¿Y QUÉ GANAN YA ECHANDO CULPAS?

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

POSDATA

GASTÓN ESPINOSA GLZ.

¿Y QUÉ GANAN YA ECHANDO CULPAS?

Luisa María Alcalde, Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), mediante su cuenta de twitter envió un mensaje. “Respecto al conflicto laboral en Matamoros, a pesar de tratarse de un asunto estatal la @STPS_mx está coadyuvando para que se llegue a un acuerdo. Hemos llamado a las partes a continuar con el diálogo para bien de los trabajadores y las fuentes de empleo”.

María Estela Chavira Martínez, Secretaria del Trabajo, respondió a ello señalando que la instrucción del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, es la de vigilar que se lleven a cabo las audiencias conciliatorias con el objeto de dar cumplimiento a la Ley Federal del Trabajo.

“Nosotros apostamos a la conciliación, a la paz laboral de Tamaulipas, y Matamoros no es la excepción, estamos actuando de manera imparcial y responsablemente”.

En una entrevista celebrada el día del presente mes, la secretaria del Trabajo en Tamaulipas, desestimaba las primeras protestas de los trabajadores al señalar que solamente eran diez las maquiladoras que reclamaban aumento salarial y bonos, “las otras maquiladoras trabajan de manera regular”, decía Estela Chavira, quien más tarde brillaría por su ausencia.

Los cinco días de paro en 25 empresas maquiladoras de Matamoros por parte de trabajadores afiliados al Sindicato de Jornaleros, Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (SJOIIM) que exigían un aumento salarial del 20 por ciento y un bono de 32 mil pesos, dejó pérdidas por 20 millones de dólares.

Por si fuera poco, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos Walter dejó en claro que el problema causó el pánico entre el sector empresarial y que, por eso, además de tres empresas maquiladoras que anunciaron oficialmente su salida de la ciudad, hay al menos otras cinco que se marcharán de un momento a otro pese a reiniciar sus actividades laborales.

Los efectos de la indiferencia primero de gobierno del estado, para intervenir en el caso y la poca efectividad de los mediadores del gobierno federal provocaron una mala señal entre los inversionistas.

Todos perdimos con esa huelga. El gobierno estatal, el federal y por supuesto, el gobierno local. Es la primera muestra lamentable de que las diferencias políticas van a provocar errores y desatenciones como lo ocurrido en Matamoros.

Ya no se trata de la supuesta intervención de Monreal, la indiferencia de Chavira, o la incapacidad de Luisa María Alcalde, en ese conflicto; de lo que se trata es de evitar en lo corto y mediano plazo más casos como lo ocurrido en la ciudad fronteriza.

PD: La reciente toma de la carretera Victoria-Matamoros por parte de campesinos es otro botón de la creciente división que hay entre el gobierno federal y estatal. La Secretaría General de Gobierno ni se “despeinó” por tratarse meramente de un asunto federal.