Los aprietos por reelección y Antidoping a candidatos

RESEÑA POLÍTICA
Por: Juan R. de la Sota

Los dirigentes de los partidos políticos de Tamaulipas, se aprietan las manos y respiran profundo, cuentan hasta diez y exigen tranquilidad a sus militantes, ante su exigencia por ser considerados a una candidatura en próximas elecciones, además por la fuerte presión de los alcaldes por reelegirse, por lo que deberán poner orden, para evitar las protestas.

Tendrán que tomar las medidas adecuadas y si es necesario acudir a la ayuda de expertos en política para calmar los ánimos, así como aplicar la concertación, el diálogo, el acuerdo y la negociación, que derive el conformismo y la unidad, pues de no ser así, corren el riesgo de enfrentar una desbandada y se conviertan en sus adversarios.
Desde este momento, cada liderazgo partidista, deberá definir tanto a los militantes aspirantes a candidatos a presidentes municipales, senadores, diputados federales y los alcaldes que tienen contemplado el proyecto de reelegirse, demuestren su trabajo a favor de la gente y por consecuencia su poder de popularidad.

Si no cuentan con esos factores deben desecharlos, pues el siguiente juego electoral se vaticina bastante competido e ir con candidatos impopulares y débiles  por su pésimo trabajo y el olvido en que tienen a la población, lo único que obtendrán será una merecida derrota.

En base a su trabajo, honestidad y al correcto cumplimiento de su responsabilidad y obligación en la trinchera que representan, los militantes y el consejo de cada partido, deberá valorar las aspiraciones de quienes buscan candidaturas y la reelección y determinar cuáles sí tienen derecho y merecimientos para jugar en las  próximas elecciones.

No deben sujetarse a caprichos de caciques, exigencias y amenazas de los dinosaurios de su partido, ni a protestas ni presiones de la minoría. Para que eso no suceda los partidos tienen que considerar tomar en cuenta a la militancia, simpatizantes y a la población en general, dado que si los imponen,  el pueblo los rechazará y jugarán para perder.
El dirigente estatal del PAN, Francisco Elizondo Salazar, definió la política que aplicará en este tema y el resto de los partidos también deberán hacerlo, para impedir surjan las inconformidades que se conviertan en manifestaciones de protesta.

El líder panista solicitó calma y disciplina a quienes exigen espacios en la próxima  designación de candidatos a las elecciones federales y municipales. Dejó en claro que las propuestas de reelección  o no, serán consensuadas, primero por las bases o la militancia y luego deberán tener el respaldo de la Comisión Permanente.

Su postura, la determinó, ante la “presión” que está surgiendo  en varios municipios, para evitar que alcaldes busquen la reelección.

Ante la pretensión de varios alcaldes por reelegirse, el liderazgo Estatal del PAN, ha recibido presiones de los panistas tradicionales, al sentirse desplazados y no tener la oportunidad de servir en la atención de las necesidades de su pueblo.

Al dirigirse a los alcaldes de su partido, “Kiko” Elizondo, dijo que todos tienen oportunidad y ellos  sabrán, si tienen las posibilidades o no de entregarle un nuevo triunfo al PAN.

La dirigencia estatal panista realiza una evaluación  en las diferentes regiones y municipios, para conocer el peso específico que tiene un candidato y reiteró que quienes pretendan reelegirse o los candidatos nuevos, tendrán el consenso de las bases o la militancia, luego de una determinación de la Comisión Permanente que será avalada por la Comisión Permanente en la Ciudad de México.

Los líderes de los partidos tienen en sus manos una difícil tarea, como es controlar a los grupos, si no lo logran, enfrentarán protestas, pues muchos no

han asimilado la costumbre de reconocer sus alcances políticos y respetar la decisión partidista para contender con fuerza en una elección.

Cambiando de tema, quien no deja de cometer errores y promover la división entre el priismo estatal, es la Secretaría General del PRI, Aida Zulema Flores Peña, pues nada más opina para darla una patadita hacia la tumba a su partido.
En lugar de calmar a sus militantes que aspiran a las candidaturas a las diputaciones, al Senado y a las alcaldías, a que esperen los tiempos, les da cuerda, como lo hizo con la diputada federal neolaredense  Yahleel Abdalá Carmona.
Promovió sus aspiraciones  de ser candidata a Senadora de la República y es un error, debió decir que son respetables las aspiraciones de la legisladora neolaredense, pero que será el PRI y la gente que lo conforma, así como las bases de la convocatoria lo que decidirá quienes tienen derecho y merecimientos a ser candidatos.
Por eso, el PRI está en la mera lona y con poco aire, porque posee dirigentes que no tienen ni idea de lo que es política, y mucho menos cómo practicarla.
Aida, alentó aspiraciones y si lo hace con una, lo debe hacer con todos. Es decir deberá informar a los medios de comunicación que Edgar Melhem, Baltazar Hinojosa, Ramiro Ramos Salinas, Oscar Almaráz Smer y otros reconocidos priistas han realizado un buen trabajo y que también son fuertes aspirantes.
En otro asunto, en el juego electoral rumbo a la Presidencia de la República, habrán de registrarse muchas opiniones, como las ha venido lanzando el candidato de las izquierdas y terco aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador.
El PRI ya tiene candidato y el agarre ya inició entre Obrador y José Antonio Meade.
El tabasqueño Obrador, tiene muchos años lanzando acusaciones contra el PRI y el PAN.
Meade, luego de convertirse en candidato del PRI a la Presidencia de la República, se lanzó contra quienes siembran odio, privilegian el enfrentamiento y el hambre de poder, las ocurrencias, los caprichos y hasta las profecías.
“Apostamos por la experiencia y no por la ocurrencia; por el conocimiento y no por el enfrentamiento; por la preparación y no por la improvisación.
El ex secretario de Hacienda, agregó que “estamos al lado de las víctimas, no de los victimarios. Tenemos que anteponer la paz al conflicto y consolidar una cultura de respeto a  la ley. El que siembra odio, cosecha soledad”, expresó.
En su discurso no mencionó el nombre de MORENA, pero se interpreta que ese mensaje fue dirigido a Andrés Manuel López Obrador.
El Dato: En la selección de candidatos debería exigirse como requisito la aplicación de exámenes antidoping, psicológicos, psiquiátricos, de alcoholismo y honestidad, porque el pueblo desde hace años pide que en los puestos de elección popular los represente gente normal