SE PERPETUA 42 AÑOS, LA DICTADURA SINDICAL EN EL SUTERM DE LA FAMILIA RODRIGUEZ ALCAINE AHORA REPRESENTADA POR EL SOBRINO VÍCTOR FUENTES DEL VILLAR

Comparte esta noticia:
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Como lo resolvimos en el Foro del 4 de octubre de este año: continuar la lucha con el fin de rescatar la organización sindical y establecer la democracia sindical en el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), presentamos en las elecciones de noviembre de 2018, una planilla democrática para competir por el CEN (Comité Ejecutivo Nacional) del SUTERM, como sucedió en el 2000. Las distintas regiones que asistieron informaron de las maniobras que el Comité estuvo efectuando para perpetuarse en el poder, coaccionando a los compañeros por medio de los Coordinadores Regionales y los Secretarios Seccionales.

Como siempre lo ha hecho, el actual CEN, se opuso a la democracia, amedrentando a los trabajadores, para suplantar la voluntad mayoritaria y, a fuerza de pánico, impidió la libre participación y manifestación, contraponiéndose a los fundamentos del sindicalismo.

El CEN, manejó grandes cantidades de dinero para que los Secretarios Seccionales y los Coordinadores, los distribuyan para resolver los problemas de deudas y locales sindicales, para luego obligar a los trabajadores a que voten por Víctor Fuentes del Villar y también para obtener la facultad de nombrar a los integrantes de su Comité, sin llegar a realizar asamblea, provocando que en gran parte de las secciones, no se reúna el quórum legal ni se realice la votación, con el fin de designar personalmente a los delegados efectivos, algunas veces rifándolos.

Estas, son las anomalías que son logradas por el Comité cuando la convocatoria no es publicada oportunamente, con sesenta días de anticipación. La convocatoria no indicaba que el voto debía ser libre, directo, universal y secreto, para elegir a los representantes del CEN, como lo indica la Constitución y el Convenio 98 de la OIT. Este Congreso como los anteriores, estuvo amañado y controlado, con el fin de perpetuar la dictadura sindical. Las asambleas seccionales no se efectuaron a tiempo, como lo indican los estatutos, fueron manipuladas para elegir a los delegados efectivos incondicionales al CEN o escogidos por dedazo de los Secretarios Generales de las secciones.

Aun así, la Coordinación Nacional de Electricistas, registró una planilla democrática “Cambio y Democracia Sindical”, con el fin de contender en las elecciones, aunque el CEN del SUTERM, la rechazo sin fundamentos. Porque ellos son juez y parte en los procesos electorales.

Presentamos al XVIII Congreso 3 ponencias: Principios, Programas y Organización; Voto Directo Universal y Secreto e Industria eléctrica y democracia sindical. En estas ponencias, enfatizamos que una forma de expresión de la democracia sindical es el derecho a elegir a los representantes sindicales a todos los niveles, en forma directa universal y secreta, con la participación de la mayoría de los trabajadores. También debe tenerse el derecho a revocar el mandato a los representantes sindicales, en el momento que sea necesario y por los mismos trabajadores que le otorgaron, pues consideramos que en el SUTERM es urgente vivir la democracia sindical, como práctica cotidiana para defender los intereses inmediatos e históricos de los trabajadores.

Nuestros Estatutos han sido modificados en diversas ocasiones introduciendo aspectos negativos y vergonzosos para el movimiento obrero y los trabajadores. Tal es el caso de la afiliación forzosa de los electricistas al PRI y las disposiciones antidemocráticas específicamente las que tratan sobre las elecciones de los representantes sindicales a nivel nacional.

Entre las modificaciones a los estatutos propuestas en las ponencias entregadas y recibidas por el CEN; que aunque fueron turnadas a la comisión del Congreso, y se tomaron en cuenta sugerencias nuestras, no permitieron exponerlas y defender su contenido, al impedirnos el acceso al Congreso, se mencionan las siguientes: a) Suprimir toda referencia inconveniente para el interés general de los trabajadores en materia política organizativa, especialmente la afiliación forzosa al partido a la que pertenezca la CTM, o sea al PRI. b) Revisar íntegramente los estatutos sindicales a través de un Congreso Nacional Extraordinario convocado oportunamente por el Nuevo Comité Ejecutivo, electo mediante el voto directo, universal y secreto. c) Incluir en los Estatutos la figura de Plebiscito, Procesos Electorales Democráticos y Revocación de mandatos, la no reelección de dirigentes, respetar la preferencia política de cada trabajador, reducción del periodo representativo de 6 a 3 años y reconocimiento pleno a los derechos sindicales de los compañeros jubilados como lo señala la Ley. d) Elección de todos los representantes sindicales mediante el voto directo, universal y secreto inclusive el Comité Ejecutivo Nacional.

Reclamamos, además, la inmediata recuperación de las prestaciones perdidas, desde 1975, año en que asumió el mandato del CEN del SUTERM, el finado Rodríguez Alcaine. Desde entonces se perdieron mucho de los logros obtenidos en las sucesivas revisiones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), que a la fecha sigue siendo mutilado, pues el CEN, jamás ha tomado en cuenta la opinión de la base trabajadora. Entre ellos destacan:

* Agilización de los trámites administrativos para obtener el préstamo de casa y aumentar su monto más arriba de la inflación acumulada desde su aparición.
* Recuperación de los préstamos personales de automóvil y mobiliario y el préstamo de terminación y ampliación de casa.
* Recuperación de los Centros Vacacionales de: Acapulco, Quintana Roo y Cozumel, Puerto Vallarta, Cuernavaca, Chetumal, el Hotel Majestic y el Mirador; descuentos en transporte, en precios de alimentación y estancia por debajo del mercado, créditos vacacionales.
* Recuperación de los servicios médicos hospitalarios especializados privados, por la afiliación forzosa de los electricistas al IMSS. Al respecto, proponemos que se restablezca el servicio médico particular para los trabajadores sin afectar las pensiones recibidas del IMSS.

Por otro lado, planteamos que el sindicato luche por aumentos salariales oportunos, dignos y decorosos. El convenio de Productividad solo trajo como consecuencia el divisionismo entre los trabajadores sindicalizados y el estancamiento salarial, proponemos su eliminación, pues sigue vigente, sin el aumento del 6.7% permanente en los salarios de los trabajadores. En la revisión contractual del 2016-2018 se consumó la modificación muy dañina al régimen de jubilaciones en la CFE, se transitó de un sistema solidario a un sistema de cuentas individuales, se perdió la más cara de las prestaciones, la jubilación. La CNE-SUTERM estamos en contra de la reforma del esquema de jubilaciones por lo tanto luchamos por recuperar el sistema de jubilación solidaria.

En el pasado Congreso ordinario del SUTERM efectuado en Cancún los días 12 al 15 de este mes, el secretario general del SUTERM, prorrogó su mandato hasta el 2025, seis años más que se suman a los 13 años que lleva en el cargo, a fuerza de negar el registro de la planilla “Cambio y Democracia sindical” encabezado por Jesús Navarrete Castellanos, dirigente nacional de la CNE-SUTERM. En vez de hacer lo conducente, como lo indica la convocatoria y los estatutos, el CEN del SUTERM, con la aparición de la planilla, se dedicó a amenazar a los integrantes activos, para que renunciaran a la planilla, sin lograr su objetivo.

Ante la negativa del CEN, la CNE nombró una comisión para que asistiera al Congreso a defender su registro y las ponencias presentadas, pero fue negado el acceso de los comisionados al lugar donde se celebraba el congreso, con la intervención de los guardias de seguridad del Hotel Moon Palace, quienes los obligaron a replegarse a la entrada del Hotel y por la denuncia presentada por el CEN del SUTERM, llegó la Policía Federal con el intento de desalojar a la comisión. Ante esto, se decidió hacer un plantón permanente durante el tiempo que duró el Congreso, desplegando mantas y repartiendo propaganda alusiva al congreso. De esta manera, se demostró que el congreso no fue democrático, como los miembros del CEN tratan de aparentar, no cumplieron con los estatutos, y las elecciones no se llevaron a cabo de forma democrática, ni mucho menos mediante el voto secreto. Al no haber planilla opositora no hay competencia, y el voto de los incondicionales que según representan el voto de toda la sección; aproximadamente de 300 electricistas por sección, que nunca votaron directamente, contradice la Constitución y el Convenio 98 de la OIT.

Parcialmente tomaron en cuenta algunas sugerencias hechas en las ponencias que presentamos desde el año 2000 y al reciente Congreso de 2018 como la obligatoria militancia de los electricistas al PRI. Se modificó el artículo 87, la nueva redacción desecha decisiones por aclamación, pero conserva la votación por mano alzada para tomar acuerdos seccionales y delegacionales, para plenos del Comité Ejecutivo y la Comisión de Justicia, así como en Consejos y Congresos Nacionales. La artimaña radica en que, si las asambleas decidirán el tipo de votación, si no se hace por voto secreto, se impondrá siempre el de mano alzada. La votación para el Comité Ejecutivo se hará de la misma manera por voto representativo de los delegados efectivos, que no son elegidos por voto directo como se propone en las ponencias y se señala en la Constitución y en el Convenio 98 de la OIT. Por eso lo que informa el CEN en su carta al Lic. Andrés Manuel López Obrador es una mentira para aparentar que esta elección del CEN fue democrática.

El corporativismo sindical como engendro del sistema, representa enriquecimiento ilícito, corrupción, persecución a obreros progresistas y ha devenido de una estructura política base de la burguesía y del imperialismo, forma parte del sistema neoliberal que por intereses evidenciados han echado profundas raíces durante décadas, formando parte de compromisos antinacionales contraídos por el gobierno con empresas trasnacionales, para la entrega de recursos naturales mediante la privatización.

El Charrismo sindical apoya las privatizaciones y a los gobiernos neoliberales, por intereses muy personales, por eso es parte integrante de la mafia del poder y, para transformar al país de fondo y rescatar las empresas nacionales, deberá desaparecer, extinguirse, pues no se puede avanzar en el saneamiento de la administración pública si se conservan las estructuras caducas y corruptas que impiden que los trabajadores apoyen abiertamente la recuperación del patrimonio y la soberanía nacional.

POR LA DEFENSA DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA NACIONALIZADA Y LA DEMOCRACIA SINDICAL!
ATENTAMENTE

 

Lic. Jesús Navarrete Castellanos

Deja un comentario