El joven asaltado presentaba cuatro heridas por arma punzocortante en el cuello, las cuales le habrían lacerado la tráquea y provocado un abundante sangrado interno, por lo que los paramédicos rápidamente le brindaron los primeros auxilios para llevarlo a un hospital.

Vecinos del lugar donde ocurrieron estos sangrientos hechos refieren que el muchacho fue abordado por unos vándalos, quienes se le fueron encima a golpes. Al defenderse de ellos, uno sacó una navaja y le asestó cuatro puñaladas en la base del cuello.

Tras el ataque, que dejó al joven tirado en el asfalto, le arrebataron la billetera y su teléfono celular para luego escapar a toda prisa corriendo. Los agentes policiacos montaron un cerco en las cuadras cercanas con la intención de interceptar a los asaltantes.

Por su parte, el joven herido fue trasladado en estado grave de salud hacia el Hospital General de esta Capital para ser intervenido por un médico e impedir que se desangre hasta morir.