REBOTA CONTRA PARABRISAS Y QUEDA GRAVE

Comparte esta noticia:
  • 21
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    21
    Shares

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- Un empleado del Ayuntamiento que regresaba a su domicilio después de concluir su jornada laboral, terminó hundido entre el parabrisas de una camioneta la cual le cerró el paso cuando manejaba su motocicleta.

Al filo de las 14:30 horas del día de ayer, a los paramédicos de Protección Civil municipal se les pidió que se trasladaran a la avenida Carlos Adrián Avilés y cruce con calle 18 de Julio ya que en la zona se encontraba una persona lesionada derivado de un accidente vial.

En cuestión de minutos, los cuerpos de auxilio llegaron para darle los primeros auxilios a Jaime Alejandro Márquez Zurita, de aproximadamente 40 años de edad y con domicilio en la Colonia Horacio Terán.

Esta persona, quien dijo ser empleado del municipio, en primera instancia no quería ser llevado a un hospital pero al final el dolor de sus lesiones lo venció y aceptó ser llevado al General, donde permanece internado.

Por su parte, los informes recopilados por los peritos de Tránsito en turno determinaron que el lesionado iba para su casa a bordo de una motocicleta marca Kurazai color rojo.

Terminaba sus horas de trabajo y se enfiló sobre la avenida Carlos Adrián Avilés en sentido de norte a sur.

Para su mala suerte, en el cruce con la calle 18 de Julio “rebotó” contra la parte frontal-derecha de una camioneta Mazda que le cerró el paso al hacer una maniobra en “U”.

Esta flamante unidad de reciente modelo era tripulaba por Daniel Martínez, quien vive en el sector Ampliación Las Playas.

Se supo que Daniel venía en sentido opuesto al motociclista y al virar en el retorno para dirigirse a su casa que está a escasos metros, terminó dándole el cerrón.

Tras impactarse con la camioneta, el empleado dio una maroma en el aire y cayó en el parabrisas de la camioneta dejando un enorme boquete.

Los vecinos asustados al ver la magnitud del percance llamaron al 911 y pidieron auxilio a los paramédicos.

 

 

 

 

 

ALEJANDRO DÁVILA