Meade en el despeñadero y Anaya en el tocadero…

Comparte esta noticia:
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares
Los mexicanos están cansados de los discursos de cada proceso electoral y es que los presidenciables siempre salen con la misma canción, tal parece no se dan cuenta que el pueblo ya no quiere dichos, que quiere hechos.
El ciudadano está cierto que nunca se cumplen las promesas de campaña, por eso analiza que hay detrás de cada uno de los candidatos y que hicieron a favor o en contra del pueblo en sus pasadas encomiendas.
Ese es el motivo principal por el que JOSE ANTONIOMEADE no termina de hacer clic con la población, no convence mucho con sus discursos que se parecen a los del pasado y son todo lo contrario a lo que realizó en las encomiendas que ha tenido en el servicio público.
Es un hecho que los estrategas de MEADE están equivocando el camino, le hacen discursos que se contraponen con las acciones que ha realizado y es ahí donde el pueblo siente nos quedó mucho a deber, es más, cuando más lastimó nuestra economía.
A como llevan la campaña será difícil que logren congraciarse con el respetable, que la gente crea en sus palabras porque él ya estuvo en donde puedo comprobar con hechos los dichos que ahora trae y la verdad sus acciones difieren mucho de lo que propone, lo peor, ya se le relaciona con las mismas palabras de ENRIQUE PEÑA NIETO, también de cuando prometió y no cumplió.
A pesar de la baja calificación que tiene la actual administración federal y el rechazo de la población, MEADE sigue hablando maravillas del gobierno peñista y eso lejos de acercarlo al pueblo le abre una gran brecha similar a la desigualdad que se vive hoy en el país.
Aunque lo duden los políticos, el pueblo tiene memoria y recuerda las afrentas, más si hoy día se padece por culpa de ellos cosa que MEADE y sus estrategas parecen no entender, por eso sigue ensalzando a ENRIQUE PEÑA NIETO y con ello la gente recuerda  una traición.
Por la manera en que JOSE ANTONIO cambio de bando muchos mexicanos le ven como que traicionó la administración de FELIPE CALDERON y, se está cierto, cuando se traiciona una vez se traiciona siempre, la gente entiende que sí pudo traicionar intereses tan grandes por eso nada diferente puede esperar el pueblo.
Con todo y ello el presidenciable tricolor sigue con sus discursos peñistas, bueno hasta las equivocaciones que ha tenido en sus discursos son muy similares a las de ENRIQUE PEÑA NIETO, ¿así cómo esperan que levante la campaña?, no hay manera.
JOSE ANTONIO MEADE, hibrido calderonista-peñista porque él dice no tiene filiación partidista, parte del mal y trillado discurso de que diferente cuando la verdad es que él carga con el peso de buena parte de los desaciertos del actual sistema y más porque estuvo en las dependencias como SEDESOL, que no bajo los índices de pobreza, HACIENDA que persigue a al ciudadano normal hasta por un chicle que no declara y a los grandes evasores les condonan sus adeudos o peor aún no son capaces de checar como se mueve el dinero de los delincuentes.
Dice JOSE ANTONIO MEADE que es fácil hablar y decir que la pobreza termina acabando con los pobres, qué él sí sabe cómo, lo que no se entiendes es que si lo sabía por qué no lo hizo, también dice que ira tras el dinero y financiamiento de los delincuentes pero, ¿por qué no lo hizo desde Hacienda?
En fin, la situaciones es que los estrategas de JOSE ANTONIO MEADE le están fallando, discursos huecos que exhiben hasta que el presidenciable no hizo nada para beneficio de los mexicanos, peor aún, lo traen entre azul y buenas noches.
MEADE es la muestra viva que las promesas de campaña no son los hechos, seguramente es por esa razón que la gente no confía en los discurso, quizá eso lo entendió ya RICARDO ANAYA que ahora en lugar de hablar se dedica a tocar y con ello ha logrado captar la atención del sector al que quizá pretenda llegar por ser el que es factor decisivo en una elección, los jóvenes.
Así es que mientras JOSE ANTONIO MEADE no prende con sus discursos que no concuerdan mucho con lo realizado en su función en la actual administración, RICARDO ANAYA anda toca que toca y cambio de discurso y canción.
Primero apareció ANAYA tocando el ADO y la Bamba con JUAN ZEPEDA y su última intervención musical fue tocando la guitarra para acompañar el na na na na na del niño más famoso de México YAHUI.
El caso es que mientras parece que JOSE ANTONIO MEADE anda en el despeñadero RICARDO ANAYA anda en el tocadero, a ver si LOPEZ OBRADOR no les mueve más el pandero y los deja en el arrancadero.