EXIGEN JUSTICIA POR MUERTE DE RECIÉN NACIDO

Comparte esta noticia:
  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Shares

CIUDAD MADERO, Tamaulipas.- En 32 minutos se hizo la exhumación de los restos del recién nacido Luis Arturo, quien falleció por presunta negligencia médica hace dos años en el Hospital Regional de Pemex.

En medio de llanto, la abuelita del menor, María Concepción Ordaz Montelongo, exige justicia para su familia, para su hija y su bebé quien pesó cuatro kilogramos al nacer.

Relató que su hija Luisa Beatriz, ingresó al hospital el 21 de septiembre del 2016 a las 10 de la mañana, pero fue hasta el día 22 en que canalizada al quirófano, pero después de complicadas labores de parto a las 15:00 horas les informaron que el niño había muerto.

Un promedio de 20 personas, entre elementos de la Policía Investigadora de Madero, personal del área de periciales de la Procuraduría General de Justicia, así como de la funeraria se encargaron de extraer el féretro de color blanco.

En la Unidad de Investigación Número 2 de Ciudad Madero, es donde está denunciado el ginecólogo Armando “N”, quien además de ser el jefe de ginecología en el Hospital de Pemex, también labora en dos hospitales privados de Tampico.

Ordaz Montelongo, agregó que en la clínica le indicaron que el fallecimiento de su nieto fue por obstrucción de hombros.

“Él la estaba viendo en un hospital particular, él ya sabía como venía el bebé, el bebé venía grande, pesó cuatro kilos y mi exigencia es el castigo, que se le haga justicia al bebé y a mi hija, toda la familia se encuentra muy dolida, pido justicia para mi bebé que venía sano, venía grande”.