TIEMPO DE REVANCHAS

Comparte esta noticia:
  • 37
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    37
    Shares

–ENROQUE—

JOSÉ LUIS HERNÁNDEZ CHÁVEZ

 

Cuando Francisco García Cabeza de Vaca buscaba la candidatura del PAN a gobernador, dos de sus contrincantes fueron los entonces alcaldes de Nuevo Laredo, Carlos Cantúrosas Villarreal, y de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, que también pretendían la postulación, pero se quedaron en el camino.

Las fricciones y conflictos a que dio pie la contienda interna, sin embargo, no terminaron con la designación del reynosense como candidato al gobierno del Estado, incluso se ahondaron y aparentemente no han logrado superarse.

Cuando el actual mandatario estatal asumió las riendas de Tamaulipas el Congreso ordenó que la cuentas públicas de Cantú y Lety, que habían sido aprobadas durante la gestión de Egidio Torre Cantú, regresaran a la Auditoría Superior del Estado para una nueva revisión.

Las diferencias entre el mandatario tamaulipeco y la alcaldesa de Reynosa, Maky Ortiz Domínguez, tampoco son nuevas, vienen desde que ambos buscaban llegar al Congreso de la Unión.

Como le sucedió a Cantú y a Lety, más tardó en llegar Cabeza de Vaca a la gubernatura que en reavivarse el viejo conflicto.

El Congreso tamaulipeco emplazó a la presidente municipal a que rindiera un informe sobre la designación de ocho funcionarios municipales, que dijo que estaba plagada de irregularidades, además de que, según el cuerpo legislativo, no cumplían con los requisitos de residencia ni de preparación, y obligó a la titular del ayuntamiento a dar de baja a cinco de ellos.

Le advirtió, asimismo, a la alcaldesa, que debía de justificar las sesiones del cabildo y que, si no lo hacía, los acuerdos tomadas en ellas podrían ser anulados por que no se apegaban a lo dispuesto por el código municipal.

La designación de los candidatos panistas a alcalde ha abierto una nueva etapa a las rencillas. ¿Cantú y Lety aprovecharán las pugnas generadas por el proceso selectivo para jugarle otra vez las contras al gobernador? No se sabe pero no sería extraño que trataran de hacerlo.

La solicitud de registro de Maky para buscar la reelección y pelear al aspirante palomeado por el alto mando estatal, Jesús María El Chuma Moreno Ibarra, ha puesto de relieve que la funcionaria no solamente no se ha sometido ni acatado las directrices del CDE sino que piensa en ganarle la postulación.

Como en la frontera, en ciudad Madero las diferencias entre los militantes de Acción Nacional y el presidente municipal seguramente van a repercutir negativamente a la hora de las votaciones.

De dientes para afuera los grupos del Director estatal del Conalep, Agustín De la Huerta Mejía, y del ex Secretario de Ayuntamiento que fue depuesto arbitrariamente, Juan Torres Sáenz, cuya esposa, Esther Lozano Hernández, por cierto, es la presidenta del comité directivo local del partido político, aseguran que apoyarán la reelección de Zorrilla, la realidad, sin embargo, indica que se mantendrán al margen de la competencia y que muchos de ellos votarán en contra del jefe edilicio.

El primer domingo de julio, se sabrá de qué manera impactaron los factores revanchistas en los resultados electorales.

La única que tiene todo bajo control es la alcaldesa de Altamira, Alma Laura Amparan Cruz. Gracias a la estrecha y positiva relación que ha mantenido con los panistas, las bases militantes le han externado todo el apoyo, además, sin rivales de peso en la oposición, todo indica que, no obstante que la disputa del gobierno de la ciudad será competitiva y difícil, logrará los sufragios suficientes para continuar en el cargo por un nuevo periodo.

Mientras son peras o son manzanas, en Tampico el virtual candidato del PAN a la alcaldía, Chucho Nader Nasrralah, trabaja de la mano con Eduardo Hernández Chavarría, Germán Pacheco Díaz y el Químico Sergio Salazar, en la consolidación de los amarres, tato al interior del partido político al que pertenece, como los de otras agrupaciones políticas, caso concreto del PRI.

El que, en cambio, fiel a su viejo estilo de condicionar el respaldo al aspirante es Jorge Díaz Casillas. Según ha trascendido, el ex diputado local andaría recabando firmas para decirle al Secretario de Administración del gobierno del Estado que si quiere que lo ayuden a llegar a la presidencia tendría que incluir a varios de sus seguidores en la futura planilla de candidatos a regidores del próximo cabildo.