Más valió aquí corrió que aquí quedo…

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Y pasaron dos días de los acontecimientos registrados en Nuevo Laredo Tamaulipas donde en pleno evento de la autoridad municipal se manifestaron acciones de violencia y el tema sigue dando de qué hablar.
No es para menos, lo sucedido puede traer consecuencias negativas, desde problemas de salud por sustos, hasta ausencia de eventos al aire libre con la consecuente dificultad de ver a la autoridad para señalar fallas de sus administraciones.
De hecho es muy lamentable que las nuevas generaciones sean testigos de esos acontecimientos, es triste porque luego de lo sucedido puede bajar la participación de la niñez en eventos deportivos, culturales o recreativos al aire libre, el miedo le ganará a la emoción de recibir un reconocimiento y eso no está bien.
Después de lo ocurrido el propio alcalde mediante un video difundido en medios de comunicación y redes sociales minimizó el  hecho aclarando no se habían registrado pérdidas humanas ni lesiones de  nadie.
Obviamente la autoridad municipal tenía que salir a dar la cara e intentar tranquilizar a la ciudadanía, como autoridad no puede ni debe generar más pánico, está obligado, aunque suene ilógico, a bajar la presión.
Pero los comentarios en redes sociales y notas de los principales medios de comunicación nacional no le dieron a ENRIQUE RIVAS CUELLAR muchos votos de confianza, en la mayoría se leían mensajes cuestionándole su actuar, aseguran que el edil salió corriendo del evento dejando a la gente a su suerte razón por la que continúan los reclamos y los comentarios adversos en las redes sociales no de dejaron esperar.
Entre todo lo que le dicen le cuestionan no brindarle a su gente las condiciones de seguridad, salir corriendo para ponerse a salvo en lugar de, por lo menos, a los niños proteger su integridad.
Tienen razón muchos de los comentarios, la autoridad municipal sabedor de la situación que se vive en su municipio debe valorar donde y como se deben hacer los eventos donde participen familias y niños para evitar cualquier eventualidad.
Igual es verdad que toda autoridad debe procurar proteger la integridad de su pueblo pero también es cierto que el mecanismo humano reacciona para su autoprotección, cuando siente está en riesgo por instinto busca la manera de ponerse a salvo, no se excusa al alcalde, al contrario, coincidimos con muchos de los comentarios, si no puede brindar seguridad a su pueblo de perdido que sea consciente y no exponga a su gente, pero la reacción de cuidar su vida es instintiva.
Cierto, no le quedaba de otra a ENRIQUE RIVAS, salir a dar la cara, de lo contrario hubiera sido peor la crítica.
Muy lamentables los acontecimientos, nuevamente Nuevo Laredo fue noticia a nivel nacional por incidentes negativos, más lamentable es que las nuevas generaciones tengan en sus mentecitas esos recuerdos y hasta los vean como normales.
Que si el alcalde salió corriendo, que si dejó a la gente a su suerte mientras él se ponía a salvo tampoco es bueno, pero es una reacción natural de todo ser humano, con ENRIQUE RIVAS aplicó el viejo refrán que reza, “Más vale aquí corrió que aquí quedó”.