ColumnasPolítica

El dinero no tiene ideología…

Cena de Negros

Marco A. Vázquez

Lejos de lo que usted piensa el dinero no es panista, tampoco del PRI ni de Morena, no tiene ideología, no se enamora para siempre de un proyecto por la simple y sencilla razón de que quien más tiene más quiere y no pueden arriesgar mucho.


El dinero no es como usted o como yo que nos puede calificar de chairos o fifís, el dinero personificado por el empresariado puede amanecer al lado de lo más representativo de Morena como es Andrés Manuel pero para mediodía o la noche ya puede estar mandando mensajes de alerta sobre sus formas de hacer política.


En síntesis, los empresarios solo invierten donde tienen seguridad de que van a ganar, de que existen condiciones para asegurar sus inversiones y poco les importa que el gobierno municipal de donde piensan colocar su empresa sea guinda, azul, tricolor, naranja o verde, ellos le ponen atención a otras cosas como los índices de violencia, que tanto le afectan los mismos a los empresarios, las ocurrencias de los ediles, lo que estén haciendo los gobernadores, claro es, también analizan si tiene rumbo y destino el gobierno federal en caso de que sean inversiones de esas que no se pueden contar por tantos ceros que tienen y porque además hay que multiplicarlas por 20 ya que son en dólares.


Lo anterior viene a colación porque por la mañana de este jueves el IMSS dio a conocer cifras que de verdad deben preocuparnos, el empleo cayó en forma estrepitosa un 88 por ciento según cifras de mayo, se dejaron de generar miles de empleos formales, tan mal nos fue en este rubro que las cifras se parecen a crisis vividas en el 2010, es decir, estamos peor en comparación a los últimos nueve años.


Y de verdad, el tema no es para discutir entre chairos y fifís, es para que estemos alertas porque finalmente significan menos fuentes de empleos generadas y la posibilidad de perder el trabajo en corto tiempo si la desaceleración se debe a que los empresarios tienen miedo o poca confianza al trabajo que hacen los gobiernos.


Le insisto, el dinero no es chairo ni fifí, no tiene ideología, simple y sencillamente se invierte donde hay seguridad del mismo y, de preferencia, donde se pueda multiplicar.


Ya sabemos que los gobiernos no generan empleos pero sí son pieza clave para que eso suceda con su comportamiento, me explico, una empresa constructora no va a invertir en un municipio, Estado o país donde un día se presente un político y le pregunte a la gente si está de acuerdo o no con la obra, si prefiere agua o un parque o incluso un hospital.


Exactamente, el dinero tiene miedo a los malos gobiernos a lo que no le ve un objetivo claro y un rumbo fijo, lo que le estoy comentando de la obra que se suspendió sucedió en la Comarca Lagunera donde el presidente Andrés Manuel le preguntaba a la gente que prefería y les pedía alzar la mano para aprobar prioridades, vaya, el empresariado sabe que el dinero no se aplica por mayoría de votos sino en condiciones estables, el gobierno, entonces, debió hacer análisis de todo tipo para decidir qué hacer que para eso lo eligió el pueblo no para que le meta incertidumbre a los hombres de negocios.


Exacto, la inversión en México y su consecuente generación de empleos no va a mejorar hasta que no vean los empresarios seguridad para su dinero, que la inversión gubernamental, que es la más importante de todas, se hace de manera inteligente, analizada y con el respaldo de evaluaciones que les den garantías de que son lo que necesita una región para crecer.


Le insisto, el dinero no tiene ideología, no es chairo o fifí como usted o como yo, por ningún motivo debemos confundir a los empresarios con los ladronzuelos que se acercan a un gobernante y hacen negocios bajo su sombra, no, el dinero es otra cosa, los empresarios analizan la estabilidad, seguridad, viabilidad de un negocio, el comportamiento de un gobierno y, créalo, sí da miedo lo que está sucediendo con todo y que digan que son cifras estacionarias, que así ocurre tradicionalmente en estas fechas, es obvio que algo está mal y debe corregirse aunque el ochenta por ciento del pueblo crea todo lo contrario y respalde ciegamente a Andrés Manuel.


En otras cosas… Con el nuevo sistema de titulación implementado por la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), bajo la administración del rector José Andrés Suárez Fernández, se ha reducido a dos meses la entrega de este documento, además de permitir a los egresados obtener de manera rápida y por vía electrónica la cédula profesional.


“Tenemos un nuevo sistema a través de los medios electrónicos, que nos ayuda a tener más rápido los títulos”, aseveró el director de Servicios Escolares, de la Secretaría de Gestión Escolar de la UAT, Luis Manuel Jasso Luna.


Destacó que en dos meses se podrá concluir todo el trámite, y que además, bajo otro nuevo sistema de la Dirección General de Profesiones (DGP) de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Cédula Profesional se podrá tener en aproximadamente cinco minutos.


Citó como ejemplo, la reciente entrega de títulos que hizo el rector a cinco egresados de la carrera de Lingüística, quienes tuvieron el privilegio de recibir el documento en su ceremonia de graduación, algo que por primera vez se hace en la UAT.


Apuntó que este nuevo procedimiento es parte de la modernización de procesos administrativos que impulsa el rector Suárez Fernández, con la finalidad de hacer más eficientes y ágiles los trámites de los servicios que ofrece la casa de estudios.


Informó que para el trámite y pago de la cédula, la Dirección General de Profesiones de la SEP dispone del sitio web del Sistema de Cédulas Profesionales (https://bit.ly/2HKbKBy) que permite adquirir este documento con la opción de imprimirla en cualquier tipo de papel y cuantas veces sea necesario para su resguardo y utilización.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar