EL MORBO DE LAS COALICIONES

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El morbo de las coaliciones

Tiempo de  opinar

Raúl Hernández Moreno

 

El 10 de enero es la fecha límite para que los partidos políticos  que proyectan coaligarse registren ante el IETAM sus convenios respectivos.

Como se sabe, a nivel federal hay tres bloques, cada uno con tres partidos.

Por lo pronto es casi un hecho que en Tamaulipas no irán juntos el PAN, PRD y MC. Habría sido  interesante, y morboso, ver juntos a Federico Elizondo, Gustavo Cárdenas y Jorge Valdez.

Y es que  Cárdenas dejó al PAN tildándolo de anti-democrático. Además él y Valdez  golpearon con todo a Francisco García Cabeza de Vaca durante la campaña del 2016. Verlos  juntos solo confirmaría el dicho aquel de “!Que cochina es la política!”

Aquí en Nuevo Laredo, Gustavo Pantoja, dirigente del Verde, adelanta que es poco probable que vayan aliados con el PRI y el PANAL y que la instrucción que tienen es explorar la idea de ir solos.

Esto les complica el panorama al Verde en el tema de las regidurías de representación proporcional, y más cuando el Tribunal Federal Electoral acaba de establecer que el porcentaje mínimo para acceder a ellas  es de 3 por ciento,  y no el2 que fija la ley electoral de Tamaulipas y que además se deben contabilizar los votos de manera individual para cada partido, vaya o no coaligado.

El 3 por ciento, equivale a unos 4 mil votos, en caso de que vote el 40 por ciento del padrón electoral de Nuevo Laredo, cifra muy moderada y  francamente se ve dificilísimo que  estos números los puedan conseguir por si solos el PRD, MC, PT, PES, PANAL y el Verde.

La cifra también estaría lejana para Morena, en caso de que se tratara de una elección intermedia, en la que no figurara en la boleta el nombre de Andrés Manuel López Obrador, como lo vimos en el 2015 y en el 2016, en el que el partido se quedó en 1,500 votos.

La ventaja de Morena es que AMLO estará en la boleta y eso le ayudará a conseguir los votos que de otra manera no obtendría, y si de paso logra postular a un ex alcalde como candidato a la alcaldía,  tendrá la fórmula completa, quizá no para  ganar, pero si para  obtener de 20 mil votos para arriba, lo que lo haría amarrar varias regidurías.

Veinte mil votos en la elección por la alcaldía  no es una  cifra descabellada,  pero siempre y cuando Morena tenga un  buen candidato y haga una campaña  ganadora.

Una cosa es la confianza que los ciudadanos  tienen hacía AMLO y otra hacía los demás candidatos  locales.

 

 

Hay que recordar que  AMLO obtuvo en Nuevo Laredo  27 mil votos en el 2006 y 21 mil en el 2012, como candidato presidencial. El  hombre tiene arrastre, aunque en las visitas más recientes que  ha hecho a esta frontera, ha reunido a unos pocas decenas de simpatizantes, excepto la vez que lo trajo una casa editorial, en la que si hubo unos cuantos centenares de asistentes.

Claro, entonces los grupos cristianos no estaban con él, y con la incorporación del PES puede darse una enorme diferencia, pues se tiene que reconocer que los cristianos son disciplinados y si se reúnen de manera masiva.