TAMAULIPAS, LAS CIFRAS DEL MIEDO; SIMULACION, CIFRAS MAQUILLADAS, GOBIERNO EN EL EXTRANJERO

Comparte esta noticia:
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Shares

VAMOS DE MAL EN PEOR’: CANIRAC

CIFRAS MAQUILLADAS

2017 EL MAS VIOLENTO

DE CADA 5 DESAPARECIDOS, UNO ES DE TAMAULIPAS

GOBIERNO DESPACHARÍA DESDE EL EXTRANJERO

Más allá de los números del empleo que presuntamente ostenta la industria manufacturera en la ciudad, diversas empresas están enfrentando una crisis que las ha obligado a cerrar sus puertas por problemas de operación y bajas ventas. En noviembre se marcharon 20 sucursales de una importante cadena de tiendas de autoservicio.

Minisúpers, restaurantes, farmacias, plazas comerciales, cines, consultorios médicos y hoteles, entre otros giros, resienten los efectos delincuenciales que agobian a Reynosa a causa de los enfrentamientos y asaltos, los cuales obstaculizan a la comunidad para realizar sus actividades cotidianas.

En diversos puntos las ventas que contemplan a giros diversos se han desplomado hasta el punto de comprometer la rentabilidad de los negocios, el acotamiento de los horarios laborales y que personas pierdan sus empleos.

Desde hace varios meses que se recrudeció la ola de violencia en la frontera los ciudadanos han optado por permanecer en sus domicilios y esto ha generado colateralmente una recesión que ya comienza a mirarse en las calles de la localidad, sin considerar comercios que en repetidas ocasiones se vieron perjudicados por pago de cuotas y los asaltos a los dependientes, quienes ahora colocan cadenas en las puertas y atienden por ventanilla.

Este escenario ha causado asombro entre la ciudadanía, ya que de ser esta ciudad una tierra fértil para los inversionistas y el desarrollo de nuevos negocios, en las últimas semanas ha visto marcharse fuentes de empleo y toparse con algunos establecimientos cerrados.

Es el caso de las tiendas de conveniencia Seven Eleven, las cuales, para la sorpresa de muchos, varias ya no abrieron. Y muchas de las que se quedaron, cuando antes solían ser muy concurridas ahora lucen –a ciertas horas– desiertas y sus estacionamientos vacíos.

Uno de los empleados, a condición de anonimato, reportó que fueron 20 sucursales que la compañía transnacional decidió cerrar, ya que representaban bajas ventas por poca afluencia.

Manifestó que para esta firma Reynosa era una de las ciudades más redituables del país; sin embargo, el panorama cambió porque la gente no tiene confianza en salir a la calle y el consumo de sus productos por consiguiente se fue en caída.

Comentó que, de acuerdo a las políticas de Seven Eleven, cada mes se eroga una fuerte suma por concepto de arrendamientos, ya que los locales donde operan no le pertenecen a la empresa, sino que la corporación se encarga de construir la infraestructura, pero si en algún momento dado llega a cerrar, existe un acuerdo legal mediante el cual el espacio no debe rentarse a la competencia directa y el dueño requiere respetarlo o pagar una fuerte compensación.

Es por ello que desde que la firma decidió retirar algunas de sus tiendas de Reynosa los establecimientos fueron pintados en su fachada de color blanco y en las ventanas ya se ven letreros avisando que se arrendan.

En algunos casos estos lugares darían cabida a farmacias o refaccionarias, pero de igual manera la economía de la ciudad se encuentra mermada.

El empleado, quien tiene un salario de comisionista, mencionó que tan sólo el costo de la renta de cada Seven Eleven asciende a los 30 mil pesos mensuales (alrededor de 600 mil por las 20 sucursales).

Eso sin contemplar gastos de agua, energía eléctrica (de 24 horas), pagos a proveedores, trabajadores y el surtido de los productos, que este 2017 en global no resultaron redituables.

No obstante, aclaró que la compañía se mantendrá en Reynosa y que está haciendo el esfuerzo para reubicar en otras tiendas a los empleados los cuales se quedaron sin su trabajo.

También mencionó que meses antes de apagar las luces, de desmantelar los locales y retirar los anuncios oficiales el ramo de la cerveza y los cigarros, que normalmente representan una fuerte ganancia, también se había ido a pique y que cada día al anochecer el flujo de clientes se disminuía de modo considerable.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana en el tercer trimestre de este año en Reynosa el 93.6 por ciento de las personas manifestaron sentirse inseguras, por encima del promedio nacional del 76 por ciento y eso se refleja en números rojos para el comercio local.

‘Vamos de mal en peor’

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Alfonso de León Fuentes, este sector enfrenta una de sus peores etapas desde que hay registro en la ciudad.
“Este 2017 ha sido un año difícil para nosotros y yo creo que para toda la sociedad, y los compañeros de todos los negocios. Un año complicado. Ahorita estamos en diciembre y no lo parece. En el caso del área de nosotros de los alimentos, no vemos los eventos que en años anteriores teníamos, y eso se refleja en lo económico, definitivamente.
“Los restaurantes están manejando lo que es en la mañana almuerzos y comida, pero en la noche es complicado. La vida nocturna aquí en Reynosa se acabó.
“Empieza el 2018 y ahorita nuestros políticos están peleando ver qué es lo que les toca. Eso es lo más lamentable y ahí es donde nos damos cuenta que realmente no les interesa la ciudadanía.
“Están preocupados de dónde van a quedar. Si van a una diputación, a una senaduría, una presidencia municipal… sin embargo, se están olvidando de lo más importante, que es la sociedad”, expresó.
El representante local de la Canirac indicó que invariablemente quienes manejan negocios del giro alimenticio siguen teniendo gastos de agua, energía eléctrica, gas, renta, empleados.
“Por ejemplo ahorita estás preocupado porque tienes que pagar aguinaldos y no hay trabajo. Y se lo debes de dar a la gente porque es de justicia que se tiene que manejar. Necesitamos pagar Seguro Social, Infonavit, SAR (Sistema de Ahorro para el Retiro), todo, y pues la verdad es complicado. Normalmente en este mes de diciembre todos los negocios tenían mucho trabajo.
“Se generaba mucho dinero, estaba dando vuelta y tenías la venta de dos o tres meses en uno. Los eventos ya estaban apartados desde septiembre, octubre, desde antes, pero ahora está muerto y la gente está cansada de esta situación”, consideró.
De León Fuentes dijo que los miembros de la Canirac dedicados al servicio de banquetes también se encuentran en la misma condición de inactividad económica.

“Por ejemplo, en el caso de las maquiladoras, muchas están haciendo sus propios eventos dentro de las plantas, porque tienen temor de salir y exponer a la gente, entonces ya no le están dando trabajo por ejemplo al de la música, a la gente que pone arreglos, que hace banquetes, pastelería, fotografía, todo lo hacen como si fuera una comida que les sirve el mismo concesionario y ya no se abre el abanico como se hacía anteriormente en el que se disfrutaba.

“Veíamos en muchos lugares donde eran eventos de dos mil, 3 mil o 4 mil gentes. Las empresas grandes los hacían por varios días y le daban el trabajo a varias personas. Eso ahorita no lo estamos viendo”, expuso De León Fuentes.

Reconoció el titular de la Canirac que las situaciones de riesgo en la ciudad han hecho que la gente se quede en sus casas y evite acudir a un restaurante a cenar.

“Es una situación muy desoladora. Ni nosotros mismos que vivimos aquí tenemos la confianza. Así ¿cómo vas a traer por ejemplo a la gente del lado americano? Es muy lamentable que el dólar, en 18 o 19 pesos, que es muy atractivo para la gente de Estados Unidos, y que no vengan.

“Es muy complicado esto que estamos viviendo. Nunca imaginamos que fuera a suceder, cuando teníamos una economía bastante estable, con los problemas normales, pero la inseguridad es lo que nos ha traído y vemos que nuestras autoridades no están haciendo su función de sacar adelante a la ciudadanía”, declaró.

CANIRAC ES UN TERMÓMETRO
A decir de Alfonso De León Fuentes esta cámara empresarial posee alrededor de 200 establecimientos afiliados en Reynosa, que a pesar de sus bajas ventas pagan impuestos y no reciben lo más elemental que es la seguridad.

“Se han abierto negocios, pero también cerrado. Hay gente que tiene la manera y puede salir a disfrutar y festejar, pero no lo hace porque no existen las garantías y no está dando vuelta el dinero. Ahí es donde está el problema”, argumentó.

Y es que hace una década Reynosa era la séptima ciudad en el país en competitividad y hoy se encuentra por encima del lugar 50.

“Eso es porque no hay confianza. Nos dicen las autoridades que vienen más maquiladoras, pero el grueso de sus trabajadores tiene unos sueldos muy bajos.

“Ahí no se refleja una derrama económica. Estamos hablando de un porcentaje muy alto del 85 por ciento. Y la gente que gana cantidades fuertes a nivel gerencial normalmente no vive aquí en Reynosa. No consume aquí.

“Tenemos una cantidad de personas del lado americano y según cifras de Desarrollo Económico de ellos mismos cruzan diariamente sobre 2 mil 500 ejecutivos de Estados Unidos a trabajar a las maquiladoras. La pregunta es ¿cuántos de ellos se quedan y consumen aquí en la ciudad? Yo digo que no llega ni al 5 por ciento”, estimó.

LAS CIFRAS MAQUILLADAS
En Tamaulipas se ostenta que Reynosa encabeza la fuerza laboral de la entidad y que seis de cada 10 empleos se encuentran aquí, pero en las estadísticas habría factores que no se consideran, según expresó De León Fuentes.

“Ahí siempre ha habido mucha simulación, pero la realidad es que en la industria maquiladora hay un déficit muy importante de gente que se necesita. De hecho hace tiempo escuché que vinieron personas de fuera, de Veracruz y San Luis Potosí, invitados por las plantas.

“Es un círculo vicioso porque hay mucha rotación de personal. Ahorita está mucha cantidad de trabajadores y a la semana que entra se salió. La maquiladora debe darlos de baja y los da de alta otra. Son los mismos obreros, nomás que nos dicen la cifra de los que se dieron de alta, pero no los que se dieron de baja. Ahí entra la simulación”, explicó.

Subrayó que quien quiera evitar mencionar que la economía de Reynosa no se está viendo afectada por la violencia está mintiendo.

“Es muy importante que las autoridades hagan su trabajo. La muestra de que no lo están haciendo es que el problema sigue y vamos de mal en peor con el problema de seguridad, porque si realmente viéramos avances, fuera disminuyendo esto.

“No viene de ahorita, sino de atrás, de muchos años que las autoridades han sido omisas. Se tienen que tomar cartas en el asunto para arreglar esta situación. Yo lo he dicho antes, que se han burlado del hambre del pueblo.

“Siempre hemos escuchado que los políticos bajan recursos y resulta que eso no se mira, las colonias siguen igual, inflan demasiado los precios de lo que pavimentan, no tiene por qué haber bacheo cuando las calles se hacen correctamente”, comparó.

El entrevistado citó el caso de obras que superan por mucho la realidad y de corrupción en las administraciones públicas, lo cual termina derivando en delincuencia y en problemas económicos para la ciudad.

“Me comentaron de una plaza similar a la de nosotros, donde un presidente municipal de San Luis Potosí decía que había gastado mucho dinero, mencionando que un millón 600 mil pesos, cuando aquí en Reynosa fueron 16 millones de pesos. Es una burla y lo más penoso es que esta gente ahí sigue como si nada…

“Es muy lamentable esto que suceda aquí. Creo que quienes estén en funciones como alcaldes tienen la obligación y la oportunidad de estar ahí y, sin embargo, no hacen su trabajo. Salen y se van odiados por medio mundo”, dijo.

El presidente de la Canirac en Reynosa también pidió regular los salarios de regidores, directores de las secretarías y funcionarios públicos diversos, porque todo eso atañe a que haya inseguridad por la mala aplicación de los recursos públicos.

“Esa es otra burla más. Aquí en Reynosa no es posible que ganen sobre 100 mil pesos cada uno, es una bofetada para la gente, para todos nosotros cuando realmente no vemos absolutamente nada, más que estar levantando el dedo beneficiándose y qué lamentable es eso.

“¿Cómo quieren que tengamos seguridad si a los policías les pagan de 10 mil a 15 mil pesos cuando por ejemplo, gente del municipio gana 40 mil pesos por no hacer nada y cuando una persona que está jugándose la vida por cualquiera de nosotros le estén ofreciendo mucho menos y ni siquiera le dan las prestaciones que le corresponde como debe de ser.

“De hecho por ahí viene la inseguridad debido a los bajos sueldos. De hecho Canadá y Estados Unidos le pidieron al gobierno mexicano que le paguen mejor al trabajador, porque así hay posibilidad de que la gente gaste más, genere más impuestos, pero al gobierno le conviene que la gente gane poco y no se prepare para poder manipularla”, lamentó.

Ante este escenario, adujo que se podrán invertir millones de pesos en Reynosa, pero si no se soluciona el problema de la inseguridad, mientras la gente no tenga confianza, muy difícilmente habrá beneficios.

“Hay muchos negocios de noche en los que es complicado. Ya se está complicando también en el día, porque a cualquier hora hay sucesos peligrosos. Y estamos viendo a las farmacias y tiendas de autoservicio, que abrían las 24 horas, cerrar a las diez de la noche”, refirió.

En el mismo contexto De León Fuentes fustigó que quien por necesidad acude a comprar un medicamento de noche se arriesga desde que lo despachan afuera.

“Porque los delincuentes saben que lleva dinero para comprar medicamentos, ya sean 100 o 200 pesos. Se está exponiendo a la gente y ahí está el problema, pero el gobierno municipal y el Estado no están cumpliendo con la obligatoriedad que tienen de darnos seguridad y tranquilidad.

“Y las autoridades felices de la vida, que llevan una seguridad con camionetas blindadas y el dinero de todos nosotros los contribuyentes”, fustigó.

GOBIERNO DESPACHARÍA DESDE EL EXTRANJERO
El presidente de la Canirac sugirió que se prohiba que los funcionarios públicos vivan en el extranjero.

“Aquí puede haber un caos como ha habido y ellos durmiendo del lado americano felices de la vida. Y ahora resulta que los eventos los hacen del lado americano, teniendo el descaro de subirlos a Facebook para que la gente los vea, cuando esos eventos los pueden hacer aquí en los hoteles, que normalmente es donde se hacen. Se reúnen en Estados Unidos.

“Los titulares de las secretarías también viven allá. Eso genera más problemas, porque ahora tienen que robar más para que les alcance, porque pagan en dólares. Una ocasión tocó que hubo un problema muy fuerte de inseguridad y vino gente de México, que voló directamente a McAllen. Es una burla, porque nosotros somos los que sí estamos batallando”, señaló.

En la expresión de sus ideas para combatir la inseguridad De León Fuentes considera que es invertir en infraestructura para que la gente tenga trabajo.

“Hay muchas cosas que se pueden hacer, pero es con voluntad y dejarse de estarse burlando del hambre del pueblo, porque esa es una realidad, que cambien la forma de gobierno. Ahí es pura gente acarreada, por la necesidad de que le den una despensa.

“No lo vemos en ninguna otra parte del mundo, más que aquí en México. El gobierno debe cuidar a las personas de la tercera edad y a los niños, y que la demás gente se ponga a trabajar, que sean facilitadores para que la sociedad tenga la confianza de poder salir.

“Esperemos que las cosas se compongan. Tenemos muchos años en que la ciudad está mal y el año no pinta bien como uno quisiera. Esa es la queja general del comercio y del área de nosotros. Esperemos en estos días que la gente empiece a recibir los aguinaldos se mejore.

“Pienso que debemos forzar a nuestras autoridades para que las cosas cambien. Si cada uno hiciéramos lo que nos corresponde en otra situación, estuviéramos aquí en Reynosa, en Tamaulipas y en todo el país”, aseguró.

La verdad no peca…
:: Reynosa es el municipio de Tamaulipas en el que más se ha incrementado la violencia: los homicidios dolosos pasaron de 51 en 2015 a 78 en 2016 y este año van registrados 176. Hablamos de un aumento del 345 por ciento en dos años y todavía falta un bimestre por contabilizar.

:: La mitad de los policías que tiene Tamaulipas perciben un salario de 10 mil pesos y no disponen de ningún contrato como el de las Fuerzas Armadas.

:: Novecientos no están certificados o ya expiraron sus pruebas de control y confianza.

:: El 48 por ciento de los mandos no cumple con los requerimientos de la ley.

:: En el principal fondo para la seguridad pública de Tamaulipas se reportaron 103 millones de pesos que no se han gastado de 2016.

:: Tamaulipas ha recibido 299 millones y 270 millones de pesos están pendientes por ejercer.

:: Según el Secretariado de Seguridad Pública los recursos que no se hayan gastado van a tenerse que reintegrar a la Federación.

‘2017 el año más violento’

María Elena Morera Mitre, presidenta de la organización ciudadana Causa en Común, quien fue oradora del foro Sumemos Causas por la Seguridad de Tamaulipas a finales de noviembre, dijo en cifras la realidad que se está enfrentando con la delincuencia.

“Está claro para todos una situación muy crítica en materia de criminalidad y violencia. De acuerdo con datos oficiales estamos viviendo el año más violento desde que hay registros.

“Y la tendencia es muy preocupante: tan sólo de enero a octubre de 2017 se registraron 20 mil 876 asesinatos en México, tres mil 995 homicidios más de los que hubo en el mismo periodo del año anterior.

“Se agravaron también otros delitos de impacto nacional y el robo con violencia se incrementó en un 38 por ciento, mientras que el robo de vehículos con violencia subió un 41 por ciento.

“Desafortunadamente Tamaulipas ha sido uno de los Estados más afectados por la inseguridad, especialmente aquella derivada del crimen organizado y, por la corrupción que conlleva, incluso desde los más altos niveles políticos de la entidad”, mencionó.

Y es que de acuerdo con los datos más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Tamaulipas hubo 533 homicidios en 2015. Para 2016 se incrementaron a 595, pero en los primeros 10 meses de 2017 la cifra se superó con 635 asesinatos, lo cual representa un aumento del 27 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

“En materia de secuestro entre enero y octubre de 2017 la entidad se ubicaba en tercer lugar nacional con 122 secuestros, sólo por debajo de Veracruz y el Estado de México. En cuanto al robo con violencia también se tiene un repunte, ya que, hasta octubre, se habían acumulado 4 mil 856 casos. Un 29 por ciento más que el año pasado.

“Reynosa es el municipio de Tamaulipas en el que más se ha incrementado la violencia: los homicidios dolosos pasaron de 51 en 2015 a 78 en 2016 y este año van registrados 176. Hablamos de un aumento del 345 por ciento en dos años y todavía falta un bimestre
por contabilizar.

“Del mismo modo subió el robo con violencia, que pasó de mil 21 casos denunciados de enero y octubre de 2016 a mil 915 en el mismo periodo del presente año. Este mismo foro se tuvo que suspender por los enfrentamientos en las calles y carreteras de los últimos días del mes”, lamentó Morera Mitre.

DE CADA CINCO DESAPARECIDOS
UNO EN TAMAULIPAS
La presidenta de Causa en Común dijo que de igual manera existe una deuda pendiente con los familiares de las personas desaparecidas. El informe que sobre el tema envió la Secretaría de Gobernación (Segob) al Senado señala que Tamaulipas concentra el mayor número de casos con 5 mil 558. Esto representa la quinta parte de los 30 mil 499 reportes de las procuradurías a diciembre de 2016.
“Tenemos la esperanza de que con la reciente aprobación de la Ley en la Materia y la pronta instalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, se dé una debida atención a este tema que agravia a todo el país. Recordemos que en mayo fue asesinada la líder del colectivo de desaparecidos del municipio de San Fernando, Miriam Rodríguez Martínez.
“Como todos sabemos es tristemente amplio el catálogo de agravios sociales, las desapariciones. Los desplazamientos, los secuestros y los asesinatos dejan profundas heridas emocionales en personas, familias y comunidades.
“A ellos se suma la vergüenza que representan los ex gobernadores de este Estado que, lejos de cuidad y desarrollar su entidad, aprovecharon la oportunidad para delinquir y agravar aún más a quien depositaron en ellos su confianza”, criticó.
La conferencista precisó que es crucial que en Tamaulipas comience a operar el sistema local anticorrupción para lo que fue creado y que exista la coordinación con las autoridades de fiscalización, control y prevención de faltas administrativas y de hechos de corrupción; que empiecen las investigaciones y se sancione con celeridad en los casos que así lo ameriten.
“A este difícil y complejo contexto de Tamaulipas se suman las problemáticas propias de su condición de estado fronterizo con Estados Unidos, que implica grandes retos y una imprescindible colaboración con la Federación para asuntos de seguridad nacional.
“Y resulta urgente también reformar a las policías del Estado. Como bien sabemos, no toda la labor pasa por los cuerpos de seguridad, pero sin ellos es imposible imaginar una realidad en la que estas acciones criminales deriven en castigo y reparación”, comparó.
Ante la falta de policías confiables y profesionales, reseñó, la Policía Federal y las Fuerzas Armadas han asumido parte de estas funciones.
“Este es un reclamo directo y claro a las instituciones y gobiernos civiles que no han sabido o no han querido, reformar y fortalecer a las policías para que éstas asuman las funciones de seguridad pública que legalmente les corresponden.
“Por eso, en Causa en Común tenemos muchos años trabajando para que se mejoren las condiciones en las que operan nuestras instituciones de seguridad. Tenemos que empezar por cumplir los lineamientos de desarrollo establecidos en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública”, agregó.
Y especificó que ahí se establecen procesos mínimos para darle sustento a policías dignas, honestas y eficaces, en lo que consideró: carrera policial, homologación de los perfiles, grados y funciones policiales, de salarios y prestaciones; profesionalización, certificación integral, régimen disciplinario y sistema complementario de seguridad social.
“Para lograrlo tenemos que promover cambios legales, pero sobre todo institucionales que nos permitan llamar a cuentas y sancionar a los responsables políticos de la seguridad que incumplan con lo que manda la ley y los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad Pública.
“Tenemos también que agilizar, transparentar y fiscalizar de mejor manera el gasto en seguridad, para asegurarnos que los recursos, de por sí escasos, vayan a donde deben de ir.
“Mientras no cuidemos a quienes nos deben cuidar y fortalezcamos a nuestras policías no vamos a lograr salir de esta emergencia”, remarcó.
Morera Mitre expresó que en el escenario de inseguridad y violencia que se sufre actualmente en Reynosa los peores enemigos son el miedo, el silencio y la indiferencia. “Debemos en cambio sumarnos todos en un gran acuerdo nacional. A la sociedad le toca participar más en las decisiones, señalar las deficiencias, denunciar desviaciones y, sobre todo, proponer. Necesitamos construir estas alianzas en todo el país, porque no creo que haya otro camino”, evaluó.

FALTAN POLICÍAS
Por su lado, la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez, aceptó que se necesitan servidores públicos confiables, por lo que pidió consolidar instituciones que pongan la seguridad de los ciudadanos en primer lugar, buscando esquemas de formación y capacitación para tener policías profesionales y confiables.
“La seguridad debe entenderse desde una perspectiva social, pensando primero en la gente. Debemos impulsar una propuesta para Reynosa y trabajar en este tema. La única manera de generar confianza es ser transparentes y debemos abrirle las puertas de nuestras instituciones a la gente, a los ciudadanos”, manifestó.
En tanto que el vicealmirante Luis Felipe López Castro, secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas, reconoció que falta mucho por hacer en el plano institucional para que el desarrollo policial se consolide como un sistema nacional autónomo, independiente y no sujeto a los vaivenes electorales y alternancias políticas.
“La policía debe ser policía y actuar como policía con la misma calidad y eficacia en operación con cualquier otro Estado o municipio de la República. En síntesis tenemos un nuevo modelo policial, pero no por ello nuevas policías.
“Contamos con un sistema y reglas de desarrollo muchas de ellas perfectibles. Ha llegado el momento de repensar la manera de hacer políticas públicas en materia de seguridad y eso significa el conformar un sistema policial mucho más robusto.
“Necesitamos integrar un sistema nacional de certificación en desempeño policial con programas concretos de estímulos y ascensos. Crear un sistema de seguridad social para las policías del país, de manera similar al sistema que protege a las fuerzas armadas. Instalar comisiones anticorrupción y de protección a los derechos humanos que se encarguen de investigar y sancionar a malos elementos que cometan faltas o violaciones a la ley”, argumentó el ex jefe de la Secretaría de Marina y del Centro de Estudios Superiores Navales.

FALLA ESTRATEGIA
No obstante, para la periodista Lucía Calderón Santos, doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Nacional Autónoma de México y ex corresponsal de los diarios REFORMA y El Norte de Monterrey, entre otros, no se nota un trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno.
“Las policías municipales desaparecieron. No tenemos policías a quien recurrir si alguien nos está asaltando. La población de a pie no tiene a quien pedir ayuda.
“Y ¿qué pasa cuando me roban? y ¿qué pasa cuando alguien me golpea? No tengo a quién recurrir, porque no hay manera de investigar, humanamente es imposible, en Tamaulipas hay nueve agentes del Ministerio Público para atender los casos de desaparecidos. Existen siete mil expedientes de desaparecidos en la entidad. Nueve agentes del Ministerio Público, humanamente es imposible”, ilustró.
La maestra en Comunicación por la Universidad Incarnate Word de San Antonio, Texas, y catedrática e investigadora externa del Colegio de México, expresó que un ejemplo de la inseguridad es que el periodismo está acotado.
“Las coberturas ya no se hacen como antes. Los muchachos no van solos a reportear, tienen que irse en grupo para protegerse unos a otros. Olvídense de las exclusivas. Toca a los medios de información tanto tradicionales como alternativos hacer un análisis de su función en tiempos de excepción como los que se viven. Reorganizar sus finanzas, autocriticarse y clarificar su relación con los tres órdenes de gobierno. Sus anuncios publicitarios y propagandísticos.
“Al Estado le corresponde hacer válida la libertad de expresión,
proteger a los medios y periodistas para no ser objeto de intereses deshonestos que mermen su labor informativa. Mientras que a la sociedad le toca arropar y defender la libertad de expresarse a través de los medios de comunicación”, señaló Calderón Santos.
Dijo que los buenos periodistas, así como los policías son “una especie en peligro de extinción” y que si no se arropa a los medios y a los comunicadores la que pierde es la sociedad, ya que los periodistas muchas veces son el último recurso que tienen los ciudadanos para exponer sus problemas, cuando ninguna autoridad los escucha.
“Tamaulipas tiene el nada honroso distintivo de que es la única entidad del país en la que han matado dos mujeres por twittear cosas relacionadas con la inseguridad. Las mataron de la forma más cruel.
“Ellas (María del Rosario Fuentes Rubio y Miriam Martínez) nos alertaban a todos para que no cruzáramos los lugares peligrosos. Miren como terminaron y nadie ha resuelto estos crímenes. No sabemos quién hizo esto. No hay nadie en la cárcel por estos hechos y la sociedad cada vez está más sola”, lamentó.

LOS POLICÍAS HABLAN
Elementos de la Policía Estatal aseguran que tienen problemas de equipamiento vehicular y armamento para combatir el crimen, ya que muchas de sus unidades se encuentran descompuestas.
Además señalaron que en Reynosa existe un descontrol porque gran parte de las cámaras de videovigiliancia, que se utilizan para tareas de inteligencia distribuidas por la ciudad, no funcionan, lo cual es un obstáculo para llevar a cabo capturas delincuenciales.
Pidieron al Centro de Comando, Control y Comunicaciones (C4), ser ellos los que operen esta tecnología en auxilio de los agentes que se encuentran combatiendo al
crimen en las calles.
Varios reconocieron que tienen temor de acudir a una situación de riesgo porque no disponen del suficiente apoyo tanto de seguridad dentro de la corporación. E incluso muchos no disponen de un mejor armamento que el que tienen quienes los agreden.
Aunque el secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas aseguró que cada uno posee un seguro de vida para sus familias de un millón de pesos en caso de fallecer y de becas para sus hijos, éstos dijeron no contar con los beneficios y ni siquiera han podido acceder a una casa de interés social.
El gobierno dijo que hace su tarea de brindarles mejores instalaciones para sus destacamentos, aunque también reconoció múltiples carencias. Dijo que buscará tener de 10 mil a 16 mil policías para finalizar el presente sexenio estatal.
Y mientras las corporaciones de seguridad de Tamaulipas enfrentan un déficit policiaco para poder brindar cobertura a una ciudad como Reynosa, pareciendo imposible debilitar la ola criminal que este 2017 ha llevado al caos a Reynosa, la economía local continúa sufriendo los estragos.
Cada vez son menos las personas que acuden a consultarse con un médico, a comer a los restaurantes de la localidad. Salas de cine se miran vacías cuando en anteriores años lucían repletas de personas; los hoteles resienten una caída en sus servicios y algunas tiendas siguen cerrando por la falta de clientes. El miedo persiste y los hechos hablan…

Un problema que pega a todos

Por Pamela Escobar

Las cifras de la violencia en la entidad y en particular en Reynosa han afectado seriamente el entorno social y económico de su población.
Ya son menos empresas las que se instalan, menos restaurantes que abren, porque ni siquiera hay clientela suficiente para los que ya existen y hasta los centros de diversión resienten el entorno inseguro en que viven los ciudadanos de esta frontera.
Las tiendas de conveniencia, antes abiertas 24 horas se están marchando y la gente solicita más servicios de seguridad, en sus casas, en su autos y sus comercios.
El subdelegado de la Secretaría de Economía en Reynosa, Juan Carlos Zertuche Romero informó que durante el 2017 no se han sufrido afectaciones en el área industrial y manufacturera de la localidad por la inseguridad.
Sin embargo, en 2015 fueron siete las empresas a las que se les otorgaron programas de Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Immex) para su instalación en la ciudad, en el 2016 se dieron ocho y en 2017
sólo uno en el área industrial o de servicios.
La cantidad de empresas que operan en Reynosa es de 151 compañías, apenas una más que al cierre del 2016, por lo que la mayor parte de los empleos generados ha sido gracias a proyectos de ampliación de empresas que ya operaban en la ciudad.
Así lo dio a conocer en área de promoción de dicha secretaría, Nancy Oropeza, quien además es asesora a las personas que buscan arrancar con su negocio o entregando la información sobre los programas que manejan actualmente.
Por otro lado, algunas tiendas de conveniencia como los Seven Eleven se han enfrentado al cierre de más de una decena de locales.
Algunos empleados de manera extraoficial dijeron que dichas clausuras se deben a las bajas ventas en las tiendas o bien por la falta de mercancía en las tiendas.
Aunque dijo que se reubica sólo a los empleados, no así las tiendas, mismas que cierran de manera definitiva.

GPS VS ALARMAS
Durante los últimos seis meses de 2017 negocios que proveen de servicios de seguridad a los habitantes de Reynosa han visto como aumentan sus clientes; al inicio del año en su mayoría en busca de alarmas para vehículos, mientras que ahora lo más innovador en seguridad es la instalación de un GPS con un costo de 2 mil pesos.

Un negocio de Alarmas de Autos en la colonia Rodríguez instala dichos artefactos con un costo de entre los 2 mil y 3 mil pesos; los dispositivos ofrecen sensibilidad al tacto en vidrios, puertas y el cofre, además de activar el cortador de corriente para que no encienda la unidad motriz. su instalación tarda alrededor de dos horas.

En el último semestre del año lo que más buscan sus clientes es la colocación de Sistema de Posicionamiento Global, (GPS por sus siglas en inglés) también cuenta con cortador de corriente.

El precio es de 2 mil pesos y por sólo 50 pesos al mes (de tiempo aire) da la posibilidad de encender y apagar el carro desde su celular, mediante un mensaje de texto, así como de escuchar las conversaciones en el interior del vehículo si el propietario no está en la unidad, además de su localización satelital.

HERRERÍAS CON MÁS DEMANDA
Otro de los negocios que tienen más demanda en 2017 son las herrerías, a quienes les solicitan varios servicios como cambio de chapas, reforzamiento de puertas y ventanas o portones.

Un negocio de ese giro en el sector norte de la ciudad, ha aumentado sus ventas en los
últimos tres meses, lo anterior, por los innumerables asaltos a casa habitación en las colonias de esa área.

Por 15 mil pesos colocan portones abatibles o corredizos, siendo éste ultimo el más caro, en voz de un trabajador varios clientes solicitan el servicio porque asaltaron la casa contigua a su hogar.

Además dijo que como es cierre de año la mayoría de la gente usa sus aguinaldos para mejorar la seguridad en sus viviendas antes de irse de vacaciones.

A’i Seven…

En Reynosa llama la atención que algunas tiendas de autoservicio Seven Eleven cerraron y ahora los locales hayan sido puestos en arrendamiento.

De ser lugares donde la gente acudía a servirse su propio café o chocolate, a conseguir comestibles, botanas, bebidas y recargas telefónicas, ahora no hay nada, sus anaqueles quedaron vacíos y los anuncios desmantelados.

Al pedir una información para saber cuántas son las tiendas que han cerrado en Reynosa, o en la entidad, el centro de operaciones de esta empresa ubicado en la ciudad de Monterrey ofreció dar la información, se les mandó un cuestionario como lo pidieron vía digital y ya no respondieron.

Entre tanto, por un resquicio de las ventanas, cuyos cristales fueron cubiertos con papel blanco, se alcanzó a mirar estos espacios completamente vacíos.

Para quienes estaban acostumbrados a ingresar a los establecimientos, ahora tienen que buscar otros sitios donde abastecerse.

Las ventas de la cadena de origen estadounidense en diversos sectores de la ciudad tuvieron una caída dramática debido a los efectos de la inseguridad.

Aunque en el slogan de su letrero luminoso dice que la tienda abre las 24 horas, en horarios nocturnos los empleados optaron por echarle candado a sus puertas y a limitarse a atender al consumidor por la ventana.

A esto se suma que al anochecer la gente ya no sale a realizar compras tal y como ocurre desde hace varios meses, que los factores de riesgo se incrementaron en Reynosa.

Desde el concepto comercial hasta la experiencia individual de los clientes se vieron comprometidos desde que pudo ser garantizada la seguridad para ambos y tanto el uno como el otro se han visto perjudicados, sin considerar los seis empleados que cada sucursal tiene para cubrir sus tres turnos.

ALGUNOS EJEMPLOS
Sobre la calle San Luis Potosí y la lateral del canal Anzaldúas, en la El Maestro Centro está uno de los icónicos Seven Eleven cerrados.

Muy cerca de ahí, en la esquina de las calles Oaxaca y Aguascalientes de la Rodríguez se encuentra otro más.

Sobre la carretera Ribereña con Zertuche, de la colonia Vicente Guerrero hay otro Seven Eleven que desapareció. En Matías Canales y G. De la Cruz de la colonia Ribereña, otro más.

En la colonia Longoria, sobre la avenida Praxedis Balboa y calle Tercera otra tienda luce abandonada, aunque cabe decir que ésta ya tiene algunos años cerrada.

En la colonia Longoria, sobre la Occidental y Reforma hay un Seven Eleven que también luce pintado de color blanco, sin sus depósitos de basura ni sus anuncios luminosos.

Los ejemplos de Seven Eleven que cerraron pululan por Reynosa. Sobre la calle Poza Rica y el bulevar Lázaro Cárdenas de la colonia Petrolera hay uno más.

Desde el centro de la ciudad hasta las colonias periféricas la cadena de autoservicio quitó tiendas, como en el Boulevard Alcalá de la colonia Balcones de Alcalá Segundo Sector y en otros sitios de Reynosa.

Esto ilustra la difícil situación que se ha extendido, tan sólo en el ramo de los negocios de autoservicio, que con menos gente comprando sufrieron merma y operaban con pasivos, según dijeron sus propios empleados.

HORACERO/