Altamira

Recorren Francisco García Cabeza de Vaca y Alma Laura Amparán zonas afectadas de Altamira

Emprenderá Gobierno del Estado obras hidráulicas para evitar inundaciones

Declarado ya Altamira como zona de emergencia, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y la alcaldesa Alma Laura Amparán Cruz realizaron este jueves un amplio recorrido en los fraccionamientos Villas de Altamira y Villa de las Flores donde sostuvieron encuentros con las personas afectadas durante la inundación derivada de las intensas lluvias del pasado fin de semana, revisando además las instalaciones del Jardín de Niños “Matías S. Canales’’ y de la Primaria “Francisca Gómez Segura’’

El jefe del ejecutivo estatal lamentó la situación suscitada y refrendó todo su respaldo a las familias que habitan esos lugares, a fin de que en breve se restablezca la normalidad y se implemente un Plan Emergente de Obra Pública que brinde solución a la problemática que se presenta en el sitio en cada temporada de lluvias.

“Estamos atendiendo las necesidades de las familias afectadas en un problema que se viene arrastrando desde hace muchos años, debido a que desafortunadamente, gobiernos irresponsables vendieron terrenos y permitieron el establecimiento de familias en zonas irregulares, incluso desapareciendo los vasos reguladores naturales, como los que había en este sector”, expresó.

Aseguró que en coordinación con el Ayuntamiento de Altamira se emprenderá un programa de obra hidráulica para resolver el problema que existe en el sitio, a fin de reintegrar la seguridad y tranquilidad a los residentes y aseguró que su administración no permitirá permisos de construcción en zonas que no cumplan con lo establecido en la ley, reconociendo que el actual Gobierno Municipal de Altamira no ha permitido que se establezcan nuevos fraccionamientos que no cuenten con las especificaciones adecuadas en los estudios hidrológicos que necesitan.

Exhortó además a los diputados federales por Tamaulipas a que incluyan en el presupuesto de egresos de la Federación para el próximo año, los proyectos hidráulicos que requiere la zona conurbada para dejar de padecer problemas de inundaciones, añadiendo que se está levantando un censo de las familias damnificadas para evaluar daños y ayudarlas en lo pertinente.

Asimismo, García Cabeza de Vaca resaltó que se hizo la petición ante la Secretaría de Gobernación para que decrete como zona de desastre a los municipios de Altamira y Nuevo Laredo, a fin de que la Federación asigne y libere recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN) para llevar a cabo las acciones de reconstrucción y recuperación de bienes.

Por su parte la alcaldesa Alma Laura Amparán Cruz agradeció y reconoció la preocupación del ejecutivo estatal por resolver la problemática en la zona y respaldar el bienestar de las familias afectadas, donde la SEDENA y la SEMAR continúan implementando los planes DN-III y Marina.

Explicó que en coordinación con el Estado se determinará el proyecto de obra hidráulica a desarrollar, con el objeto de brindar certidumbre a la población que así reside y aseguró que con el respaldo del sistema DIF y Bienestar Social se continuarán atendiendo a las familias afectadas con servicio médico y entrega gratuita de medicamentos, alimentación y dotación de paquetes nutricionales, limpieza de calles y casas, y entrega de colchonetas. 

Recordó que la presente administración municipal no ha otorgado un solo permiso de construcción que no se apegue a los requerimientos exigidos por la Ley.

También estuvieron en estos recorridos, los diputados locales Carlos García, Víctor Meraz, Joaquín Hernández y José Hernández; los secretarios de Gobierno, Bienestar Social, Salud y Educación, César Verástegui Ostos, Gerardo Peña Flores, Gloria de Jesús Molina Gamboa y Héctor Escobar Salazar; el director del ITJUVE, Edmundo Marón;  el director del ITIFE, Germán Pacheco Díaz; el coordinador de Protección Civil, Pedro Granados Ramírez, así como ediles altamirenses y directores municipales.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar