Independientes en recta final

Comparte esta noticia:
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

Tiempo de  opinar

Raúl Hernández Moreno

El proceso de levantamiento de firmas para poder ser candidato independiente a la presidencia municipal, entró a su etapa final.

El proceso inicio el 8 de enero y concluye mañana martes 6, a las doce de la noche.

En el caso de Nuevo Laredo, los tres aspirantes a la candidatura están tensos, nerviosos.

Y es que,  mire, hasta las 23.59 horas del domingo 4, Jorge Miranda Niño llevaba 9712 de un total de 8 992 firmas requeridas por el Instituto Electoral de Tamaulipas para validar la candidatura. El problema es que de estas 9,712 firmas presentadas –800 más de las requeridas—solo se han validado 7,995. Es decir, el IETAM ha corroborado que  los ciudadanos que dieron esas firmas si están en la lista nominal de Nuevo Laredo y sus derechos políticos están vigentes. En cambio están en revisión 1,717 firmas.

Con Víctor Vergara Martínez pasa lo mismo. Hasta el domingo llevaba 9,139, pero se han validado 7,880.

Y en el caso de Miguel Angel Santos Guatemala llevaba 6,033, pero han sido validadas 4,903.

Pero además todavía hay que revisar que del total de las firmas presentadas se cumpla con la regla de  que el uno por ciento de las firmas de la lista nominal estén distribuidas en la mitad de las 196 seccionales  que existen en Nuevo Laredo. Sin el cumplimiento de ese requisito de nada valdrá presentar el 150 por ciento de las firmas requeridas por el IETAM

Estas reglas no son del agrado de los aspirantes, ni de muchos ciudadanos que estamos convencidos de que los partidos bloquean la participación de los independientes. Desgraciadamente así es la ley y se tiene que cumplir.

Ahora que también hay que decir que se registran como aspirantes elementos que realmente no tienen interés de ser candidatos, como el comunicador Pedro Ferriz de Con que durante meses se la paso diciendo que iba a ser candidato presidencial, que iba a ganar y demostraría como se debe gobernar al país y al final junto muy pocas firmas, porque no trabajo para conseguirlas.

En otro tema, el próximo domingo 11  terminan las pre-campañas de los pre-candidatos a todo tipo de cargos.

Desde que arrancaron las pre-campañas presidenciales, el 14 de diciembre, hemos  visto las mismas campañas de siempre: trilladas, con candidatos que parecen genios  surgidos de una lámpara, hemos visto las descalificaciones e insultos entre los  pre-candidatos.

Nada cambia, todo es igual. Si tuviésemos el poder de trasladarnos en el tiempo y ubicarnos en las campañas de Madero,  Obregón, Avila Camacho, Alemán, López Mateos, Echeverría, Salinas, Fox, Calderón, veríamos que todas son lo mismo.

El problema es que como los políticos nos acostumbraron a esas campañas,

a las promesas, vemos   normal que sexenio tras sexenio, el país sigue igual. Los avances, las mejoras, los logros en determinadas áreas sociales, económicas y políticas, son el resultado de la globalización, no de un gobierno eficaz.

Hoy, como ayer y siempre, no hay que votar por el mejor, porque no lo hay, sino por el menos malo.

.