“MEADE SE PARECE A SEMANA SANTA; NO SABEMOS SI CAERA EN ABRIL O MARZO”: ANAYA

Comparte esta noticia:
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Esta semana se han visto algunos movimientos con los candidatos que pretenden ganar la elección presidencial de este año. Veamos cómo van algunos casos y como se ha abaratado la contienda electoral en el país. Los independientes en su rol de “estorbo”, Meade y el PRI que no levantan y Ricardo Anaya en su esfuerzo por ser un buen segundón en la contienda.

Comencemos con el futbolista Rafa Márquez y su intrascendente firma en favor de Margarita Zavala. La carrera del futbolista es similar a la de Zavala, vienen a menos. Márquez viene de un escándalo de lavado de dinero y ahora “apoyando públicamente a un candidato”, lo hace ver como parte de algo raro. La carrera del futbolista es de las mejores en la historia del futbol de México. El error o tropiezo del lavado de dinero puede afectarle más si se presta a los dramas de un candidato a la presidencia de la República. Ni con eso levantarán en lo mínimo los Calderón.

Meade sigue sin levantar. El candidato priista se parece más al Veracruz en la liga mx, pues es cuestión de tiempo para que desciendan. Por más “varo” que le meten en imagen y publicidad, nomás no, se muere de nada. El Comando Chayote no aguantará ese ritmo tan bajo, su credibilidad vale cada día menos. Personajes como López Dóriga, Ciro Gómez Leyva —y su mascota Páramo— y Ricardo Alemán ya no pueden con la bilis. El exceso de chayote en los medios puede ser nocivo para el PRI.

Gracias a la caída de Meade, Ricardo Anaya hizo su mejor frase: “Meade es como la semana santa, no se sabe si va a caer en marzo o abril”. Anaya debe entender que la competencia es con López Obrador y no con el moribundo de Meade. Aunque sabemos que hay rivalidad, debido a que el PRI se llevó a algunos panistas (de dudosa reputación). Veremos cómo termina esta historia del PRIAN.

ADVERTISEMENT

Por otra parte, se sabe que Javier Corral es conocido como el Fernández Noroña de la derecha. Debido a que Corral es gobernador, ha logrado hacer su propio “reality show”. Y Gracias a que Peña Nieto tiene el poder de un presidente municipal promedio, el gobernador de Chihuahua ha logrado hacerle grilla por el tema de la retención de recursos. Las represalias por revelar desvíos de recursos a las campañas del PRI en Chihuahua no funcionaron. Hoy Corral le está pegando duro al PRI, esto impacta a la campaña del candidato “semana santa”, Meade.

López Obrador pasa de ser relacionado con Nicolás Maduro, Norcorea y ahora con los rusos. Deben poner mucha atención quienes estén tejiendo esta guerra sucia en contra del tabasqueño. Cuando los rusos apoyaron al “pelos de elote” de Donald Trump, ganó las elecciones contra todo pronóstico. Si quieren vincular a López Obrador con los rusos, ojo, no vaya a ser que gane con mayor facilidad. Ya solo falta que vinculen al peje con Al Qaeda o con los extraterrestres, sería interesante una campaña así.

El Bronco por más que le mete a su campaña, sigue estancado. La copia barata —y del mismo nivel intelectual— de Vicente Fox tiene un aparato que le da para estar en toda la república. Interesante sería saber el monto de los recursos de su campaña y quién paga la misma. El Bronco aparece más en los medios que Margarita Zavala y Pedro Ferriz, lo cual indica que tiene más recursos. ¿A quién beneficia una campaña gris, tirando recursos a la basura?

La campaña de Pedro Ferriz está más muerta que los programas del merolico callodehacha. El supuesto candidato independiente sigue sin “punch”. El niño de la canción de “movimiento naranja” ha resultado más popular que este candidato independiente. ¿De verdad Pedro Ferriz piensa que ganará las elecciones cuando no puede juntar 800 mil firmas? No cabe duda que los independientes lejos de ser ayuda, son una molestia y costosa para los mexicanos.

Ríos Piter parece que sigue en su intento por conseguir las firmas. El ex perredista tiene el mismo entusiasmo que Pedro Ferriz o José Antonio Meade, pero sin frutos. Tal vez el hecho de que Jorge Castañeda lo apoyara, le dio mala suerte.

Los candidatos independientes deben poner atención en los que en apariencia si es una candidatura independiente: Pedro Kumamoto. Todos los aspirantes a la presidencia de la República tienen un pasado partidista o en el caso de Pedro Ferriz en los medios. Es decir, fueron y muy probablemente son dependientes de algo o alguien. Nadie se traga el cuento de que de la nada se volvieron buenos. Pedro Kumamoto es un claro ejemplo de lo más cercano a ser independiente. Al político tapatío lo avala su esfuerzo como Diputado Local y en cómo trabaja en campo. Kumamoto comenzó desde abajo, no posando en los medios con grandes millones en recursos.

Después de esta disertación, podemos inferir que Morena y López Obrador siguen a la cabeza. El PAN-PRD-MC pudieron tener “punch” en un bastión importante, La Ciudad de México. Resulta que Alejandra Barrales será la candidata del Frente. Para Claudia Sheinbaum ahora será más fácil la contienda electoral, ya que Barrales va de fracaso en fracaso en el último año. Si el Frente tira a la basura la Ciudad de México, peligran como el mejor segundón, aquí el PRI puede aprovechar para rebasar al Frente.

Aunque la más reciente encuesta de Mitofsky con el periódico El Economista, dicen que López Obrador llega al 23.6 por ciento de las preferencias, Anaya el 20.4 por ciento y Meade con el 18.2 por ciento, me parecen falaces. En su columna del pasado 17 de enero Federico Arreola (https://goo.gl/xAdSBx) explica el por qué pueden no hacer sentido las cifras de Mitofsky y El Economista.

Así las cosas, en las precampañas —que son campañas— por la presidencia de México. Falta mucho por ver aún en todos los candidatos presidenciales. Desde los diminutos independientes dependientes, los grises Meade y Anaya —podrían formar una alianza— y el favorito desde hace cerca de 20 años, López Obrador.

 

Twitter: @Hugo_Canelo