Noticias de Interés General...

En el PAN se repite la historia del PRD

El Partido Acción Nacional  vive en estos momentos  una  historia similar a la que vivió el PRD y que desembocó en su fractura y la formación de un nuevo partido, Morena.

Antes de la elección presidencial del 2012, era evidente que el control político del PRD lo tenía el grupo de los Chuchos, Jesús Ortega y Jesús Zambrano. Cada proceso interno,  invariablemente lo ganaban, porque tejieron una red de intereses y complicidades y usaron el partido para  favorecer a los suyos. Los dos Chuchos viven del partido. Han sido diputados federales por la vía puri, dirigentes nacionales del PRD y han tenido un sinfín de  cargos administrativos.

Ante esa fuerza, se estrelló Andrés Manuel López Obrador, que  aspiró a controlar al PRD, pero al no conseguirlo optó por crear a Morena, movimiento que creó  antes de la elección del 2012, con la visión de que si ganaba la presidencia de la república, controlar al partido sería relativamente fácil, pero si perdía necesitaría un plan B y ahí entraba Morena, lo que finalmente sucedió.

Pues bien,  Ricardo Anaya se convirtió en el “Chucho” del PAN y Felipe Calderón en el  AMLO panista.  Anaya  controla al PAN mediante una  serie de intereses y complicidades, ante el cual poco ha  podido hacer Felipe Calderon. Ni siquiera pudo hacer diputada federal a Margarita Zavala, porque el grupo al que pertenecía Anaya, y que entonces encabezaba  Gustavo Madero, no la dejo llegar.

Ricardo Anaya se ha  dedicado a golpear y bloquear a todos sus adversarios, desde Margarita Zavala,  Rafael Moreno Valle, Ernesto Cordero,  Javier Lozano y un largo etcétera. Y ante esa ofensiva hoy la señora Margarita Zavala  analiza la opción de irse como candidata independiente.

Cuando Morena se desprendió del PRD, hubo quienes supusimos que  el nuevo partido ayudaría a mejorar el posicionamiento de la izquierda. Las elecciones  del 2015, 2016 y 2017, demostraron que el voto de la izquierda no se multiplicó. Sigue conservando su mismo porcentaje, solo que ahora se distribuye entre el PRD, PT y Morena, en tanto un porcentaje mínimo lo retiene el Movimiento Ciudadano que después del 2012  dejo de ostentarse como partido de izquierda y ahora se presenta como de  centro democrático.

¿Podrá Margarita Zavala, en caso de que participe como independiente,  mejorar el posicionamiento de la derecha mexicana? ¿O simplemente provocará que el voto de la derecha se disperse en las opciones que hay: PAN, Verde, MC y la independiente?

Eso lo dirá el tiempo. En cuanto a Anaya puede repetirse lo del PRD, que ante la fractura y formación de Morena,  disminuyeron sus votos y hubo entidades como Tamaulipas donde se perdió el registro como partido estatal.

Anaya sigue  teniendo mayoría en el PAN, pero una fractura como la que se prevé,  necesariamente se reflejará en menos votos, en menos senadurías, en menos  diputaciones, en menor  capacidad de  negociación con el gobierno  federal.  Ricardo Anaya  cada día deja de ser menos atractivo para  pactar acuerdos con él. Si algunos de sus correligionarios no lo quieren, ¿porque habrían de quererlo sus adversarios?

Raúl Hernández Moreno

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar