TampicoZona Sur Tamaulipas

AGRADECE CHUCHO NADER EL APOYO TRAS PERDER A SU HIJA

Con una catedral repleta de familiares, amigos y conocidos que acudieron a acompañarlo, el alcalde de Tampico admitió que su corazón está quebrado por la pérdida

TAMPICO, Tamaulipas.- Con la voz quebrada por el dolor de perder a su joven hija, el alcalde de Tampico Jesús Nader Nasrallah agradeció la tarde de ayer a los tampiqueños que oraron por su hija y a quienes acudieron para acompañarlo a él, a su esposa Aída Feres de Nader y a su hijo Jesús Antonio a la misa celebrada en la Iglesia Catedral de Tampico en recuerdo de su hija Aida Nader Feres quien falleciera el pasado domingo por la mañana y a quien dijo, siempre llevará en su corazón y en su alma.

Destacó las cualidades de su hija de apenas 33 años de edad y madre de tres hijos, a la que calificó como una persona excepcional, una gran hija, gran hermana, gran esposa, gran madre y gran amiga.

«Dentro de tus muchas cualidades y virtudes está en ti, tu generosidad, sencillez, humildad, espíritu de servicio y un gran corazón, cuidar de tus hijos, mis nietos, fue tu mayor pasión y alegría, siempre fuiste y serás la balanza y estabilidad total absoluta de toda nuestra familia» dijo.

Con una catedral repleta de familiares, amigos y conocidos que acudieron a acompañarlo además de cientos de ciudadanos que permanecieron a las afueras del templo, el presidente municipal de Tampico admitió que su corazón está quebrado por la pérdida de su hija y madre de sus nietos Abraham, Andrés y Aidita, cuyo deceso ocurrió en la ciudad de Monterrey Nuevo León debido a un infarto cerebral.

«Aidíta siempre te llevaré dentro de mi corazón y mi alma, sé que ahorita estás mejor que nosotros acompañando a Dios como una de sus ángeles consentidas , te quiero y siempre te querré (…) quiero agradecer en nombre de mi valiente e inseparable esposa Aída y de mi hijo Jesúsz a toda mi familia, a todos mis amigos y a gran número de personas que estuvieron orando por Aidita» dijo.

Fue a las 17:55 horas cuando sosteniendo la urna blanca que contenía las cenizas de su hija Aída Nader Feres en su mano derecha que arribó el alcalde de Tampico Jesús Nader Nasrallah a la iglesia catedral vestido de traje negro.

Con la otra mano sujetaba la de su esposa, la presidenta del DIF Tampico Aida Feres de Nader vestida de medio luto, quien a su vez era tomada de la mano por su hijo Jesús Antonio Nader y quienes caminaron la media cuadra hasta llegar a las puertas de catedral.

Previo a su llegada desde las 16:30 horas fueron arribando las personas a la catedral de Tampico para estar presentes en esta ceremonia que por disposición de la familia Nader Feres fue abierta al público y fueron colocadas sillas en la calle así como en la plaza, además de bocinas para que escucharan la misa.

Para ello fue montado un dispositivo de seguridad por las autoridades de Protección Civil, Bomberos y Tránsito ya que debió ser cerrada la calle Carranza.

La misa estuvo a cargo del padre Gustavo Solís Guillú de la parroquia de San Pedro y San Pablo y del presbítero Edgar Castillo Méndez estando presente también el vicario general de la Diócesis de Tampico monseñor Elías Gómez Martínez.

«Yo les invito hoy a hablarles a Dios de Aída en su oración, hablemos a Dios de ella, de su obediencia, de hacer sabido reconocer que la familia es el valor mas alto en el cual se vive la autentica espiritualidad, en donde se alcanza la santidad, en donde se desgasta la vida, en donde se ama al extremo, digamosle a Dios que ella supo comprender y vivir en la vocación de una madre que en esta ocasión se vive todos los días con responsabilidad y amor, digamósle a Dios que ella supo ser una gran amiga, estar siempre para todos y cuidar todos los detalles, que vivió intensamente la fraternidad como hermana y muchas cosas que seguramente tuvo y de manera especial sus padres quienes le enseñaron a amar y que también la amaron al extremo y que le predicaron a Dios» sostuvo el padre Solís Guillú en su mensaje.

Fue una hora la que duró esta celebración eucarística donde se dieron cita funcionarios estatales, funcionarios locales, representantes del los diferentes partidos políticos, funcionarios municipales, así como los alcaldes de Altamira Alma Laura Amparan, de ciudad Madero Adrián Oseguera Kernión y la alcaldesa de Reynosa Maki Ortiz así empresarios, representantes de organismos camarales al igual que cientos de tampiqueños quienes hicieron suyo el dolor de unos padres ante la pérdida de su joven hija.

Tras culminar la homilía ,se hizo una larga fila de personas que por más de una hora fueron pasando para darle el pésame personalmente al alcalde de Tampico Jesús Nader y su esposa Aida Feres de Nader, situados en la parte derecha del templo, y en cuyos ojos se observaba el rastro de las lágrimas derramadas y los estragos del cansancio acumulado.

Ambos, agradecían cada palabra, cada gesto y cada abrazo solidario que les fue dado por cada una de las personas que ayer los acompañaron en la más grande pérdida que unos padres pueden sufrir.

Fuente: Expreso.press

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar