DE FIN DE AÑO…SALARIOS PRESIDENCIALES

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Maremágnum
Mario Vargas Suárez
De fin de año

Este domingo último de 2017, como regalo de año nuevo, comento a usted el interesante reportaje publicado por el portal MSN Noticias, sobre el salario mensual de algunos presidentes de Latinoamérica en funciones.
Esa percepción mensual, los especialistas lo calcula en dólares americanos.

Adicionalmente le comento que en México, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, en noviembre último acordó un incremento de 8 pesos con 32centavos, lo que elevó a 88.86 pesos la percepción mínima diaria de un trabajador de este país.

La noticia fue calificada por el sector patronal mexicano como “limitado el aumento salarial de los trabajadores”, mientras “…el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que no es menor el ajuste”, publicó en el periódico Expansión.

Para que el marco comparativo tenga realmente el impacto que busco en esta reflexión, le comento que el tipo de cambio es de 20.25 pesos por cada dólar americano, por lo que entonces estamos hablando de que cada mexicano tiene garantizado un salario diario mínimo de 4.38 dólares, lo que traduciría al mes en 131.64 dólares, o sea 2 mil 665 pesos con 71 centavos.

Empezamos con dos presidentes que surgieron con la bandera popular, luchando contra los opresores oligarcas locales, pero que han repetido en el cargo por varias ocasiones.

La presidencia de Bolivia con Evo Morales, líder nacional indígena, desde 2006 gana 3 mil 327 dólares mensuales; Otro populista, el presidente Daniel Ortega, de Nicaragua, ya había sido presidente de su país entre 1985 y 1990. En 2006 fue electo otra vez, así como en 2011 y 2016. Actualmente el gobierno le paga 3 mil 700 dólares mensuales.

El controvertido Nicolás Maduro, de Venezuela, es el 51° Presidente de Venezuela y actualmente recibe la cantidad de 4 mil 068 dólares mensuales; Juan Orlando Hernández de la República de Honduras, finalizará en enero próximo -en caso de no ser reelecto- gana 4 mil 160 dólares mensuales.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, en el cargo desde junio de 2016, tiene un sueldo de 4 mil 765 dólares mensuales; Mauricio Macri, presidente de Argentina desde 2015 recibe 10 mil 885 dólares mensuales; mientras su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, electo en 2010, tiene un sueldo presidencial de 11mil 300 dólares mensuales.

Tabaré Vázquez presidente de Uruguay, médico especialista en Oncología y Radioterapia, presidente desde marzo de 2015 -había ocupado el cargo entre marzo de 2005 y marzo de 2010- percibe un sueldo de 11mil 550 dólares mensuales.

La chilena Michelle Bachelet, cobra por ser presidenta de aquél país 14 mil 900 dólares mensuales; el actor de televisión, Jimmy Morales, ahora convertido en presidente de la república de Guatemala recibe 19 mil 300 dólares mensuales.

Finalmente el muy controvertido presidente mexicano, abogado por la Universidad Panamericana, Enrique Peña Nieto quien asumió el cargo el primero de diciembre de 2012 y concluyéndolo el 1 de diciembre de 2018, antes fue gobernador en Edomex en 2005.

Quizá también valga la pena recordar que Peña Nieto fue funcionario de su estado natal hasta llegar a la silla grande del palacio de Gobierno local. Como titular del Poder Ejecutivo, Peña Nieto recibe 13 mil 750 dólares mensuales.

En otras palabras, si dividimos los 13,750 dólares mensuales, entonces estaríamos hablando de que nuestro presidente recibe algo así como 458.33 dólares americanos diarios, que multiplicados al tipo de cambio señalado líneas arriba, estamos hablando de un salario diario de 9mil 281 pesos 24centavos, mientras que el salario mínimo de un trabajador es 105 veces menor que el presidente.

Cierro este espacio con la esperanza de que el Año Nuevo que pronto empieza, sea pródigo en salud, en primera instancia, pero también en muestras de cariño y amor familiar. Que también sea de mayor equidad para todos los sectores poblacionales del país, incluyendo desde luego a quienes nos gobiernan.