ColumnasPolítica

¿Renuncia-denuncia?

Palacio

Mario Díaz Vargas

  • Terremoto político
  • Epicentro en Oficialía Mayor de la SHyCP
  • Urzúa y Martínez, las víctimas

CON todo y que se trata de una baja importante en el gabinete del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, la renuncia-denuncia de CARLOS MANUEL URZÚA MACÍAS a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no debe etiquetarse como el desmoronamiento de la Cuarta Transformación.

Es innegable que el terremoto político de ayer por la mañana tomó por sorpresa a la sociedad azteca y provocó algunas variaciones a la baja en los mercados bursátiles.

Sin embargo, pasado el “movimiento telúrico”, el Jefe del Ejecutivo Federal designó como nuevo titular de las finanzas a ARTURO HERRERA GUTIÉRREZ, quien, por cierto, lució más que nervioso durante su presentación oficial.

No obstante, la renuncia-denuncia de URZÚA MACÍAS pone en evidencia al gobierno de la 4T en cuanto al manejo interno de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El ahora exfuncionario federal asegura que su separación del cargo obedeció a discrepancias en materia económica, toma de decisiones sin sustento e imposición de funcionarios sin conocimientos de la Hacienda Pública por parte de personajes influyentes del actual gobierno.

Recientemente, tras la renuncia de GERMÁN MARTÍNEZ CÁZAREZ a la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), también salió a relucir la secretaría de Hacienda y la imposición de funcionarios sin experiencia.

En aquella ocasión, el también senador de la república denunció las excesivas trabas para liberar los recursos económicos a la Oficial Mayor de la SHyCP, RAQUEL BUENROSTRO, por lo que prefirió dar las gracias al presidente LÓPEZ OBRADOR y regresar a su escaño.

Dadas las circunstancias, no es aventurado especular que BUENROSTRO sería la causante directa de las renuncias de MARTÍNEZ CÁZAREZ y URZÚA MACÍAS, tomando en cuenta que es la Oficialía Mayor la que autoriza todo gasto de las dependencias federales.

Cabe señalar que a poco más de diez días del arrollador triunfo de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y siete meses de su mandato constitucional, se han registrado siete renuncias al gabinete presidencial.

Quien también decidió separarse de su responsabilidad oficial al frente de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro de la Fiscalía General de la República, es el licenciado GUALBERTO RAMÍREZ.

A pesar de que el gobierno de la Cuarta Transformación intente minimizar las renuncias al gabinete y direcciones, lo cierto es que las separaciones no generan una buena imagen al primer gobierno de izquierda en México.

Una primera lectura sería que el tlatoani azteca se equivocó a la hora de escoger los mejores perfiles para integrar su gabinete. Otra más ubicaría a los renunciados en funcionarios que no entendieron a plenitud la política de austeridad del gobierno lopezobradorista.

DESDE EL BALCÓN:

Vaya escándalo que ha provocado la decisión del Congreso Local de Baja California, de mayoría panista, para prolongar de dos a cinco años el mandato constitucional del próximo gobernador morenista, JAIME BONILLA VALDÉZ.

Tan es así, que el líder nacional del PAN MARKO CORTÉS amenaza con expulsar de ese instituto político a los legisladores blanquiazules que votaron en favor.

Apenas el 29 de marzo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló la sentencia que ampliaba de 2 a 5 años el período gubernamental, derivado de una reforma electoral aprobada por el Congreso Local en 2014.

MARKO CORTÉS ha anunciado que interpondrá una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx

Notas relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar