Sin categoría

Reprobados en desarrollo

920_32_ri_06_09_13_0

Los decepcionantes indicadores económicos de México no se encuentran aislados. De acuerdo a un estudio reciente, el país se ubica entre los últimos lugares de progreso social en toda Latinoamérica.

Entre los 50 países que sirvieron como base del estudio, nuestro país ocupó el lugar número 25, pero fue opacado por otras naciones de la región como Brasil, Chile, Argentina, República Dominicana, Colombia, Costa Rica y Perú.

El único país Latinoamericano que tuvo un peor desempeño que México fue Perú, que se posicionó en el lugar número 27 del estudio.

El Índice de Progreso Social (IPS) desarrollado por el profesor de Harvard, Michael Porter, proporciona información estadística desglosada sobre el bienestar humano.

Su objetivo es que los encargados de las políticas públicas y actores de la sociedad civil puedan concentrar sus esfuerzos en las áreas más necesitadas.

De los tres aspectos analizados, los peores resultados de México se registraron en el índice de necesidades humanas básicas que abarca la alimentación, salud, vivienda y seguridad.

En el desglose de los datos, el indicador que representa más alarma en el país es el de seguridad personal.

De acuerdo con los datos de Porter, México es uno de los peores lugares en relación con seguridad y se encuentra igualado con Colombia y Nigeria.

En contraste, los mejores resultados fueron obtenidos en el apartado de nutrición y atención médica básica. Bajo este índice obtuvimos el puesto número 15, casi a la par de Chile.

Negocios y desarrollo

La elaboración del IPS no es solo un tema de desarrollo social. El mismo Michael Porter ha redifinido el concepto de estrategias empresariales para aplicar la competividad de los negocios en el desarrollo económico de las naciones.

“Hemos entendido que haber separado los negocios y la competencia en los negocios, del progreso social y los problemas sociales, en realidad fue un gran error,” afirmó Porter en una conferencia de prensa, “algunas de las mayores oportunidades están en abordar los problemas y retos sociales utilizando el modelo de negocios”.

En ese sentido, el índice es una herramienta que debe ser utilizada no solo por los gobernantes, sino también por las empresas. Al respecto, Micahel Green, director ejecutivo de Social Progress Imperative afirma que el IPS ayuda a identificar nuevas oportunidades de innovación que impulsen el crecimiento económico.

El estudio destaca porqué utiliza resultados reales para hacer sus mediciones sin concentrarse únicamente en el gasto de los países, el cual no siempre traen consigo resultados.

“En la construcción de este índice nos centramos en los resultados reales del sistema de salud o del sistema educativo, y no en los insumos, no en lo que se gasta,” afirmó Porter, “lo que los datos muestran es que en realidad hay una enorme brecha entre lo que se gasta y lo que logramos.”

Detalles del índice

La idea del IPS surgió en el 2009 con la creación del Instituto de Estrategia y Competividad de Harvard y el principal apoyo de la Fundación Avina y la firma Deloitte.

Los indicadores del índice se encuentran agrupados en tres dimensiones: necesidades básicas humanas, aspectos básicos del bienestar y oportunidades.

En relación con estos tres campos, México ocupa los lugares 29, 23 y 25 de manera respectiva. Los indicadores tomados en cuenta son, por ejemplo, el acceso a la educación básica y a la información, la salud, la libertad y los derechos individuales.

Asimismo, el IPS es visto como un complemento del Índice de Competividad Global que desde hace 15 años ha otorgado un panorama económico internacional.

Así que para entender el progreso económico, son necesarios los datos ofrecidos por el IPS que indican cómo mejorar la calidad de vida de la población.

Se espera que para el siguiente año la lista de países que son objeto del estudio se duplique para llegar a tener una muestra de 100 naciones.

Para esto, se contempla incluir a otros latinoamericanos como El Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela y Ecuador.

Para atrás, en este índice

En el Índice de Competitividad Mundial, México cayó dos posiciones al obtener una calificación de 4.34 puntos en un total de 7, disminuyendo dos décimas respecto al año anterior.

En la lista mundial México bajó a la posición 53 desde la 55, aunque es el cuarto país con mayor índice de competitividad de América Latina, por encima de Brasil, que cayó 8 lugares en la tabla.

Según la institución, la caída de México se debe al retroceso y desaceleración económica presentada en el año en conjunto con el crecimiento de otros países. Tal desaceleración mexicana es causada por una ineficiente distribución de los factores de producción, inequidad en el ingreso, ausencia de tecnología e innovación y una competencia insuficiente en el país.

En comparación con los principales países competidores de México, los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), el país tricolor obtuvo resultados más positivos, solo por debajo de China.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar