LA SOBERBIA DE CABEZA DE VACA

Comparte esta noticia:
  • 104
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    104
    Shares

A Cabeza de Vaca le enerva que ajenos a su gobierno hablen sobre la inseguridad que azota Tamaulipas, especialmente a Reynosa, al parecer no recuerda que ese tema fue parte fundamental del discurso que manejo desde sus tiempos de Senador para llegar al puesto que ocupa hoy

“Al interino o de cuál estamos hablando, porque si mal no recuerdo por ese no voto nadie, verdad, de ese?, que empiece por su casa porque la alerta debe empezar allá, con lo que pasó en Valle Oriente y con los problemas que pasaron en algunos restaurantes”, dijo García Cabeza de Vaca ante los medios de comunicación en la frontera del estado, luego de que el gobernador de Nuevo León aconsejara a la ciudadanía de esa entidad evitar viajar a Reynosa, esto luego de que en dicha ciudad los hechos de violencia se han recrudecido, al grado de que una mujer perdió la vida al viajar con 1 bebe y un niño todo porque le toco el infortunio de estar en el momento en que se suscito un enfrentamiento entre delincuentes y fuerzas de seguridad, daño colateral, incluso yo le agregaría una ciudad más para evitar en estos momentos, se trata de Nuevo Laredo, donde la Marina niega haber disparado y asesinado por error a una familia inocente el pasado fin de semana.

Para los que vivimos en Tamaulipas esto no es nuevo, es una enfermedad que ha persistido durante varios sexenios estatales y que desgraciadamente se ha ido acentuando a pesar de los “tratamientos” que ha intentado aplicar tanto el gobierno federal como el estatal, los municipales no los podemos incluir porque cómodamente se han desentendido del problema que representa la inseguridad y los alcaldes parásitos que tenemos se deslindan bajo el argumento de que es un tema que no les compete, que no es de su alcance al considerarlo un problema del orden estatal y federal, para muestra un botón nuestro sonriente alcalde de Victoria Oscar Almaraz esa ha sido su postura durante su gestión en el Ayuntamiento local, a pesar de que durante su campaña (la de hace 2 años) nos quiso cautivar con sus mentadas velas de la paz y la esperanza, ojala ya no saque esa ridiculez en este proceso electoral que se avecina en donde busca reelegirse para su cargo, un proceso donde no hay a quien irle en Ciudad Victoria, por un lado la sonrisa de la corrupción y por otro lado un médico que no consulta que se muestra como gente del pueblo pero que es más “show” que soluciones, bailando zumba, montando a caballo y siendo populachero, Dios nos cuide.

Regresando a lo que nos tiene aquí, Cabeza de Vaca nos muestra una vez más esa soberbia que lo ha caracterizado desde sus tiempos como diputado local, alcalde de Reynosa, Senador y ahora Gobernador, un tipo engreído en todo el sentido de la palabra, cualquier reportero que haya tenido la oportunidad de haberlo tratado en cualquiera de los cargos que ha ocupado puede confirmar esto, sangre pesada, un rasgo que parece estarlo cegando de la realidad que tanto crítico cuando fue oposición, la inseguridad, primero es importante que Cabeza de Vaca tenga en cuenta que si bien ganó por amplio margen en la elección para convertirse en gobernador esto en gran parte fue porque la gente salió a votar para sacar al PRI del gobierno, pudo haber sido cualquier personaje medianamente decente el candidato del PAN y el resultado seguramente hubiera sido el mismo, hasta un cono pues, por lo que tratar de hacer menos un comentario de un gobernador interino porque este no llegó por la vía del voto va acorde a esa petulancia del mandatario de Tamaulipas, que no lo vemos dándose golpes de pecho por la incesante violencia que golpea a la frontera de nuestro estado como si lo hizo cuando era Senador en campaña a la gubernatura.

“Nosotros nos encargamos de nuestro estado y que el se encargue del de él” puntualizó Cabeza de Vaca en un tono retador, se acuerda hace 2 años cuando Cabeza de Vaca fue con “El Bronco” para presumir que lograrían forjar una policía Interestatal ¿Qué ha pasado con esa intención?, se acuerda cuando nuestro hoy Gobernador presumía sus nexos con Texas y de como el iba hacer que nuestros policías fueran capacitados en Estados Unidos ¿Qué ha pasado con esa propuesta?, la alerta claro que existe aquí en Tamaulipas que no lo quiera minimizar nuestro soberbio gobernador, desde hace muchos años, el mismo hacia énfasis en eso, ¿o ya se le olvidó?

La realidad es que vemos al gobernador electo de Tamaulipas más enfocado en el proceso electoral que se avecina que en exigir al gobierno federal apoyo y respuesta a la violencia que no para en ciudades como Reynosa, Nuevo Laredo, Ciudad Victoria, Mante, etceterá….

Así es, apadrinando al candidato “independiente” que ahora es del PAN y que es emanado del PRI que busca la alcaldía de Victoria, acudiendo a eventos del candidato presidencial Ricardo Anaya, levantando investigaciones contra candidatos del PRI en el estado, colocando a integrantes de su gabinete estatal ya sea en candidaturas o en puestos relevantes para coordinar campañas dentro de su partido, vaya incluso busca poner a su hermano en San Lazaro como Senador, hay muchas muestras de esa soberbia que siempre ha caracterizado a Cabeza de Vaca, un rasgo que resulta peligroso cuando le agregas poder y control, lo cual hoy tiene como gobernador y que desgraciadamente no lo esta utilizando para lo que nos prometió durante tanto tiempo que se mostró como oposición, combatir la inseguridad, el nepotismo y el influyentismo, ahora es incapaz de aceptar que Tamaulipas es un foco rojo en donde SÍ DEBEMOS LEVANTAR LA ALERTA porque familias inocentes siguen muriendo como daño colateral de la guerra del narco, una enfermedad que solo ha servido como un tema político electoral a la cual o no la quieren tratar o simplemente son incapaces de controlar.