El marido la golpeaba y lo denunció. Su cadáver apareció en Guadalajara: tenía la cabeza desollada

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una mujer denunció a su pareja sentimental por violencia física. Al agresor, un policía activo, le fue emitida una orden de restricción que se venció hace una semana. Hoy la mujer está muerta. El Fiscal Eduardo Almaguer recomendó a las mujeres a que “no accedan a tener contacto nuevamente con ellos [los agresores], por lo menos recuerdo en este momento al menos tres sucesos de la misma manera: se acercan las convencen y luego las agreden”.

Ciudad de México, 31 de octubre (SinEmbargo).- El cuerpo de una mujer, desollado y con signos de abuso sexual, fue hallado a unos pasos de la academia de la Policía de Guadalajara, en Jalisco. Su asesino resultó ser su cónyuge, un policía activo que ya se encuentra detenido.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó este día que la mujer acudió a un centro especial para denunciar los abusos y agresiones que sufría por parte de su pareja. “Ya había una denuncia de agresión física, se habían dictado ya medidas de protección [para prevenir un feminicidio]”, sin embargo, señaló, el día 23 de octubre esa medida de restricción caducó.

El cuerpo de la mujer, de aproximadamente 35 años de edad, fue localizado la mañana del lunes a escasos metros de la base principal de la Comisaría de Guadalajara, en los cruces de las calles Barranca de Oblatos y Barranca de Huentitán, en la colonia Residencial de la Barranca.

La víctima se encontraba boca abajo y con las manos extendidas hacia su cabeza. Su pantalón de vestir color azul y su ropa íntima le fueron bajadas casi hasta la altura de la rodilla, en el torso tenía una blusa de tirantes en color beige, se podía ver a un costado parte de su brasier, el cual estaba manchado de sangre.