¿Cantará Yarrington en EU? Si los ex gobernadores hablan, se cae media clase política: Buscaglia

0

La detención el domingo en Italia del ex Gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, ha planteado preguntas sobre si va a ser extraditado a los Estados Unidos, donde está acusado de lavado de dinero, o en México, donde vivió durante varios años como fugitivo. Alonzo Peña, ex director adjunto de Inmigración y Aduanas de EU, dijo en una entrevista con San Antonio Express News que los políticos en México están temblando por la información que el ex priista pueda contar. “¿Va a cooperar? ¿Va a contar todo y poner en peligro a otras personas?”, dijo.

Analistas consultados por la agencia de noticias AP coinciden con este planteamiento. Para los expertos, la captura de Yarrington es un ejemplo de la falta de voluntad de las autoridades a la hora de detener a uno de los suyos, un ex mandatario que puede contar con información delicada que podría involucrar a otros políticos corruptos. “El Gobierno de Peña Nieto ha protegido a muchos gobernadores priístas”.

Oficios de asignación de escoltas ministeriales confirmaron que durante el mandato de Egidio Torre Cantú se brindó protección a Tomás Yarrington y Eugenio Hernández con el despliegue de agentes, que formaban una fuerza conjunta de 12 elementos –ocho para Yarrington y cuatro para Hernández– significaron una erogación de 30 millones de pesos durante seis años por concepto de sueldos y viáticos.

El febrero de 2012, el actual Presidente Enrique Peña Nieto, entonces candidato del PRI a la Presidencia, salió en defensa de Tomás Yarrington. La DEA acababa de soltar la bomba pero Peña lo consideraba una filtración. “Me parece que esta es una filtración, una especulación que se viene haciendo. Lo único que ha pedido el PRI es que no se pretenda aplicar la ley violando la ley. El PRI está a favor de la ley y de la justicia. Pero también es cierto que este tipo de declaraciones vienen a ocurrir cuando estamos en plena campaña del proceso electoral”.

Por Mark Stevenson y María Verza, AP

Compartir.

Sobre el Autor