Un pequeño de dos años murió por un descuido luego de haber consumido por error una galleta con raticida en Monclova, Coahuila.

Tras estos hechos la Fiscalía General del Estado abrió una investigación por la muerte del pequeño Manuel Alejandro “N”.

De acuerdo con Jaime Alejandro padre del menor, cuando llegó a su domicilio encontró a su hijo en mal estado, sin poder hablar y a un costado con un trozo de galleta con veneno para eliminar los roedores, el cual lo habría matado.

De inmediato pidió auxilio a su hermano para trasladar al menor a la Clínica 33 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Ixtlero, en Ramos Arizpe. Sin embargo, en el trayecto observaron que el niño ya no respiraba.

Tras ser valorado por los médicos estos confirmaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que se procedió a detener los padres.

Para aclarar el caso, personal de Servicios Periciales acudirán este día al domicilio para corroborar la declaración de Jaime Alejandro.