SALINAS DE GORTARI NO GANO LAS ELECCIONES EN 1988 : BARTLETT

0

DOMINGO    9     JULIO     17

COLUMNA    La@Red     POR    RUBEN    DUEÑAS    ARIZMENDI

 

Carlos Salinas de Gortari no ganó la elección presidencial  de 1988, dijo al ser entrevistado por el periódico Reforma el hoy por hoy senador del Partido del Trabajo (PT)  y Secretario de Gobernación en aquel entonces, Manuel Batlett Díaz.

 

Luego dejó ver que triunfo de Salinas de Gortari fue resultado de la  manipulación de cifras, el que se selló con la  destrucción de las boletas electorales,  lo que se hizo de acuerdo con  el PAN y los dirigentes del Frente Democrático Nacional que postuló como candidato a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

 

Bartlett Díaz dijo recordar que en  las elecciones de 1988  hubo por primera vez un registro de votos a la vista de los ciudadanos, porque las actas distritales estaban fuera de los paquetes electorales y en las Juntas Distritales hubo un  conteo público de resultados en tanto  llegaban  los resultados delas  juntas y reveló que  como Secretario de Gobernación recibía cifras por teléfono.

 

Apuntó que como presidente  de la Comisión  Federal Electoral ofreció a los partidos  compartir la información , pero dijo que se saturaron las líneas líneas telefónicas al iniciar el  reporte de  los resultados.

 

Fué cuando al  panista Diego Fernández  de Cevallos denunció la famosa caída del sistema, a  lo que se sumó el  escándalo que  generó el entonces líder nacional del PRI, Jorge de la  Vega,  el que declaró triunfador a Salinas de Gortari aún sin tener cifras.

 

En  lo personal lamentamos que Manuel Bartlett Díaz se haya esperado 29 años para hacer público  que Salinas de Gortari no ganó las elecciones presidenciales de 1988, porque los más de los mexicanos así lo percibieron porque no se tragaron el cuento de la caída del sistema.

 

Mismo Cuauhtémoc Cárdenas no defendió su  triunfo como pudo haberlo hecho, porque estaba consciente del fraude electoral de que fué objeto y no lo hizo  –nos dijo al entrevistarlo en Nuevo Laredo–  porque se hubiera creado un caos.

 

Manuel Bartlett Díaz también pudo haberse  llevado la gloria como Secretario de Gobernación de haber hecho público el  fraude  electoral el mismo día de las elecciones, pero, pero, pero, le pasó exactamente lo mismo que a Cuauhtémoc Cárdenas, a ambos les faltó valor.

 

Como que algo anda mal entre el gobierno y el cardenal Norberto Rivera Carrera, ya que por un  lado el gobierno quiere acabar con el representante de la Iglesia Católica y por el otro  Rivera Carrera le está pegando   y  duro al gobierno, al grado de  asegurar a través de la Arquidiócesis Primada de México que en el país “no hay un  rincón donde un mexicano pueda sentirse seguro y vivir en paz”. Al parecer van  una y una, que lamentable.

 

 

Entre los políticos de México hay vividores de todos los  colores y partidos, algunos de  los cuales andan  en la punta  del grito y no precisamente  con la sana intención de mejorar las cosas que andan mal en el país.

 

Tal es el caso de Lino Korrodi al que Andrés  Manuel López Obrador, que  no curte malas vaquetas como tal, le  acaba de abrir las puertas de su  partido  MORENA, exonerándolo incluso  de los errores que cometió como ex operador de Vicente Fox Quesada cuando anduvo en  campaña con la bandera del PAN.

 

“No se vale que por un  error toda la vida alguien esté marginado, estigmatizado….hay que aceptar a todos, hombres y mujeres de buena voluntad”, dijo muy misericordioso López Obrador en clara  alusión a Korrodi, el que siendo empresario apoyó a Fox en la recolección  de fondos cuando contendió por  la  gubernatura de Guanajuato y posteriormente cuando fue candidato a la Presidencia de la República en el 2000. 

 

En el 2010 Lino Korrodi fue  invitado por el PRD para participar como candidato ciudadano a la gubernatura de Tamaulipas, pero no aceptó argumentando que no había “condiciones mínimas” en entrarle a la contienda. Pero, pero, pero, el sábado a sus 74 años de edad plasmó su  firma en el Acuerdo de Unidad junto a la de Andrés  Manuel López Obrador, presidente nacional de MORENA, por cierto el mantense compartió el podium principal.

 

Pero en el escenario político  hay muchos otros, de los que la mayor parte de su  vida han andado metidos en la política y se han hecho  ricos, sin que se les conozca otros medios de vida, como es el caso de Andrés Manuel López Obrador que se las da de muy puritano, cuento que ya solamente le  creen los campesinos que lo siguen.

 

Por cierto en su desesperación López Obrador le acaba de echar el invite  a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano  para que se suba al barco de MORENA y con la decisión que tome lo vamos a conocer, porque el tabasqueño casi acabó con él después de haber sido los grandes cuates en el PRD.

 

Días atrás nos quedamos de  a  seis cuando el Jefe de Gobierno de  la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, anunció que la CONAGO, de la  que actualmente es presidente, demandaría reformar el nuevo sistema penal ya que hay –según él–  varias fallas, además de pretender incluir en el nuevos  delitos.

 

Algo veíamos fuera de lugar, ya que para nosotros eso no es función de la CONAGO y no  estábamos mal en nuestra  personal  percepción, ya que el senador y vice  coordinador político del PT en el Senado, Miguel Barbosa,  de entrada criticó el  llamado Operativo Fuerza CONAGO, donde participan policías de la Ciudad de México, Guerrero, Puebla e Hidalgo en coordinación de Fuerzas Federales, además de considerar que se trata de una acción demagógica e inconstitucional,  haciendo  hincapié en que tiene tintes de promoción política electoral.

 

El  ex senador  perredista y hoy petista puso en claro que la CONAGO es un foro de diálogo éntre los  titulares de las entidades federativas, sin ningún  marco legal de órden público y, por  tanto, sin  atribuciones para ejercer poder político ni  desarrollar actos de autoridad. “No tiene, la CONAGO, potestades para el ejercicio del poder público que se traduzca en el uso de la fuerza legítima del  Estado”, remarcó.

 

A las  9:00 de la mañana de ayer domingo falleció el señor Diego Zavala, padre de la ex primera dama Margarita Zavala, a la que ayer mismo le diéron su apoyo el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Miguel Angel Mancera, el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, la   ex procuradora general de la república, Arely Gómez González, el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno  Valle, Marko Cortes, coordinador de los diputados del PAN en la Cámara Baja, Salvador Vega, senador del PAN y el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

 

“Mi familia y  yo damos un sentido pésame y nuestra  solidaridad a @Mzavalagc por el sensible  fallecimiento de su padre el Sr. Diego Zavala”, asentó en su cuenta  twitter el mandatario estatal.

 

Por su parte su esposo, el  ex presidente de México Felipe Calderón, recordó a Diego Zavala como un líder universitario y maestro de Derecho en la  UNAM. A través de twitter lo describió como “un hombre íntegro y justo como abogado, maestro de laUNAM, legislador y juez. Descanse en paz”.

 

El ex director de la CONAGUA, José Luis Luege Tamargo, lo calificó como un hombre que  al igual que la esposa a del  ex presidente Felipe Calderón, luchó por la democracia.

 

No vamos a poner en tela de duda la preparación académica y la experiencia  que en su peregrinar haya adquirido en los  diferentes cargos que ha ocupado la abogada Hilda Gómez Gómez, la que el fín de semana se  incorporó al equipo de asesores  del gobernador del estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Cuyo arribo, según lo  dejan ver en el  comunicado oficial, está encaminado a fortalecer las políticas en materia  de legalidad.

 

Pero para nosotros es  el mismo caso del recién nombrado Fiscal Especializado en Combate a la  Corrupción, Javier Castro Ormaechea, ya  que no conocemos a ninguno de los dos, por lo que habrá que esperar para conocer el rendimiento.

 

E-mail     rubenduenas15@hotmail.com

               rubend@prodigy.net.mx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor