CABEZA DE VACA, LAS EXPECTATIVAS CREADAS Y NO CUMPLIDAS

Comparte esta noticia:
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Shares

LOS FIRULETES

Carlos F. Dominguez

 

El gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca, durante su muy azarosa campaña político electoral, a pesar de su mala fama pública, creo enormes expectativas para cambiar el ambiente y modos corruptos en la sociedad tamaulipeco. Los ciudadanos votaron de forma contundente por él, con la expectativa de “los vientos de cambio” que englobaba todo lo que no se quería después de veinticinco años de los abusos e impunidad de la casta de los narcogobernadores: Cavazos, Yarrington, Hernández y Torre. Las expectativas que creó fueron inmensas, hoy lo están hundiendo en el sentimiento popular, se percibe que no cumple y no puede con la cosa pública. Las cosas están igual o peor.

Y su malestar, su conciencia de que no anda bien en lo prometido lo refleja en su rostro. Es el rostro del la frustración el querer y no poder, ya sea por incapacidad o porqué mintió al prometer.

Observe su rostro, lo dice todo, quiere llorar. Es el rostro que refleja los miles de problemas no resueltos, los tamaulipecos ya lo conocemos en el de Américo Villarreal Guerra, que sufría con el poder y en su rostro se reflejaba.