Columnas

Nostradamus priísta

David Ed Castellanos Terán
@dect1608

Las predicciones en relación al regreso de Ricardo Anaya; la desaparición de Morena después del presidente López Obrador y el tajante “no soy abogado de ningún priísta”, de Alejandro Moreno, alias “Alito”, reavivó el corazón priísta de la militancia tricolor del noreste de México.  

Alito Moreno y Carolina Viggiano, estuvieron en Tamaulipas promoviendo su fórmula; elegantes en su retórica aplastaron al ex gobernador tamaulipeco Egidio Torre Cantú, al recluido Javier Duarte de Ochoa,incluso, al Senador Miguel Ángel Osorio Chong, esto cuando Alito respondió que cada militante del PRI y funcionario en activo como del pasado es responsable de sus actos, y que ellos como futuros dirigentes nacionales del priísmo -en caso de que ganen el 11 de agosto- no solaparán la corrupción de ninguno de sus compañeros, exigiéndole a la Fiscalía General de la República, investigar, aclarar y actuar contra los actos fuera de la ley de cualquier militante o político, pues el PRI con cualquiera de ellos, y en el peor de las casos, sin sus hermanos partidistas corruptos, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tiene su fuerza en la militancia y unidos volverán a ganar. 

Extraoficialmente se dice que AMLITO, perdón, Alejandro Moreno, es el candidato a presidir el Comité Directivo Nacional del PRI, afín al actual jefe del Ejecutivo Federal, sin embargo, se le escucha fuerte en sus declaraciones, al grado que vaticinó una represión a los medios de comunicación sin oportunidad de difundir publicidad de la oposición en los medios; por lo que sí habrá democracia, pero la más sesgada de la historia de México, a tal grado que nadie podrá recriminar las ocurrencias del nuevo régimen que tanto daño le ha hecho al país.

Carolina y Alejandro, coinciden en que nadie es indispensable, además de que los mejores siguen activos como priístas, el partido político con mayor número de alcaldías, de gubernaturas y con presencia en cada uno de los más de 2 mil municipios, desde donde han recogido las inquietudes y demandas de las y los priístas a lo largo de todo el territorio nacional, destacando la fuerza de la militancia.

Es real, Alito y Carolina tuvieron muy poca concurrencia tanto en el evento realizado en Tampico, al sur de Tamaulipas, como en la capital del estado; el PRI por estos rumbos fue abandonado, a la fácil diríamos que está muerto y lo más grave para ellos es que el actual gobernador es emanado del Partido Acción Nacional, no como el último mandatario priísta que existió por esta entidad, responsable de acabar con las siglas tricolores. 

“Pero aquí, estamos los priístas, convencidos y comprometidos. Esa debe ser la esencia del PRI. La esencia del trabajo, del compromiso, de la actitud, de la seguridad y del carácter. Nadie nos va a regalar nada, nadie va a hacer por nosotros lo que nos toca hacer. Es el momento y la hora de demostrar de qué estamos hechos los priístas. Siempre he dicho que los grandes retos son para nosotros, los mexicanos, y para nosotros, los priístas”, remató.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar