Los vientos del 1 de julio…

Comparte esta noticia:
  • 23
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    23
    Shares

A vuelo de pájaro se puede vislumbrar en Tamaulipas, un escenario -con los datos electorales preliminares-: la liquidación del PRI, la fuerte emergencia de MORENA y un leve retroceso cuantitativo del PAN.
El PRI, que mantenía una presencia importante en los municipios de Río Bravo, Matamoros, Tampico y Ciudad Victoria los perdió como bastiones.
El PAN, que venía de una elección en donde obtuvo 750 mil votos sintió una retracción al perder casi 100 mil votos en dos años y MORENA que de la nada pasó a obtener alcaldías tan relevantes como Matamoros y Ciudad Madero.
¿Quién perdió?..
Evidentemente: el PRI.
¿Quién ganó?..
Obviamente: MORENA y el PAN.
En los números reales, se avizora una victoria del PAN. Nuevo Laredo, Reynosa, Río Bravo, Ciudad Victoria y Tampico, le dan oxígeno a los azules. De las 9 diputaciones en disputa, se presume que al menos 5 serán para MORENA y 4 para el PAN en tanto el PRI en la peor cosecha de su historia obtuvo cero diputados.
En las Senadurías –aunque la disputa se mantiene cerrada y poder variar- el PAN lleva delantera apenas con algunos 10 o 15 mil votos contra el los candidatos de MORENA.
En la evaluación del escenario, se debe ponderar que el PAN es el partido en el poder en Tamaulipas; y MORENA, es apenas su segunda elección en la entidad y ambas desde la oposición. Esa estimación, resalta la labor del lopezobradorismo en el estado.
Se deberá limpiar la elección en Reynosa y Río Bravo. La ventaja oficial que se otorga a Maky Ortiz –casi 30 mil votos- parece irremontable. Algo falló en la ciudad a los opositores de la panista; el candidato de MORENA José Ramón Gómez, juraba que tenía cubiertas el 100 por ciento de las casillas electorales y el PRI aseguraba que su cobertura de casillas era respetable.
(Esa debe ser la primera lección para MORENA, sus militantes y sus candidatos, si quieren convertirse en un partido de poder en Tamaulipas: deben construir una estructura que les garantice competitividad y triunfos).
¿Dónde quedaron las redes progresistas magisteriales?..
¿Dónde estuvieron los defensores del voto, que uno y varios emisarios de Ricardo Monreal convocaron y afirmaban tener, para cubrir más del 90 por ciento de las casillas de Tamaulipas cubiertas?..
(En ciudad Madero, el éxito del alcalde electo Adrián Oseguera, se basó en la estructura electoral que empezó a construir desde hace un año. Ni una casilla, dejó de cubrir. Y aún así, las maniobras del alcalde panista y candidato a reelegirse Andrés Zorrilla con una bien armada urdimbre de mapaches por poco vence a la red de MORENA. Cuando llegaron las Redes Magisteriales Progresistas a Madero, ya estaban todos los representantes morenistas preparados. Otros candidatos, se tiraron a sus catres y esperaron que la ola de AMLO los llevara al triunfo. Algunos resultaron beneficiados; otros, se quedaron en la orilla).
Faltan los números reales. Los que dirán, qué paso realmente en Tamaulipas. Hay zonas de enorme silencio. (La de Mante, una de ellas). En Nuevo Laredo, Reynosa y Río Bravo, pueden cambiar las cifras; quizá no para mover los resultados; sí, para puntualizar porcentajes.
En términos concretos: fulminante derrota para el PRI.
Agobiante victoria para el PAN.
Festivo éxito de MORENA.
Orfandad trágica para el PRI: por primera vez en su historia, no tendrá diputados federales –de mayoría-, ni Senadores de la república. ¿Quién sacará el gato a retozar?..
Momento de reflexión profunda para los azules: con victorias sufridas y un PAN sin liderazgos potentes, enfrentará un futuro incierto y nebuloso el 2019, cuando se elija el Poder Legislativo de Tamaulipas con un Ejecutivo Federal ajeno.
Horas de re encauzamiento necesario para MORENA: rehacer su estructura partidista con liderazgos funcionales y construir una agenda para actuar en el nuevo paisaje regional, con sus representantes en las Cámaras de diputados y Senadores.
Si es que quiere, convertirse en saludable contrapeso al poder Ejecutivo tamaulipeco.
Si no…
(Como dijo el Filósofo de Güemes).
…pos no.

 

 

 

 

José Ángel Solorio Martínez

Deja un comentario