PrincipalZona Centro Tamaulipas

TAXISTA HACE VOLAR A UN MOTOCICLISTA

 

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- Recostado sobre un charco de su propia sangre, quedó un motociclista, pues después de estrellarse con un taxi que le cerró el paso, salió proyectado por encima del capacete, causándose una grave herida en la mano derecha.

Minutos antes de las 4 de la tarde, varias personas se comunicaron al 911 para reportar a una persona herida de gravedad, sobre el Libramiento Emilio Portes Gil, a escasos metros del cruce con la calle Juárez.

Los elementos de la Cruz Roja, delegación Victoria, se trasladaron hasta esta zona para darle los primeros auxilios a Alberto Magaña, de 26 años de edad.

Con la mano derecha completamente ensangrentada y la pierna del mismo lado fracturada, Magaña fue llevado a la sala de urgencias del Hospital General, donde permanece internado.

Por su parte, el perito de tránsito, Fernando Mora Barrón, fue el encargado de tomar conocimiento de lo sucedido.

En sus primeras anotaciones, Mora  detalló que el presunto responsable del accidente, era el señor Pedro Lara Banda, de 60 años de edad.

El sexagenario, residente del ejido Aquiles Serdán, manejaba un automóvil Ford Ikon, habilitado como taxi, del sitio 15 Hidalgo.

De acuerdo a su versión y, al testimonio de algunos presentes, se estableció que esta unidad de alquiler, salió de la terracería que está a un costado del camino.

Al tratar de incorporarse a un retorno, el taxista atravesó los carriles en diagonal  y, por no tomar las debidas precauciones, le cerró el paso al motociclista que venía de sur a norte y, que se estrelló contra el lado derecho de la unidad.

El impacto fue tan fuerte, que ambas puertas del vehículo quedaron severamente dañadas, mientras que él salió disparado por encima del taxi, hasta caer del otro lado, sangrando de distintas partes del cuerpo.

Las llamadas al número de emergencias, no se hicieron esperar y, minutos después, los paramédicos llegaron para atender y trasladar al herido.
Al final, ambas unidades fueron remolcadas por una grúa al corralón.

 

 

 

 

ALEJANDRO DÁVILA

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar