REYNOSA: DEL MAL GOBIERNO A LA FRIVOLIDAD TOTAL DE MAKI

0

HIPODROMO POLITICO

CARLOS G. CORTES GARCIA

 

Como la Presidenta Municipal de Reynosa anda en campaña, no sé para qué, pero anda en campaña, pierde el piso y no mide la proporción de las cosas, un poco por su seria enfermedad, el Ictus que está acabando con sus neuronas, y un poco por su chifladura política. El caso es que la señora anda más ocupada en comprar reconocimientos que en cumplir con las obligaciones y compromisos asumidos con los ciudadanos que ofreció cuando andaba en la búsqueda de la alcaldía, la cual ya hemos comentado, no ganó por ella sino por los votos que logró el hoy Gobernador de Tamaulipas. Es esta, sin duda, una muestra de la frivolidad con la que Maki toma las cosas que debiera asumir con absoluta seriedad.

 

Y mientras Maki anda recibiendo “premios”, la ciudad se ahoga en basura y humo por la irresponsable quema de desechos que alcanzó “niveles históricos” este viernes por la mañana, afectando a las personas en su integridad física, aún y cuando Maki ofreció que su gobierno habría de ser una administración saludable, profesional y transparente. Es lamentable, es una vergüenza, que esta señora, maneje como estrategia un doble discurso en temas que afectan y dañan a la sociedad.

 

Para darnos cuenta de esta irresponsabilidad de la alcaldesa, déjeme compartirle que esta mañana, en su cuenta de whatsapp, el Ayuntamiento de Reynosa publicó un boletín que dice textualmente “Las acciones de saneamiento que lleva a cabo el Gobierno Municipal de Reynosa son parte de un programa integral que busca abatir los focos de contaminación y requiere de una responsabilidad conjunta de trabajo coordinado entre la autoridad municipal y la sociedad para lograr tener una ciudad limpia y saludable, como lo señala constantemente la doctora Maki Ortiz: “les pido por favor que nos ayuden, que ayuden a limpiar su casa, barriendo enfrente, que los niños no tiren papeles en el suelo”. Pero eso será en #Makilandia, porque en Reynosa las cosas están peor que antes con esta triste y decepcionante administración recaudadora.

 

Mayor mentira no puede existir en Reynosa. No hay tal saneamiento ni integral ni no integral. No hay un programa que busque lograr tales objetivos. Y si así fuera, entonces ¿porque se sigue con la quema indiscriminada de los basureros de la Ciudad? Una cosa es el decir y otra muy diferente es el hacer. Una cosa es el discurso feliz de Maki y sus muchachos y otra la realidad cotidiana que se vive en la Ciudad. Una cosa son los mensajes festivos y optimistas y otra la realidad que vive el reynosense. Una cosa son los boletines festivos y otra los problemas cada vez más graves que con su irresponsabilidad y corrupción genera la actual administración municipal.

 

Y no me equivoco cuando aseguro que Maki es mitómana, Maki miente, engaña, se burla de los ciudadanos y cuando es descubierta se enoja, se ofende, lastima y amenaza. Maki es un peligro para la sociedad de Reynosa. No solamente, reitero, no ha cumplido con sus compromisos de campaña, no le ha servido a la ciudad, su administración no ha funcionado. Este mal Ayuntamiento, este nepotista ayuntamiento que ella encabeza, es el más alejado de la sociedad que recuerden los reynosenses. Puro mensaje bonito pero cero resultados.

 

En Reynosa no hay obra pública, no hay atención a la infraestructura urbana, no hay programas de salud. Este, el de Maki, es un gobierno de ocurrencias, de frivolidades, de saliva. Y lo más lamentable. Maki, a falta de nuevas acciones, recicla las mismas, el mismo discurso hueco y gastado que usa todos los días. El mismo boletín señala: “El día 17 de agosto puso en marcha 23 camiones recolectores de basura nuevos, adquiridos con 43 millones, 925 mil, 418.40 pesos del presupuesto municipal, lo que contribuye en conjunto a un ambiente limpio y sano”. Lo mismo, nada nuevo, nada que ayude a Reynosa, puro rollo y nada de sustento.

 

Y lo más gracioso del comunicado del Ayuntamiento: “Para Maki Ortiz la disposición final de la basura complementa, por parte de su Gobierno, la responsabilidad del ciudadano, por ello dió el banderazo para el uso del relleno sanitario Los Colibríes, que irá disminuyendo la contaminación por basureros clandestinos y quema de basura. Al respecto, Maki dijo: “es una urgencia de sanidad, de salud pública, es un derecho que tenemos los ciudadanos a vivir con salud, a respirar aire puro”, y aunado a estas acciones los Guardianes Ambientales realizan una campaña de concientización y fue activado el Programa de Autoregulación de las empresas para la disposición de sus residuos.

 

Después de todo lo comentado, sólo me resta emitir, por un lado, una sonora carcajada, y la otra llorar por el incierto futuro, para de nuestras próximas generaciones, al tener un gobierno que da pena, que no lidera a nadie ni a nada, y que es incapaz de dar un resultado, uno sólo, que valga la pena reconocer y que sólo busca enriquecerse a costa de los reynosenses. Pobre Reynosa. Mientras Maki y sus secuaces estén posesionados de la Presidencia Municipal los problemas crecen y crecen y crecen, ante la complacencia y poca visión de esta mala, ambiciosa, hambrienta y “multipremiada”, dice ella, alcaldesa.

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX

 

Responder
Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta