (ICC), pidieron en una carta enviada a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), analizar “a conciencia” la iniciativa de Reforma Hacendaria que se discute en el Congreso mexicano.

También el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, expresó el rechazo del sector privado del país a lo que llamó “impuestos de última hora” en el marco de la discusión de la Reforma Hacendaria. Para el doctor César Velázquez Guadarrama de la Universidad Iberoamericana la iniciativa que presenta el gobierno de Enrique Peña Nieto fue “un intento de hacer una reforma recaudatoria con la finalidad de recaudar mayores ingresos”, pero afirma que “una Reforma Fiscal es la que impulsa verdaderamente el crecimiento económico”.

“Está demostrado que la mejor distribución se hace a través del gasto y no del ingreso”, afirmó. “Nadie lo sabe, uno de los grandes desaciertos de toda esta discusión es que seguimos discutiendo generalidades y el gobierno nunca ha dicho por qué se le ocurrió lo que se le ocurrió”, aseguró el doctor Guadarrama. El especialista refiere que “en México no existe una radiografía de cómo es la distribución del ingreso, y asegura que todas las cifras mencionadas por el gobierno federal están hechas con base a la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH)”.

“Ahí lo que está pasando, y que todo mundo sabe, no es nada nuevo, que el ENIGH siempre esta sub-reportada, lo que quiere decir esto, es que cuando la gente está siendo entrevistada siempre menciona que tiene menos ingreso de lo que realmente tiene, por lo que al momento de hacer un ejercicio para clasificar la población en base a ésta genera mucha confusión”, dijo Velázquez Guadarrama.

Además, aseguró que muchas partes de la Reforma Fiscal son incongruentes, y puso como ejemplo el caso del boleto del cine, en la que señala que ésta no solo sería inaccesible para el segmento poblacional con menores recursos, sino también, podría ser contraproducente para la industria cinematográfica.

EMPRESARIOS PIDEN ANALIZAR A FONDO LA INICIATIVA

En total, ocho países –todos ellos potencias económicas agrupados a la Cámara de Comercio Internacional– protestaron por la Reforma Hacendaria que está a punto de aprobarse en el Congreso de la Unión y alertaron que podría disminuir los flujos de capital del extranjero hacia México, dañar la generación de empleo, afectar el clima de negocios y enviar “fuertes señales negativas”.

El pasado 11 de octubre, las representaciones de ICC de Alemania, Estados Unidos, Finlandia, Italia y Reino Unido, así como el organismo denominado Businesseurope, pidieron que el incremento de los ingresos tributarios en México para ampliar el desarrollo social se dé en línea con la promoción del crecimiento y la competitividad de la economía en los mercados mundiales.

El ICC representa a más de 6.5 millones de empresas a nivel internacional a través de sus comités en más de 130 países. En una misiva enviada por España, Suiza y Francia a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), solicitan analizar “concienzudamente” los pros y los contras y que se tome en consideración la interconexión de la economía mexicana con la mundial. En el documento, el secretario general de ICC en España, Jordi Sellarés Serra, afirma que “muchas empresas españolas pueden verse atrapadas por una suma de normas jurídicas que producirían un resultado injusto” o desincentivarían la entrada de nuevos recursos españoles al país. El secretario general del ICC en Francia, Francois Georges, manifiestó en la misiva la preocupación de los empresarios de su país “por los posibles impactos (de la reforma) en detrimento del clima de negocios en México”.

La razón, explicó, es que la propuesta “de Reforma Fiscal” envía “fuertes” señales negativas hacia otros países respecto a la política tributaria y en los negocios y las inversiones, además de que será contraproducente para la economía mexicana y la creación de empleos. En tanto, la representación de Suiza del organismo, firmada por su secretario general, Thomas Pletscher, sugirió unir esfuerzos para encontrar soluciones que mantengan a México con un atractivo clima para la inversión “para el beneficio del propio país y de las economías del mundo”.

CCE RECHAZA IMPUESTOS DE ÚLTIMA HORA

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, expresó también el rechazo del sector privado del país a lo que llamó “impuestos de última hora” en el marco de la discusión de la Reforma Hacendaria. Al final de su participación en la celebración del 50 aniversario del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), dijo que consideran que “los impuestos de última hora son inadmisibles y el sector privado mexicano los rechaza contundentemente”.

La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen en materia fiscal de la reforma hacendaria en el que se crea un impuesto especial de cinco por ciento a alimentos chatarra y habría una progresividad en la tasa máxima del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para personas físicas.

Asimismo, ratificó que se mantiene la propuesta para homologar la tasa del IVA en las zonas fronterizas del 11 al 16% y mantiene la cuota adicional de un peso por litro en bebidas saborizadas con azúcares añadidas. También, dijo, se mantuvo la tasa general de 16% a la venta de mascotas y productos procesados para su alimentación, aunque con una redacción diferente, así como a chicles o goma de mascar. Dijo que estos impuestos no tienen ningún sustento, por lo que la iniciativa privada los rechaza contundentemente. En relación al aniversario del CEESP, el líder de los empresarios en el país reiteró el apoyo al organismo, sobre todo, dijo, hoy que México está inmerso en un transcendente proceso reformador.

Por su parte, el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, ConMéxico expresó también su oposición a impuestos especiales a alimentos y bebidas no alcohólicas como medida de salud pública. En un comunicado, precisó que la propuesta de gravar con un impuesto especial a bebidas saborizadas con azúcares añadidos de un peso por litro y a aquéllos alimentos con una densidad calórica de 275 kilocalorías por cada 100 gramos o mayor carece de todo sustento técnico y jurídico. Consideró que se trata de iniciativas que afectan sensiblemente el bolsillo de todos los mexicanos, en especial de las clases menos favorecidas.

Ejemplificó que en el caso del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), las categorías de productos a gravar representan el 25 por ciento del Catálogo de Productos para la Alimentación y Nutrición del Programa de Abasto Rural de Diconsa.

ConMéxico destacó que la alimentaria, se trata de una de las industrias más dinámicas e innovadoras del país y del mundo con una producción de 124 mil millones de dólares, equivalente al 4.1% del Producto Interno Bruto (PIB) total. Además, señaló que esta industria ha hecho de México el noveno productor de alimentos industrializados del mundo.

El organismo detalló que el uso de impuestos especiales como medidas de salud pública carece de sustento técnico, jurídico y económico, “porque no cumplen con el objetivo para el que se diseñan, ya que proliferan los productos sustitutos y es difícil predecir cómo los consumidores reaccionarán al cambio de precio derivado de un impuesto”.

En su opinión algunos consumidores dejarían de adquirir otros productos para seguir con los que sean tasados; otros buscarían artículos sustitutos y otros más cambiarían la mezcla de productos que suelen consumir en maneras difíciles de identificar. Añadió que dichos gravámenes impactarán a un conjunto de categorías de productos, cuya causalidad en el sobrepeso y la obesidad no está científicamente fundamentada, además de que cumplen con la normatividad sanitaria y están sujetos a la regulación oficial.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar