Sacó la cabeza…

CENA DE NEGROS
Marco A. Vázquez

La ex alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, hizo un video para ofrecer explicaciones de las observaciones de la cuenta pública de sus tres años de gobierno, de mil 370 millones de pesos que se ejercieron y que se encuentran sin justificar debidamente.

Según la ex alcaldesa toda su administración la hizo de manera correcta, afirma ya solventó las observaciones de la Auditoria Superior y se declaró inocente de todo mal manejo, si acaso, dijo, la pueden culpar de que Matamoros casi parezca una sucursal del paraíso gracias al combate a la delincuencia que hizo y las obras públicas realizadas en su administración.
“El municipio me notificó de las observaciones y se han resuelto, yo me he mantenido muy respetuosa de los que ahora están en el gobierno y quiero seguir así pero no voy a permitir que se me difame en algunos medios de manera dolosa, yo vivo en Matamoros, no tengo propiedades en Estados Unidos como se está diciendo.

“Hicimos muchas cosas para que Matamoros este tranquilo, recuerdo con mucho cariño la carita de los niños beneficiados”, dice entre otras cosas para cerrar de la siguiente manera.

“Aquí estoy y aquí estaré, ni antes ni después, los tiempos de Dios son perfectos, los quiero mucho, Dios los bendice”.

Por supuesto que las palabras de Lety se deben tomar como su verdad, su defensa, ya en los hechos el pueblo de Matamoros, que sufre o goza las consecuencias de su gobierno, tendrá sus mejores palabras al respecto y, seguramente, cuando se tenga que someter a la ley de los hombres deberá explicar con documentos todo lo realizado y apelar a facturas reales, procesos transparentes y obras auditables y realizadas de manera correcta más que a su Dios.

Mire de lo que le hablo, allá por el año 2015 la Auditoria Superior de la Federación, dentro de la revisión de las cuentas públicas del 2014, detectó que en el municipio de Matamoros, en ese entonces presidido por Leticia Salazar Vázquez, se pagaron más de 9 millones de pesos para cinco obras que se realizaron en terrenos que presuntamente eran propiedad privada pero además reclamaba unos 200 mil pesos porque se pagaron y no se terminaron trabajos o de plano ni se empezaron.

La información, jamás aclarada por la alcaldesa o alguien se su municipio, en realidad fue la menor acusación en su contra.

En ese mismo año, en el 2015, medios nacionales publicaron que Lety Salazar justificó 200 millones de pesos con facturas apócrifas o, por lo menos, expedidas por empresas fantasmas, que no tenían domicilio fiscal, no existían pues.

Según Adela Micha, una de las acusadoras a través de su noticiero, dijo que comprobable existía un desvío de casi 200 millones de pesos, que la mecánica para sustraerlos era muy sencilla, el municipio celebraba contrato con empresas para obra pública, los firmaba la alcaldesa y a cambio recibió las facturas, hasta ahí todo iba bien, el problema fue que al verificar la existencia de las empresas estas no se localizaron.

“Una prueba de ello es la empresa Inmobiliario Horizonte Verde que cobró 7 millones de pesos por obra, en su factura pone la dirección de un predio baldío, pero es un ejemplo, hay otras 39 empresas en condiciones similares, que tienen domicilio en terrenos baldíos, bodegas abandonadas y hasta en oficinas municipales”, dijo la periodista.

Esa es otra verdad como la que ahora anda buscando la Auditoria Superior del Estado para justificar 1370 millones de pesos, dinero que pertenecía al pueblo de Matamoros y que ahora no se encuentra, no se sabe a ciencia cierta cómo los invirtió o cómo los gastó Leticia Salazar.

Cierto, se sospecha del desvío de recursos, de dinero público que fue a parar a propiedades privadas o a cuentas bancarias de las autoridades de aquel tiempo, también es real que Ley tiene todo el derecho de decir su verdad, que si ella dice que Dios está con ella y por tanto nadie puede estar en su contra así debe de ser, su problema es que en las acusaciones no se duda de la existencia ni el poder del Divino, nomás se quiere separar lo del César lo que es del César y lo de Dios a Dios.

Leticia Salazar Vázquez, ex alcaldesa de Matamoros, sacó la cabeza, dice que está en su casa, tranquila porque hizo las cosas bien ya veremos si la espada que pende sobre ella es para protegerla o de plano cae sobre su ser con las consecuencias de cárcel o, por lo menos, de emproblemarla por el resto de sus días.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Responder a todos