LA HISTORIA DEL ROLEX

0
  1. LA HORA DE TODOS / Víctor Contreras

 

En ese tiempo era presidente del Club Rotario, aquí en la capital victorense y litigaba.
Un día llegó a sus manos un cliente, acusado de agenciarse de algunas cosas que no eran de su propiedad.
Llegó al penal y el cliente le dijo,
– Abogado, los compañeritos privados de su libertad de allá adentro de la cárcel, –o sea reos, bandidos, delincuentes registrados en la Universidad del Crimen y que egresan con doctorado— me van quitar el Rolex. Hay se lo encargo, ¿no?
Se quita el Rolex de la mano izquierda, y se lo entrega al abogado.
En el transcurrir del litigio, la parte acusadora y el acusado se ponen de acuerdo y el cliente del abogado, sale del penal sin problema.
Las partes en el problema renuevan sus votos de amistad. Pero, ahí estaba el Pero. ¿El Rolex?.
-Pues se lo pedí, –dijo el cliente del abogado—y no me lo quiso regresar
–Dijo que “lo cáido, cáido” y “háiga sido como háiga sido”
–Yo conozco un Agente Judicial, que por una “lana” va y le quita el Rolex al abogado sinvergüenza – lo aconseja el ex acusador.
Y en una tenida – como le llaman los liberales-, en una fiesta donde abunda el alcohol y los vituperios contrarios al evangelio que son la plática de las opíparas cenas de los Rotarios, -pues entregan una silla de ruedas y la publican en todos los periódicos, “lo que hace la mano izquierda que no lo sepa la derecha o facta non verba– llegó el agente judicial y delante de todos le dijo al abogado:
–Me regresa el ROLEX de mi amigo o lo saco en rastras y de las “greñas”, aquí delante de todos sus invitados.
Todos los comensales atónitos. No podía creer lo que veían y que un intruso en la fiesta pusiera en vergüenza a su presidente, modelo de integridad, honestidad, probidad, algo así como Egidio Torre Cantú.
El abogado, hoy recién nombrado “El Zar Anticorrupción” en Tamaulipas, no tuvo más remedio que regresar Rolex y todos los miembros del Rotario comentando: “¡Para vergüenzas no gana uno!
Estas y muchas historias merodean al “ejemplo anticorrupción”, Javier Castro Ormaechea
Por razones obvias no citamos los nombres de quienes pidieron el anonimato, pero se resignan al decir: ¡No puede ser…!
Pusieron a un Coyote a cuidar a las gallinas.
¿Con qué cara va investigar a Aurora La Tesorera, “La Reyna del Nepotismo” de Altamira que tiene a toda familia en la nómina?
¿Cómo le va a exigir al Contralor que tiene un familiar en la nómina del Municipio de Reynosa?
Y ¿a poco con esos antecedentes va meter a la cárcel a l ex alcalde de Tula, Juan Andrés Díaz?
¿Va a enjuiciar a Egidio Torre Cantú?
Mejor nos leemos mañana.
Que Dios bendiga a mis hijos, mis hermanos y a mis amigos.
Compartir.

Sobre el Autor