Xico González… ¿UNA ADMINISTRACIÓN MÁS?…

Comparte esta noticia:
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares

Por Nicasio Fonseca Munguia Quijoteando

 “Los delitos no es nuestra obligación bajarlos… (tal vez quiso decir “no es nuestra obligación bajar los índices delictivos en el municipio”) declaró textualmente el abogado José Luis De León, flamante nuevo secretario del Ayuntamiento victorense; más claro no pudo haber sido en su dicho, o sea… la población tendrá que arreglárselas como hasta hoy.

Por lo anterior, le anticipamos amable lectora, lector, que usted y su familia, como todos nosotros, seguiremos padeciendo las consecuencias de la violencia, los robos a negocios, robos a casas habitación, el asalto a transeúntes, además de todos aquellos que lesionen sus intereses, patrimonio y persona, porque para la nueva administración municipal la seguridad pública no es de su incumbencia.

Si no es obligación para la nueva administración municipal bajar el índice delictivo en el municipio ¿Entonces de quién? la prevención de los delitos ¿No es una responsabilidad de la autoridad local? el hoy presidente municipal ¿No comprometió en su campaña mejorar la seguridad pública? de acuerdo a la legislación municipal y la misma Constitución Política de la República ¿No es Victoria un municipio autónomo, como para instrumentar sus propias medidas de seguridad?.

Entendemos que por razones de fuero y competencia, la autoridad municipal se subordina tanto al Estado, como a la Federación, lo que en ningún momento lleva a liberarle respecto a su función intrínseca, que es procurar el bienestar de su población proveyéndole de los medios suficientes para ello, uno de los cuales, la Dirección de Seguridad Publica Municipal, como su titular y la estructura policial, se encuentran bajo las órdenes del alcalde en turno, siendo su responsabilidad proveer a los habitantes de la seguridad y paz social necesarias a su desarrollo.

Nos queda claro que la problemática victorense heredada a la nueva administración resulta no únicamente compleja, cuanto por demás grave en relación al abandono de varias décadas, pero de eso, a desconocer la función básica de la alcaldía y su estructura de gobierno municipal, resulta por demás inaceptable, máxime cuando este desconocimiento proviene del secretario del Ayuntamiento.

Los tamaulipecos y particularmente los victorenses, hemos padecido situaciones difíciles y dolorosas en materia de inseguridad, por lo que resulta difícil aceptar el manifiesto desconocimiento de quien en su papel de secretario del Ayuntamiento debiera ser el orientador jurídico y administrativo de la comuna.

Mal inicia la semana aquel que lo ahorcan en lunes; al abogado José Luis Liceaga tal vez le impactaron las cámaras y micrófonos de los medios de comunicación llevándolo a realizar una desafortunada declaración respecto al tema de seguridad, por lo que esperamos que una vez pasado su pánico escénico, ratifique la confianza depositada por el alcalde en su nombramiento y se dé cuenta que instrumentando adecuadas políticas sociales se bajan también los índices delictivos.

Debe saber el señor secretario del Ayuntamiento, que si la nueva administración municipal cumple sus compromisos de campaña en materia de educación, cultura, deporte, además de promover el empleo y logran el objetivo de mejorar la infraestructura pública, resultaría la forma más efectiva para disminuir los índices delictivos, además, por supuesto, de promover la salud a través de la recreación con el baile al que tanto es afecto el Dr. Xico.

Victoria se encuentra en completo abandono, pese a lo cual cada administración municipal representa una nueva esperanza de volver al nivel de bienestar y desarrollo que alguna vez significó el orgullo de ser victorease, por lo que hoy nos cuestionamos ¿Una administración más de las que hemos padecido? Y usted… ¿Qué opina?…